¡La Torre de Pisa nunca se caerá!

Según se cuenta -aunque no parece que sea verdad- Galileo Galilei dejó caer dos balas de cañón de diferente masa desde lo alto del campanario de la Catedral de Pisa a 56 metros de altura y así poder demostrar que la velocidad de descenso era independiente de su masa, pero 400 años antes de este “mítico” hecho la torre ya era conocida por otro motivo.

Desde el mismo año del inicio de su construcción en 1173 por un arquitecto del que no se sabe con certeza quién fue, ya comenzaba a inclinarse debido a que sus cimientos solo tenían tres metros de profundidad y, a pesar de varios intentos a lo largo de los años para evitar su derrumbe, será en 1990 cuando un grupo de ingenieros deciden poner solución a la anunciada catástrofe cerrándola al público para poder llevar a cabo las propuestas de los expertos.

Primero, unos ingenieros chinos propusieron taladrar 10.000 orificios en la estructura para que perdiera peso, y después, otro grupo de “sabios” quisieron inyectar nitrógeno líquido en la base de la torre, pero todos fracasaron. Fue entonces cuando se impuso el proyecto más sencillo: sacar gradualmente la tierra de debajo para poder ir enderezándola.

De esta forma, en el año 2001 se consiguió el objetivo, estabilizándola y comprobando después que había dejado de moverse por primera vez en su historia. Según palabras del ingeniero polaco Michele Jamiolkowski :

“Ahora podemos decir que la torre no se moverá por lo menos en 300 años”.

Capilla de Suurhusen, Alemania.

En la actualidad, la estructura antigua más inclinada del mundo es el campanario de una iglesia construida en el año 1450 sobre cimientos de roble en la localidad alemana de Suurhusen. ¡Su inclinación supera 0.5 grados a la de nuestra famosa torre de Pisa!

Un video divertido:

Links:

zonaj.net

Links fotos:

Epsilon68 ;  Axel Heymann

11 comentarios en “¡La Torre de Pisa nunca se caerá!

  1. Sorprendentes las diferentes fórmulas para enderezar construcciones. Sobre Pisa debo decir que es una de las ciudades que más me gustan de Italia, la encuentro sencillamente maravillosa. Pisa es una de mis debilidades. Y su torre, genial. Subir y bajar por los escalones de la Torre de Pisa te traslada al mundo medieval.
    Un saludo,
    Héctor

    • Hola Héctor,
      en muchas ocasiones la fórmula más sencilla para resolver problemas es la más adecuada, este es un ejemplo de ello. Yo no he estado en Pisa pero ten por seguro que la visitaré.
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

    • ¡Gracias!
      me alegro que te haya gustado. Aunque tiene 300 páginas es de lectura fácil y rápida. Me consta que la gente “lectora” se lo “merienda” enseguida. Además, cuando alguien empieza a leer un libro, cualquiera, y no lo deja a mitad, ya es algo… ¿verdad?
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  2. Pingback: La invención del termómetro | franciscojaviertostado.com

  3. Pingback: Galileo, el mensajero de las estrellas: su obra (I) | franciscojaviertostado.com

  4. Pingback: ¡Ostia, qué puerto! | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s