Vicente Ferrer, el hombre santo de Anantapur

La acción es una oración sin palabras… La acción buena contiene todas las filosofías, todas las ideologías, todas las religiones…

Hoy hablaré de una persona que merece toda nuestra admiración. No voy a esconder mi fascinación y respeto por Vicente Ferrer pues ha sido y es ejemplo para toda la humanidad. Su fe en las personas hizo que fuera un hombre de acción. Una muestra más de que cualquier acto bueno, por insignificante que pueda parecernos, deja rastro en la sociedad.

Su vida:

Vicente Ferrer Moncho (Barcelona, 1920 – Anantapur 2009) interrumpió sus estudios a los 16 años por la Guerra Civil Española, luchando en el bando republicano en el frente del Ebro. Tras la victoria de los nacionales, fue hecho prisionero y  llevado a un campo de concentración en Betanzos. Como él explicaba, en una ocasión le obligaron fusilar a un joven muchacho, pero se negó. Su mirada no la olvidará jamás y le marcaría para el resto de la vida. Al finalizar la guerra estudió la carrera de derecho abandonando en 1944 para ingresar en la Compañía de Jesús. Se ordenó sacerdote en marzo de 1956 siendo su primer destino el sudoeste de la India, concretamente en la ciudad de Mumbai. Inicialmente fue enviado allí para completar su formación espiritual pero el contacto con sus gentes encendería una luz en su interior que ya nunca se apagaría. Una paradoja entre el hombre de oración y el hombre de acción, que le hizo comprender que lo más espiritual que podía hacer una persona era practicar una vida de acción permanente. Una acción buena.

En 1958 se le destinó a la misión de Mammadh (en el Estado de Maharashtra), una de las zonas más pobres de la India, donde vivían algunos de los 160 millones de dálits (o intocables) del país. Estos pertenecían a la casta más baja y desgraciada en la que se podía nacer al estar condenados a realizar los trabajos más penosos de por vida ellos y toda su descendencia.

En solo tres años creó una gran escuela con 28 clases y un dispensario-hospital. Pero lo más importante, lo que inició el milagro, fue su programa para fertilizar las tierras y así poder cultivar las tierras en una de las regiones más y áridas del mundo.

Con el tiempo fueron muchas las personas que dejaban a sus familias para ayudar a los campesinos junto a Vicente Ferrer pero a medida que crecía su proyecto también despertaba los recelos entre las clases dirigentes que le veían como una amenaza extranjera. En 1968 le expulsaron del país tras publicar un artículo titulado “La revolución silenciosa” en el semanario de mayor tirada, pero inmediatamente se movilizaron más de 30.000 campesinos secundados por intelectuales y parte de la élite politica y religiosa, que recorrieron los 250 kilómetros que separan Mammadh de Bombay. Indira Gandhi, Primera Ministra en ese momento, redactó un telegrama que puso fin al conflicto a la vez que le reconocía su labor: “el padre Vicente Ferrer marchará al extranjero para unas cortas vacaciones y será bien recibido otra vez en la India”. Ferrer se despidió diciéndoles: “Ya vuelvo, esperadme”.

Dicho y hecho, a los tres meses consiguió el visado para regresar aunque de los 22 estados hindúes, el único que le permitió entrar fue Andhra Pradesh, instalándose esta vez en el distrito de Anantapur, una de las más pobres del país. Allí fundó el Consorcio para el Desarrollo Rural (RDT) gracias a la ayuda del británico Ronald Hudson, de Action Aid, y de otras organizaciones no gubernamentales.

La Compañía de Jesús le ordenó regresar a Europa y es entonces cuando decide dejar de ser jesuita y casarse con Anne Perry, que le acompañó desde el principio en la India.

En ese tiempo nace su idea de apadrinamiento: una persona que daba un dinero podría tener un contacto, aunque fuera a distancia, con la persona que beneficiaba.

En 1994 crea en Barcelona la Fundación Vicente Ferrer poniendo en marcha el sistema: por menos de 18 euros al mes cualquier persona que quisiera, podría apadrinar a un niño de Anantapur garantizando su comida, enseñanza, dos vestidos al año y su atención médica.

Su obra (en cifras):

Durante los 40 años de su vida que dedicó al proyecto y gracias al trabajo de canalización del sistema de riego y gestión, se plantaron 2´7 millones de árboles y se construyeron tres hospitales generales, un centro de planificación familiar, catorce clínicas rurales, 1.700 escuelas y 30.000 viviendas. Todo ello ha cambiado (mejorado) la vida de más de 2´5 millones de personas de más de 1.800 pueblos.

El 95% de los fondos de la Fundación proviene de España siendo el 99% de los empleados nativos, y todo ello con un presupuesto de tan solo 15 millones de euros y 136.000 niños apadrinados.

Su fallecimiento:

Un accidente vascular cerebral provocó que ingresara el 20 de marzo de 2009 en el hospital de Anantapur, falleciendo a las 04:30h del 19 de junio, a los 89 años de edad, rodeado de su familia y sereno, como era su deseo. Se le hizo un funeral de Estado aunque sencillo. Por la explanada del municipio de Bathalapalli pasaron más de 300.000 personas.

En la sala donde la gente se despidió de su cuerpo había un cartel que decía:

 “Estoy seguro de que ninguna buena acción se pierde en este mundo. En algún lugar, quedará para siempre. Y ese lugar es Anantapur”.

Homenajes:

Son numerosos pero quisiera destacar el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (1998).

En el año 2009 se anunció la creación del premio Vicente Ferrer de Cooperación Internacional, que se entrega todos los 8 de septiembre a aquellas personas, instituciones u organizaciones que hayan destacado en labores de cooperación y ayuda humanitaria. Un año después, se presentó en Oslo la candidatura de la Fundación Vicente Ferrer al Premio Nobel de la paz.

Anna Ferrer en Barcelona.

El futuro de su legado:

Tuvo tres hijos con su esposa, Anne Perry: Tara, Yamuna y Moncho, con quien está asegurada la continuación de su labor. Moncho se considera indio por dentro y europeo por fuera. Conoce mejor que nadie la labor de su padre, las necesidades de ese país y la manera de gestionar todo su legado. Suya es esta frase:

(…) el problema para erradicar la pobreza no es económico, el problema es únicamente social.

Su muerte no dejó tan solo a tres huérfanos sino a más de 135.000 y aunque muriera su cuerpo su obra permanecerá en el Mundo.

 

Pincha aquí y podrás ver la película sobre su vida (os la recomiendo). Pincha aquí y podrás ver un documental “La Felicidad según Vicente Ferrer”.

Un libro: Vicente Ferrer, la revolución silenciosa. Oliveras Mestre, Alberto (febrero de 2001). Círculo de Lectores.

Para  saber más: Fundación Vicente Ferrer Apadrinamiento Action Aid Distinciones recibidas Jesuitas en España

Links fotos: Anna; Juan Alonso

28 comentarios en “Vicente Ferrer, el hombre santo de Anantapur

  1. Una gran persona, nadie puede dudarlo, eso es darlo todo por los demás, admirable es poco y cualquier reconocimiento que se le de también.

    Lástima que prediquemos tan poco con su ejemplo.

    • Hola Dess,
      ¿te imaginas que hubieran unos cuantos “Vicente Ferrer” en cada país del Mundo?
      Estoy convencido de que en los países desarrollados arrastraría miles de personas al tener esa “acción” de sus obras más cercanas a nosotros. Así nos concienciaríamos mucho más y dejaríamos de perder el tiempo en quejarnos por tonterías y las cosas banales que nos preocupan en el día a día.
      Un saludo

  2. He estado en India y no puedo comprender como puede haber tanta diferencia, o mucha riqueza o demasiada pobreza y eso no es sólo en India, ocurre por todo el mundo. Me llena de tristeza, por suerte hay personas como fue Vicente Ferrer, personas que se dedican a paliar esa miseria. Yo intento contribuir con el padre Ángel Olarán en Etiopia quien hace una labor muy semejante a V. Ferrer. Tendría que haber más gente como estos, pero vivimos en un mundo donde domina el odio, deseo de poder etc.
    Saludos,

    • Hola Rosa,
      yo estoy apadrinando un niño de Anantapur desde hace varios años y puedo certificar la “exquisitez” en el trato de la Fundación Vicente Ferrer de cara a las personas que lo hacemos. Informan periódicamente, te envian fotos de tu niño apadrinado (pudiendo ver como va creciendo a lo largo de los años) así como cartas escritas por él (traducidas por la gente de allí que colabora en dicha tarea). Te dan la oportunidad de acudir a la India para conocerle y visitar su poblado para comprobar “in situ” los logros de su comunidad… ¡Es magnífica su labor!
      Desde aquí invito a todos los que quieran apadrinar a un niño que se informe en los enlaces que he dejado. ¡Merece la pena, de verdad!
      En cuanto a lo que dices de que has estado en la India…¡Qué envidia! Me consta por la gente que conozco que ha ido, que no es un viaje que deje indiferente a nadie. Por algo debe ser.
      Desconocía la labor del padre Ángel Olarán pero me informaré mejor.
      Un saludo

  3. Otro miembro seguro del panteón de los héroes. Tuve la suerte de estar en Anantapur en enero del 2009 y ver su obra, pero él no estaba y me quedé con las ganas de agradecerle todo lo que ha hecho por el ser humano, que no es sólo alimentar y vestir al más necesitado, sino ser ejemplo para los más afortunados de lo que podemos y debemos hacer.
    Gracias por tan reconfortante artículo Francisco.

    • Hola Jesús,
      ¡Ostras! Estoy seguro que podrías explicarnos muchas más cosas de las que yo he hecho en el post. Tal como contesté a Rosa yo no he estado en la India pero cuando mis circunstancias me lo permitan es uno de los viajes que tengo pendientes, sin duda.
      Un abrazo.

      • Bueno, como te decía, ese día no estaba Vicente ni su familia, pero si me enseñaron las instalaciones del complejo, viviendas, escuela, clínica (donde conocí a u par de médicos españoles) y a muchos de los niños y adultos que viven gracias a los esfuerzos de la Fundación. Fue una experiencia gratificante, y espero repetirla.
        Respecto a la India, es un país maravilloso que tuve la suerte de conocer bien durante un rally solidario montado en un rickshaw. Te lo recomiendo…
        Un saludo.

  4. Lo felicito por su Blog. Instruye sin agobiar, traslada esos conocimientos al placer de compartir, de seguir leyendo.
    Gracias. Hasta pronto.

    • Hola Stella,
      gracias a ti por tus palabras. Mi intención es compartir (siempre en las dos direcciones) la historia. Aunque en ocasiones es fácil caer en la tentación de dar muchos datos intento no hacerlo. Que me digas esto me anima a seguir en este camino. Creo que la historia contada así… se guarda mejor en la mente de todos y es más fácil de recordar y disfrutarla.
      Un saludo

  5. Hola Francisco Javier,
    Tienes razón, es una gozada (sobre todo para tu moral) el apadrinar un niño de la India (en mi caso, una preciosa niña).
    Vicente Ferrer es (a mi modesto entender) un campeón de “poder” ver (como EL) un mundo, un poco más “equilibrado.
    Un saludo
    Antonio

    • Hola Antonio,
      por tu comentario puedo comprobar cómo su labor ha impregnado nuestra sociedad Cada vez son más y más las personas que se animan a apadrinar a un niño. Solo cuando te animas a dar el paso de hacerlo es cuando eres consciente de lo mucho que puede hacerse con tan poco.
      Un saludo también para ti.

  6. Con su acción, Vicente Ferrer provocó una ruptura de ese sistema de tensiones entre concepciones ideológicas innovadas y las rupturas propias de todo sistema. Las tensiones económicas se rompen socialmente, dijo, enseñando a subsistir, trabajando. Los empoderó, diciéndoles el qué, el cómo y qué hacer… para vivir. Su fotografía me recordó el parecido de las personas que aman a la gente. Gracias, FJ, por mostrarnos una filosofía de la acción identificada con la ética social. Un abrazo práctico, con toda la filosofía de la acción.

    • Hola marimbeta,
      realmente mirar el rostro de Vicente Ferrer ya transmite paz. Esa mirada de bondad, esa sonrisa que expresa más de lo que dice y si a eso añadimos sus palabras, sin duda nos enoontraremos a un hombre sin igual. Toda su labor encontrará continuidad en su mujer y su hijo. Su vida dejará huella en millones de personas.
      Otro abrazo sin palabras.

      • Hoy primero de enero de 2015 vi su película en TVE y me dejó un sabor humano indescriptible. Creer en la solidaridad es creer en la igualdad. Me gustó cuando dijo que “Hay que sacar a las personas de la miseria con humor”. Feliz comienzo de año, FJ. Un abrazo transformador por un mundo mejor.

  7. Gracias Francisco Javier por tu bloc.

    Todo lo que sea difundir el trabajo de la FVF es todo un regalo, porque un regalo para la humanidad es su trabajo.

    Soy voluntaria de la Fundacion en Granada y he ido ya en cuatro ocasiones, este año en Julio vuelvo a ir.
    Es impresionante observar el trabajo de la FVF in situ, no paras de llorar,y no de tristeza sino de emoción de ver como la comarca esta completamente transformada.
    Y todo ese trabajo no se hace solo con corazón, Vicente tenía algo más…

    Todos los años vamos 15 dias un grupo de Granada, sería un placer que pudieras venir.
    Como decia Vicente, un mundo mejor es posible y depende de nosotros
    .
    Yo he podido comprobar, en Anantapur, que UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE!!!

    Una abrazo repleto de admiración.
    Paqui.

    • Hola Paqui,
      primero agradecerte que leyeras el artículo y te animaras a comentarlo. Al igual que tú, y que tantos otros, admiro su figura y su labor. Este artículo no deja de ser un pequeñito tributo a su persona escrito desde el corazón. Te envidio por haber estado allí. Yo tengo apadrinado un niño desde hace muchos años y no puedo ocultarte que en más de una ocasión se me pasó por la cabeza ir a Anantapur pero debo reconocerte que en estos momentos de mi vida me resulta imposible. Lo tengo pendiente, sin lugar a dudas. Por otra parte permíteme felicitarte por ser voluntaria de la Fundación, personas como tú sois las que hacéis también posible este milagro.
      Otro gran abrazo.

  8. Pingback: El hermano Roger y la reconciliación de Taizé | franciscojaviertostado.com

  9. Pingback: Marcelino Champagnat “Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús” | franciscojaviertostado.com

  10. Pingback: [Marcelino Champagnat “Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús”] | Ultimate Wanker Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s