El gusano de las muelas

Desde tiempos inmemoriales la explicación del dolor de muelas y la aparición de la caries se ha explicado por la creencia de que se producía por un gusano, era  “El gusano de las muelas”.

Encontramos la primera referencia a este “vil gusano” en el año 1.800 a. C. en Mesopotamia, en un conjuro que se empleaba para librarse de él tras repetirlo tres veces y poniendo después en la muela un calmante hecho de una mezcla de hierbas:

Al crear Anu el cielo, al crear el cielo y la tierra…, al crear el pantano al gusano, acudió este a Shamash (dios del Sol) llorando… ¡Álzame y déjame vivir entre las muelas y las encías! Quiero beber la sangre, comer las carnes. ¡Porque eso dijiste, gusano, quiera (el dios) Ea combatirte con su mano dura! 

En Egipto, en el Papiro Anastasio (Imperio Nuevo, 1.550-1.070 a. C.) se le cita así:

Un… escriba está aquí…el quinto gusano pica su diente.

La forma de eliminarlo en Europa e incluso en la antigua India era quemándolo con ayuda de una sonda o incluso fumigándolo. Escribonio Largo, médico del emperador Claudio durante el siglo I d. C. recomienda ahumarlo con un narcótico, el beleño.

No es hasta el siglo XVII que se descubre que el gusano de las muelas es solo un producto de la fantasía aunque incluso en el siglo XIX algún médico seguía recetando remedios para eliminarlos.

Hasta cierto punto no es de extrañar esta creencia popular pues incluso en nuestros días cuando vamos a la consulta del dentista, a los niños se les intenta ganar su confianza con dibujos que muestran las “casitas que hacen en los dientes”.

Links:

clauxdapatox; diariomedico

Link foto:

 Gleam

15 comentarios en “El gusano de las muelas

    • Hola Héctor,
      lo cierto es que en la actualidad disponemos de medicaciones y remedios muy eficaces que consiguen aliviarlo…por suerte. Además, las condiciones bucales de esa época seguro que no eran como las nuestras, piensa que no era extraño que más de uno falleciera por motivos relacionados con infecciones bucales…
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  1. Pingback: La Medicina en el Arte: Pintura – El sacamuelas | franciscojaviertostado.com

  2. Pingback: La medicina en Mesopotamia, entre médicos y exorcistas | franciscojaviertostado.com

  3. Me has hecho reir…. jajajaj… nunca lo había oido!!!!!Sabía de la “solitaria” y otros … como en los huesos!!!! la gente no sabe donde buscar “culpables”!!!!!!!

  4. Esto del gusanito se lo escuché decir a mi abuela, parece que quedó muy arraigada esa creencia. Aunque muy simpático el gusano que nos presentas, igual de solo imaginarme la posibilidad que realmente existan me perturba totalmente, aunque supongo que las bacterias que causan la caries no distan mucho en apariencia… ¡yiu!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s