La enfermedad más antigua que se conoce es…

Lago Turkana

En 1979 en las orillas del Lago Turkana (Kenia), se encontraron los huesos de una hembra de Homo ergaster. Podría ser un fósil más de los muchos encontrados en el continente africano pero tiene algo que lo diferencia de los demás, unos engrosamientos irregulares en los huesos de las piernas.

Con una antigüedad estimada de 1´8 millones de años podría se consecuencia de un acúmulo en el organismo de vitamina A (hipervitaminosis A) secundaria probablemente a la ingestión de gran cantidad de  hígados crudos. De esta forma tiene el “honor” de ser la enfermedad más antigua conocida.

La vitamina A también conocida como retinol, se encuentra en muchos alimentos, desde vegetales y frutas como también en animales. Su consumo es muy beneficioso para la salud pues fortalece la piel, ayuda al desarrollo de los dientes, el tejido óseo… pero como todos los excesos, si se acumula en el cuerpo en grandes cantidades puede producir: dolores de las articulaciones en los niños, alteraciones de la piel y mucosas, que el hígado y el bazo aumenten de tamaño (hepatoesplenomegalia) y, como en nuestro esqueleto africano, que los huesos tengan un grosor superior a lo normal en su cortical (superficie).

Otra enfermedad que se sospecha como la segunda más antigua es la tuberculosis, aunque “solo” tiene 500.000 años. Corresponde al cráneo fósil de un Homo erectus descubierto en Turquía y presenta unas lesiones características de leptomeningitis tuberculosa, es decir, de una dolencia que ataca las meninges.

Links:

atapuerca; institutotomaspascual; gorgas.gob.pa

Link foto:

Doron

20 comentarios en “La enfermedad más antigua que se conoce es…

    • Hola Esther,
      probablemente en la actualidad estas enfermedades son poco comunes aunque en aquella época fueran de lo más normal. Piensa que a medida que se evoluciona desaparecen o aparecen nuevas enfermedades. En nuestros tiempos, con el avance de las tecnologías(internet…) están apareciendo patologías impensables hace pocos años atrás y que por desgracia estarán en auge en los próximos años.
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  1. Pingback: La Medicina en América antes de los europeos (II) | franciscojaviertostado.com

  2. Pingback: Los Hunzas, una tribu que no sabe lo que es el cáncer | franciscojaviertostado.com

  3. Pingback: Los cánceres más antiguos | franciscojaviertostado.com

  4. Cuántas cosas no le debemos al hígado. Le cargamos de cóleras y vitaminas, saturándolo. Pobrecito órgano, el más grande órgano llevando a cuestas todo el cuerpo. Regular niveles sanguíneos es su gran tarea, revolviendo bilis excretada de su amiga vesícula, conectados. Surgen problemas orgánicos cuando no se hace bien la digestión, saliendo a flote las cosas amargas faltándole un poco de azúcar, dispuesto a procesar. Como se ubica debajo de las costillas falsas es fácil detectar síntomas de dolor, presionando. Órgano muy noble, requiere de un gran cuidado para que funcione en la desintoxicación del cuerpo. No es difícil relatar lo que hace el hígado, pero son tantos los acontecimientos minúsculos y mayúsculos en los que interviene que se repiten diariamente… y, diariamente se transforman y se hacen nuevos, generando malestar o bienestar según se le trate. Gracias, FJ, por mostrar la enfermedad más antigua al comer hígados crudos y elevar la adrenalina para una mejor visión. Un abrazo sintético, con colesterol del bueno.

    • Hola marimbeta,
      … y si no le cuidamos es cuando aparece la ciencia médica. ¿Te imaginas lo que pensarían en aquellos tiempos si les dijéramos que en el siglo XX se realizarían transplantes hepáticos? Si hemos conseguido hacerlo… ¿qué es lo que se conseguirá hacer en los próximos 100 años? No nos lo podemos ni imaginar, seguro. No obstante, la máxima de los antiguos sabios griegos de prevenir y cuidar la salud sigue plenamente vigente. Hay cosas que no cambiarán nunca.
      Abrazo HDL 😉

  5. Pingback: La bebida energética de los gladiadores no era ni la cebada ni el Red Bull | franciscojaviertostado.com

  6. Pingback: El primer templo de la historia | franciscojaviertostado.com

  7. Nos informas bien… pero pienso… me gustan mucho las verduras y frutas, y las como con asiduidad… tendré que ir a tu comnsuta a visitarme???? (es broma)… higado crudo NO como!!!!! frito con ajo y perejil si…o encebollado…
    Un abrazo sin colesterol…como sano….

  8. No me hubiera imaginado que la enfermedad más antigua se habría producido por un exceso en vitaminas. Siempre creí que cualquier virus de la gripe había acompañado al Ser Humano desde sus inicios. Gracias por aclararme esa idea. Un abrazo.

    • Hola Capullanita,
      los virus son en realidad muy antiguos en la historia de la vida y se pueden encontrar dondequiera que haya organismos vivos, y probablemente existen desde la aparición de las primeras células; pero a pesar de ello su origen es incierto, puesto que no fosilizan. Así su origen solo se puede especular.
      Abrazos

      • Sí, los virus siempre me han intrigado puesto que en el aire son cristales inertes y recién cobran “vida” en un cuerpo orgánico. Muy misterioso, gracias por despejar mis dudas. Saludos.

  9. Pingback: ¡Aquí hay mucho tomate! | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s