El Sínodo del Cadáver

El papa Formoso y Esteban VI, pintado por Jean-Paul Laurens. A la derecha del cadáver vemos a un monje (su defensor) y delante de pie al papa Esteban VI señalándole con el dedo mientras le grita y acusa. Haz clic en la imagen y amplíala.

A finales del siglo IX, concretamente en enero del año 897, se celebró en la basílica de Letrán de Roma un juicio a un Papa que llevaba muerto nueve meses. Era el Papa nº 111 de la Iglesia católica y lo sorprendente del caso no era que se sometiera la causa contra él, sino que estuviera presente en el mismo. Este lamentable hecho de la historia se conoce como el Sínodo del Cadáver o Concilio cadavérico, y el involuntario protagonista fue el papa Formoso.

Los Estados Pontificios se originaron en el siglo VIII convirtiendo la figura del Papa como un señor feudal más. Las más ricas y poderosas familias de Roma y sus alrededores siempre pretendieron el codiciado cargo y esto fue motivo de numerosas luchas para conseguirlo. Desde que el papa León III coronara al emperador Carlomagno, solo el Sumo Pontífice podía imponer la corona, aumentando así su poder e influencia entre los reinos cristianos..

En este contexto Roma se encontraba inmersa en una nueva lucha. Seis meses después de acceder al pontificado, el papa Formoso se vio forzado a nombrar sucesor y emperador a Lamberto de Spoleto. El papa no estaba de acuerdo con la elección e inició contactos con el rey alemán Arnulfo de Carintia, convenciéndole para que avanzara sobre Roma liberando al reino de Italia de la familia Spoleto, y así lo hizo. En febrero de 896 Arnulfo es nombrado nuevo emperador en la Basílica de San Pedro. Dos meses después, el papa Formoso fallece y el trono Pontificio es ocupado por Bonifacio VI con el apoyo de la familia Spoleto, cayendo poco después enfermo el emperador Arnulfo viéndose obligado a abandonar Italia. A los quince días de ocupar el cargo, Bonifacio muere sucediéndole el papa Esteban VI, el verdadero impulsor del terrorífico Concilio.

Acusando al anterior Papa de aceptar el título siendo obispo de otra diócesis que no era la de Roma -contradiciendo así el derecho canónico- ordenó desenterrar su cadáver. Tras nueve meses muerto el estado de descomposición del cuerpo ya estaba muy avanzado, pero a pesar de todo lo vistieron y engalanaron con sus ropas y tiara papales trasladándole a la cámara del concilio. Lo sentaron en el trono para que “escuchara” las acusaciones y se nombró un abogado defensor que a duras penas podía soportar el hedor que desprendía. Los obispos que presenciaron horrorizados el juicio incluso vieron -según se cuenta- que alguien situado detrás del muerto hacía de ventrílocuo.

Por supuesto fue acusado culpable declarándose nula su elección. Se despojó al cadáver de sus vestiduras y se le arrancaron de la mano derecha los tres dedos con que bendecía, escondiéndose sus restos en un lugar secreto. Poco tiempo después del juicio, un seísmo derribó la basílica en donde se celebró, interpretándolo como un presagio favorable al papa Formoso y a sus seguidores. Estos capturaron después al papa Esteban, quien terminó sus días en la cárcel. Su sucesor, Teodoro II (sólo duró 20 días en el cargo) restituyó sus restos a la Basílica de San Pedro, mientras que los seguidores del papa Esteban eligieron otro Papa, Sergio III, en el año 904, iniciando un segundo juicio contra el cadáver y hallándolo nuevamente culpable. Se le arrastró hasta el río Tíber donde se le arrojó a sus aguas y, según dice la leyenda, sus restos se enredaron en las redes de un pescador, que lo extrajo y escondió hasta que Sergio III finalizó su pontificio, momento en el que fueron depositados en el Vaticano hasta el día de hoy para por fin, poder descansar en paz.

Todas las actas del Sínodo se destruyeron quedando muy pocas fuentes históricas del mismo. Nunca más existió otro Papa con el nombre de Formoso II y poco tiempo después del proceso, un nuevo Papa prohibió que se celebrara otro a una persona ya fallecida.

29 comentarios en “El Sínodo del Cadáver

  1. Buenos dias:
    Tema fascinante, aunque ya lo conocia, no deja de ser (kafkiano) y a la vez alimento del surrealismo mas puro. Hay casos entre nuestros Austrias, que no desmerecen de este, con San Isidro, también desenterrado, y puesto al lado del monarca para que sanara….En el fondo Genial.
    Un saludo de Antonio

    • Hola Antonio,
      gracias por tu apunte y permíteme que haga otro “curioso” del santo que mencionas. San Isidro murió en 1172 permaneciendo su cuerpo incorrupto hasta nuestros días, conservándose en el altar mayor de la Real Colegiata de San Isidro de Madrid. Se exhumó en el año 1212 y desde entonces se le atribuyen múltiples milagros: en 1231 lo colocaron en un lugar visible para poder terminar con una gran sequía que azotaba la ciudad; en 1266 devuelve la vista a un sacerdote de Madrid restregándose los ojos con un trozo de lienzo que había sido cortado del sudario… Era tanta su devoción que incluso la esposa del rey Enrique II de la Casa Trastámara (siglo XIV) fue a venerar su cuerpo y, queriendo llevarse una reliquia del santo, separó el brazo derecho del cuerpo. Más tarde, la extremidad fue sujetada con una cinta, y así es como lo encontramos en la actualidad.
      Un saludo

  2. Esta entrada la tengo que leer de nuevo, interesante, pero de la “Santa Iglesia”, no me extraña nada, ha sido y es los dueños de muchos destinos, poderosos, ambiciosos….Como se ha hecho otras muchas veces, no me extrañaría que el actual papa, se lo cargasen.
    Como los demás escritos tuyos, muy bueno. Rosa

  3. Una historia que desconocía o había olvidado dado que asuntos de esta índole en el época de la descomposición del Imperio Carolingio y el nacimiento del Sacro Imperio Romano Germánico era habituales. Aparte de las intrigas de las familias romanas, cuando Roma se había convertido en villorrio en el meandro del Tíber, por acceder al Papado.
    Sería interesante contar la historia de Teodora y su hija Marozia, poniendo y quitando papas en esa misma época convulsa. Aunque igual ya has tratado el tema, porque apenas he podido explorar un poco tu blog.

    • Hola Hesperetusa,
      me parece muy interesante tu propuesta (de hecho me la apunto). Quizás podría comentar alguna cosa al respecto. Teodora, presunta concubina del Papa Sergio III, junto con su esposo, controló la ciudad de Roma y el papado a principios del siglo X. Y como “de tal palo tal astilla”, su hija Marozia, muy influyente en su época, se convirtió en amante del mismo Papa. Dominó la política papal durante 25 años influyendo en la elección de seis papas y ordenando la muerte de algunos de ellos. Este período se conoce con el nombre de “pornocracia”, nombre que lo dice todo.
      Un saludo y gracias por tu aportación.

  4. Desconocía todo esta necrofílica historia. A modo de curiosidad, ¿qué hay de cierto y si planeas alguna entrada en torno a la elección de una mujer como Papa? No recuerdo las fechas.

    • Hola Salvela,
      igual que dije a Hesperetusa, me lo guardo para futuros posts.
      Que tenga constancia (desconozco si hay otros casos en la historia) hay una leyenda conocida como de la papisa Juana (siglo IX) que hasta el siglo XVI se daba por cierta incluso por la propia Iglesia. En ella (creo que hay varias versiones de los hechos) se cuenta que hubo una mujer que ejerció el papado ocultando su verdadero sexo. Según la lista oficial de papas parece corresponder a Benedicto III aunque algunos lo relacionan con el papa Juan VIII.

      Lo curioso del caso (que ya de por sí lo es) es que la suplantación y el engaño de Juana obligó a la Iglesia a realizar un ritual para verificar la virilidad de los papas electos. Consistía en que un sacerdote examinaba con las manos los atributos sexuales del nuevo Papa a través de una silla perforada. Después, si todo era como se esperaba, debía exclamar:

      ¡ Duos habet et bene pendentes (Tiene dos y cuelgan bien) !

      Un saludo

  5. Tantas intrigas de la Santa Iglesia en nombre del señor, por la ambición, del poder.!
    Gracias por subirla.
    Hasta pronto.

  6. La verdad es que uno no hace mucho caso de los “me gusta” que le dan, siempre me dió la sensación de que la mayoría se dan por dar, no obstante de vez en cuando me da por curiosear por los blogs que tuvieron a bien visitarme y el detalle de darle al botoncito.

    He de decir que me alegro de haberlo hecho esta vez porque la temática del blog y la manera de contar las cosas me encantan, reconozco que me siento empequeñecido porque tengo la osadía de hablar de historia de vez en cuando y claramente no llegaré a estos registros en mi vida, pero leyendo a quien sabe se aprende 🙂

    Felicidades.

    • Hola Dess,
      encontré tu blog de casualidad, como hacemos la mayoría que navegamos por este mundillo. Reconozco que es diferente al mío en muchos aspectos pero puedo decirte con sinceridad que me gusta y me divierte -aún me estoy riendo del post sobre el parto que has colgado hoy-. Certifico cuando dices de tu blog que utilizas “un lenguaje cuidado, un vocabulario exquisito y que es un rincón donde los tacos, las palabrotas, lo soez y burdo estarán vetados” ¡advierto a todos los que lean esto último que es todo lo contrario! ¡Ja, ja, ja! Pero lo haces con una naturalidad e ingenio increíble ¡Felicidades!
      Me alegra que te guste el mio y espero poder contar contigo ya que intuyo que te gusta la historia. También te agradezco lo que dices de mí pero puedo asegurarte que yo no sé más que muchos de los que, como tú, han empezado a seguir mi blog. Realmente el preparar los posts y viendo los comentarios que me dejáis, aprendo yo más de lo que podáis hacerlo vosotros.
      Un saludo

  7. No he llegado al estado del papa Formoso (todavía) pero se puede decir que “vuelvo a la vida ” -a la vida “bloguera” al menos- después de que diversos motivos me hayan mantenido apartado de aquí. Y una de las primeras cosas que hago es venir a tu blog, Francisco Javier. Te saludo, y me tomaré mi tiempo, porque lo merece, para ponerme al día con la estupenda colección de artículos que me he perdido… Estaré atento a las novedades; pero no dejaré de leer lo que tengo atrasado… que, por lo que veo, promete…
    ¡Un fuerte abrazo, amigo!

    • Hola Paco,
      te esperábamos todos aunque es del todo comprensible que por asuntos laborales o de cualquier otra índole “desconectemos” periódicamente de la red.
      Yo también esperaba las entradadas de tu blog así que, un servidor, en cuanto tenga un momento de “tranquilidad” me pondré a leer tu entrada de hoy (me consta que ya ha llegado). 😉
      Un abrazo también para ti.

  8. Esto me hace recordar una vieja asignatura en primero de Derecho llamada, precisamente, Historia del Derecho, en el que, en tiempos de Felipe V, una plaga de langostas destrozó los cultivos y comparecieron éstas como acusadas. Gran entrada. Es mi primera vez en este blog y no será la última. Me suscribo.

  9. Olá, Francisco Javier. Boa tarde. Gostei muito da postagem. Parabéns e obrigado por compartilhar os frutos de seus estudos. O senhor disse no artigo que todas as atas deste sínodo foram eliminadas… então, quais fontes foram utilizadas para a redação e haveria alguma indicação bibliográfica para aprofundamento da temática? Grande abraço.

    • Oi Bruno,
      como eu disse no artigo é perdido (ou destruído) as atas do Sínodo e não sei todos os links que podem ajudá-lo em sua busca. Mas deixe a sua pergunta aberta a todos.
      Cumprimentos e obrigado por ler o blog e deixe seu comentário. By the way, eu instalei o tradutor irá traduzir bem em Português?

      • Olá, Francisco. Muito obrigado pela resposta. Enfim, a pesquisa deve continuar! Grato também pela delicadeza em responder em português. Sim, o tradutor desempenhou muito bem a tarefa! Será que funciona tão bem do português para o espanhol?!

    • Hola Fran,
      pues encantado de que descubrieras el blog. Como podrás comprobar se ha formado un grupo magnífico en los comentarios que en muchas ocasiones aporta mucha y mejor información del tema que el propio artículo.
      Abrazos, bienvenido y estás entre amigos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s