Los Faraones Negros

Representación romántica de las pirámides de Meroe de 1850 a partir de los informes de la expedición de Lepsius.

Un hecho que probablemente desconoce mucha gente es que también existieron en Egipto unos “faraones negros” que salvaron a la civilización Egipcia de su definitiva desaparición. ¿No os lo creéis? Pues seguid leyendo que os sorprenderá lo que os voy a explicar.

Los egipcios explotaron las minas de oro de su país vecino del sur durante siglos, lo denominaban el “país de Kush” (Nubia, en el actual Sudán). Este se encontraba más allá de la cuarta catarata y su capital, Napata, se encontraba junto a la montaña sagrada del Gebel Barkal.

Tras el esplendor de las dinastías XVIII-XX pertenecientes al Imperio Nuevo (1552-1069 a.C.) y de sus faraones Tutmosis III, Amenhotep III, Horemheb y Ramsés, Egipto llegó a su apogeo alcanzando su máxima expansión territorial. Pero los siglos posteriores fueron convulsos y durante el Tercer Período Intermedio (1069-656 a.C.) fueron sus vecinos del sur los que se adueñaron de Egipto. 

Durante el siglo VIII a. C. se alzaron con el poder al  trasladarse hasta la ciudad egipcia de Tebas un linaje de príncipes nubios que aprovecharon la debilidad de Egipto para conquistarlo y gobernarlo.

Haz clic en la imagen para ampliarla.

Fundaron las dinastías XXI-XXV siendo la XXII (942-715 a.C.) la más importante. pues, al estar Egipto dividido, estos “reyes de Nubia”, devotos también del Dios Amón, acabarían defendiéndolo de los agresivos Asirios. El nombre de algunos de estos nuevos faraones negros fueron los desconocidos -hasta hace poco- Piankhy, Shabaka y Taharqa.

Piankhy pensó que el único modo de salvar Egipto de sí mismo era invadirlo y sus palabras lo demuestran:

«Yo haré que el Bajo Egipto pruebe el sabor de mis dedos»

Nubia_NASA-WW_places_germanSe consideró como el auténtico soberano de Egipto y sucesor de sus precedentes faraones.

Aunque no levantaron grandes templos como sus predecesores, Taharqa sí que destacó por su actividad constructiva y por enfrentarse al poder del vecino imperio Asirio que finalmente tomó Menfis obligándole a retirarse nuevamente al sur. El rey asirio Asarhadón ocupó Tebas y su sucesor, Assurbanipal obligaría al primo y sucesor de Taharqa, Tantamani, a retirarse a Napata. De esta forma termina la presencia de los reyes nubios en Egipto.

Aunque después la civilización egipcia renació durante la dinastía XXVI del período Saíta (672-525 a. C.), fueron finalmente los persas quienes los conquistaron.

Un video interesante:

Para saber más:

De esclavo a faraón: los faraones negros de la XXV dinastía. D.B. Redford. Editorial Crítica. Barcelona. 2005

National Geographic History.  Número 59

Links fotos:

Alfanje

14 comentarios en “Los Faraones Negros

    • Hola Esther,
      creo que los nombres de los “faraones negros” son desconocidos para casi todos pero mi intención con este artículo ha sido el dar a conocer ese país del sur de Egipto del que obtenían prácticamente todo esas ingentes cantidades de oro que tan acostumbrados nos tienen en los hallazgos de sus tumbas.
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  1. Pingback: La tumba de Alejandro Magno | franciscojaviertostado.com

  2. Pingback: Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido | franciscojaviertostado.com

  3. hace muchos años voy diciendo a todos los que me conocen que la cara de muchos faraones es una cara de tipo negróide; basta ver la máscara funebre de Tuthankamón para confirmarlo.

  4. Sí que sabía la existencia de faraones negros de Nubia (Kush), Ramses II batalló contra ellos hasta derrotarlos (en las paredes su templo de Abu Simbel, está explicada esa batalla). La población nubia se fué extiendo por el sur de Egipto, En Aswan los habitantes tienen la piel mucho más oscura que los del norte.
    Buenas explicaciones las que nos das, gracias.
    Un beso de una loca por los viajes!!!

  5. Hola, un saludo muy cordial desde Colombia. No les aporto nada, pero les quiero decir que me encanta todo lo que publica Francisco Javier y, los comentarios que deja cada uno, son muy enriquecedores. Un beso a todos. Soy muy feliz al tenerlos…..

    • Hola Libia,
      ¡y tanto que aportas! Me alegro que te gusten los temas que propongo ya que siempre los busco pensando en qué es lo que me gustaría leer a mí (puedo comprobar día tras día que muchos de nosotros tenemos gustos parecidos) En cuanto a los comentarios, siempre digo que son parte fundamental del blog siendo el artículo solo el preámbulo de nuestra interacción posterior. De eso se trata, aprender, interactuar y compartir.
      Saludos y bienvenida 😉

  6. Pingback: Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido ⋆ Scrivix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s