La Medicina en el Arte: Pintura- Un caso de histeria

Lección clínica en la Salpêtrière(1887) Óleo sobre lienzo 425x300cm, de Pierre Andre Brouillet.En la actualidad se puede encontrar en el Musée d´Histoire de la Médecine. Universidad Descartes. París(Francia). Haz clic en la imagen para ampliarla.

En el cuadro superior podemos ver a uno de los padres de la neurología moderna, el Dr. Jean-Martin Charcot (1825-1893) en una de sus sesiones clínicas de los martes en presencia de sus alumnos. En él identificamos a futuros ilustres neurólogos como el Dr. Babinski (sujetando a la paciente), al Dr. Parineaud (en la fila de abajo, justo detrás del señor del bigote) y al Dr. Gilles de la Tourette (el primero de la fila de abajo por la derecha).

Conocemos al Dr. Charcot por ser el primero en describir en 1869 una enfermedad neurológica (la esclerosis lateral amiotrófica) y por inaugurar en 1882 la primera cátedra de neurología del mundo, creada expresamente para él. Fue el precursor de la psicopatología y su prestigio tan grande que médicos de todo el mundo acudían a sus lecciones. Entre sus alumnos destaca un joven Sigmund Freud cuyo encuentro con Charcot en el invierno de 1884 significó un acontecimiento clave en su vida y que sin duda propició al desarrollo posterior del psicoanálisis para explicar los síntomas de estas pacientes.

En el año 1862 en el hospital La Salpêtrière había 4.500 mujeres ingresadas entre dementes, epilépticas, histéricas, mendigas… y dado el deterioro en que se encontraba el edificio decidieron hacer dos grupos, las dividió en dementes y pacientes con convulsiones (epilépticas o histéricas). El Dr. Charcot se hizo cargo de este último grupo y sus investigaciones quisieron demostrar las diferencias entre la epilepsia y las crisis histéricas, es decir, entre las causadas por una enfermedad neurológica y las que no. Estudió los diferentes cuadros de la histeria (midió temperaturas, movimientos musculares, sensibilidad y reflejos… llegando incluso a comprobar la calidad de la secreción vaginal).

Como curiosidad decir que la palabra histeria proviene del griego hystera que quiere decir útero, debido a que desde la antigüedad hasta principios del siglo XX se consideraba como un mal procedente del útero.

Empleó la hipnosis en sus lecciones de los martes pero llegó a abusar tanto de ellas que acabaron convirtiéndose en un espectáculo para algunos de sus colegas.

En cuanto a la obra que hacemos referencia, pertenece a Aristide Pierre André Brouillet (1857-1914), pintor francés muy aclamado en su época y especializado en escenas de género, retratos y paisajes. Este es su cuadro más famoso y pone de manifiesto cómo el trabajo en equipo y la formación continua de los médicos son un pilar fundamental para el avance de la medicina, aunque observando el cuadro con detenimiento podemos advertir la cara de incredulidad de algunos de ellos:

¿Está realmente en trance o en estado de hipnosis?

Links:

medicinafueradelamedicina; losojosdehipatia

13 comentarios en “La Medicina en el Arte: Pintura- Un caso de histeria

  1. Pingback: La masturbación… una historia de pecado | franciscojaviertostado.com

  2. Pingback: La sonrisa de Duchenne | franciscojaviertostado.com

  3. Pingback: La Medicina en el Arte: Pintura – La primera epidemia documentada | franciscojaviertostado.com

    • Hola Silvia,
      pues sí. Además en el cuadro podemos ver a médicos que serán grandes figuras de la neurología unos años después de asistir a sus clases. Algunos describieron algunos síndromes que en la actualidad seguimos estudiando y tratando.
      Un saludo

  4. Pingback: Las cenizas de Freud | franciscojaviertostado.com

  5. Pingback: ¡Qué me dices! (VII) | franciscojaviertostado.com

  6. Muy interesante como siempre y menos mal que se ha avanzado en este tema en medicina, pues las definiciones de esa época que he leído ufffff te dejan un poco………
    Buenas noches Francisco

    • Hola Cristina,
      se ha avanzado mucho pero seguro que aún lo hará más en los próximos años. Ciencia e investigación siempre han ido (y deben ir) juntos por eso esperemos que los gobiernos sigan apostando por invertir en ella.
      Un beso ya de lunes por la mañana.

  7. Pingback: Erase una vez la menstruación…(I) | franciscojaviertostado.com

  8. Pingback: La lobotomía, ¿una técnica merecedora de un premio Nobel? | franciscojaviertostado.com

  9. Yo no las tengo todas conmigo en lo referente a la hipnosis. De todas maneras, opino que lo que hay que valorar en realidad es que el paciente mejore, sea como sea, y que las terapias evolucionen para bien. Evidentemente, la mente es muy compleja como para pretender comprenderla en toda su extensión tan ricamente, así que sea hipnosis o se hayan equivocado, si el proceso ha servido de algo para el enfermo, no hay más que polemizar.

  10. Hola Diabarama,
    no sé si se llegará algún día a comprender en su totalidad la mente humana, en mi humilde opinión diría casi con toda seguridad que no. Somos muy complicados y no hay dos personas iguales. Puede que la ciencia esté dando pasos de gigante en estos últimos años a la hora de diagnosticar e incluso tratar enfermedades neurológicas degenerativas e incluso no físicas, mentales, pero estamos a años luz de hacerlo en toda su extensión.
    Un saludo y coincido contigo en que al final, lo imporante, es curar al enfermo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s