Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido

Podríamos considerar el siglo XIV como uno de los más duros y terribles para nacer, vivir y morir. Personalmente, creo que si me preguntaran por el siglo en el que no hubiera querido estar, sin lugar a dudas sería ese. La Peste Negra, la Guerra de los Cien Años y el Gran Cisma de Occidente fueron los culpables de la muerte y el caos que sobrevino a Europa. Pero si retrocedemos unos cuantos siglos atrás, bastantes más por cierto, descubriremos otra época que también sumió en la anarquía y el desconcierto a todo el Mundo conocido. Me refiero al año 1200 a.C.

En este período se juntaron casi simultáneamente tres invasiones-migraciones que cambiarían la historia: los Pueblos del Mar pretendían vencer a Ramsés III; los arios invadirían el Valle del Indo y los Asirios dominan Mesopotamia. El poder de los grandes Imperios reinantes hasta entonces se tambalearía y en algunos casos llegaría a caer. Transportémonos a esos tiempos en las próximas líneas.

La gran amenaza de Egipto, los Pueblos del Mar:

Estos guerreros de origen incierto provocaron la destrucción en el mar Mediterráneo oriental, asolando el Imperio hitita, el Levante y Egipto, aunque Ramsés III lograría hacerles frente y derrotarles. Fue uno de los momentos más críticos en la historia del Mediterráneo Oriental y la cuenca del Egeo que cambió el orden político establecido hasta entonces.

Ramsés III derrotando a los pueblos del Mar.

Cuando el faraón Ramsés III accedió al trono de Egipto hacia el año 1184 a.C. la época de conquistas había terminado. Los egipcios ya no luchaban alejados de sus tierras para mantener el Imperio, sino que debían luchar para defender la continuidad de Egipto como nación frente a las incursiones extranjeras.

El debilitado ejército se pudo recomponer gracias a los tributos de Nubia y Asiria permitiendo a Ramsés III defenderse de los ataques que recibió de las tribus libias y de los temibles Pueblos del Mar (Pueblos del Norte), saliendo victorioso siempre aunque a costa de pagar un alto precio. Estos eran una horda de guerreros procedentes de distintos pueblos que migraron aniquilando casi simultáneamente Chipre, Anatolia y algunas regiones de Siria. Ahora era el turno de Egipto.

La batalla se concentraría cerca de la ciudad de Pi-Ramsés, situando la flota y las tropas de infantería en el brazo oriental del Delta, y los carros marcharían hacia Asia para reforzar las tropas locales aliadas y las guarniciones que se encontraban en esas zonas. Egipto perdió muchas de sus posesiones en Asia (y consecuentemente el comercio) dejando de ser la gran potencia del Próximo Oriente y a la muerte de Ramsés III, Egipto cayó en decadencia (el propio fallecimiento del faraón se produjo por una intriga de palacio y según las últimas investigaciones fue degollado).

La victoria de Ramsés III contra los Pueblos del Mar se puede ver representada en un relieve presidido por el faraón en el muro norte de su templo funerario de Medinet Habu, en la orilla occidental de Tebas. En ella se puede leer: “… mi fuerte brazo ha derribado a aquellos que vinieron para exaltarse a sí mismos…” aunque todas estas inscripciones parecen corresponder más a una propaganda para exaltar la figura del faraón que a una victoria aplastante.

La civilización del Valle del Indo:

Contemporánea a las grandes civilizaciones de Mesopotamia y Egipto, su origen y su brusco final no son claros, debido sin duda a que su escritura no ha sido todavía descifrada. En el año 3300 a.C. encontramos en Harappa un asentamiento que será el predecesor de sus primeras ciudades. En 2600 a.C. encontramos dos grandes metrópolis, Mohenjo-Daro y la propia Harappa, que iniciarán un intenso comercio con los sumerios y acadios de Mesopotamia.

Estas ciudades eran muy avanzadas para su época pues se construyeron con ladrillos cocidos, sus calles estaban empedradas y contaban con pozos que abastecían de agua a la población y sus aguas residuales se eliminaban gracias a un complejo sistema de conducción. Carecían de moneda y el comercio se basaba en el trueque. Entre los años 2300-2000 a.C. exportaban trigo, productos textiles, marfil, perlas, turquesas y lapislázuli…

En 1700 a.C. el clima cambió modificando el curso del Indo y provocando la decadencia de estas grandes ciudades. Cinco siglos después, los arios encontrarían poca resistencia en su invasión aunque más que una guerra o invasión fueron los desastres naturales y el cambio del clima lo que hizo abandonar las ciudades.

Harappa.

Los Asirios conquistan Babilonia:

Tukulti-Ninurta I (1244-1208 a.C.) soberano del Imperio Antiguo asirio lo llevó a su apogeo, convirtiendo la guerra en una forma de comercio de Estado. Tras tomar la ciudad de Babilonia, su dios Marduk (su estatua) fue llevada a Asiria junto con el rey de Babilonia, pasando su reino a ser una provincia asiria en el año 1234 a.C.

Como decía al principio no debió ser una época muy “atractiva” de estar y creo que al igual que a mediados del siglo XIV tampoco me hubiera gustado vivirla. ¿Vosotros que opináis? ¿Quizás eligiríais otra época como la más “maldita”?

Para saber más:

Fotos de mohenjo-Daro

La cultura del Valle del Indo (PDF)

Los Pueblos del Mar

Muerte de Ramsés III

Links:

Información extraída de diversas fuentes.

Links fotos:

Federal government of the United States; Wikimedia-Belisarius; Shefali11011

55 comentarios en “Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido

  1. Clap..clap…como me gustan tus entradas, cuanta información me das! me pones en una situación difícil de eligir… yo eligiría una época que por desgracia nunca se verá, una época en que todas las personas se respetasen, color, religión, costumbres y poder aprender unos de otros… difícil eh? aunque vamos aprendiendo de las guerras dominantes en toda la tierra, no se escarmienta, ni A.C ni B.C.

    • Hola Rosa,
      … eso es trampa. ¡Ja, ja, ja! Se trata de elegir una en la que nunca vivirias. Por desgracia existen muchas más en las que no quisieramos estar, que en las que sí. Pero puestos a soñar… ¿por qué no puede llegar ese día?
      Un abrazo

  2. Pues yo estoy contigo en que no me gustaría haber vivido en esa época, empezando porque probablemente no hubiese vivido mucho…una muy interesante entrada que nos recuerda cómo era el mundo antiguo y cómo las perspectivas de un futuro en paz eran escasas para el ciudadano medio, Pero es la historia y de ella desciende nuestra actual civilización, que cre en general está un poco mejor.
    Gracias por este artículo tan educativo Francisco, y enhorabuena por su éxito.
    Un cordial saludo.

    • Hola Jesús,
      tú, como Rosa, me hacéis trampa. La esperanza de vida de aquellos tiempos (independientemente de las guerras) ni se asoma por casualidad a la que gozamos en la actualidad. Pero quitando “ese pequeño” detalle…
      Imaginemos por un momento que en la actualidad coincidieran estas circunstancias: Alemania y Rusia se proponen invadir Europa; China conquista Asia entera; Sudáfrica se pone como loca a invadir África y los EE.UU. … pues eso. Solo es una hipótesis…
      Un abrazo

  3. También dependerá de la zona geográfica, en Europa la primera y segunda guerra mundial no fueron moco de pavo. Y justo antes, la colonización africana tampoco (sobre todo para los africanos). Difícil decidir cuándo ha sido el hombre más bestia. Fantástica entrada como siempre.

    • Hola Eduardo,
      dependiendo del punto de vista que lo miremos sería difícil decidir por una u otra, aunque en aquellos tiempos, todo el mundo conocido entonces, desde el Mediterráneo hasta Babilonia, de Babilonia al Valle del Indo, sufrió de estas invasiones y guerras.
      Un saludo

  4. Hombre, épocas malas hubo muchas, yo por ejemplo donde no hubiera querido vivir nunca es en una trinchera de la primera guerra mundial, rodeado de ratas, barro, con los francotiradores pendientes de si te echabas un cigarro, o de que el teniente de turno no ordenara una carga suicida contra la alambrada enemiga, y eso sin contar que justo al final en esas trincheras cayó a plomo la gripe española.

    Pero vaya, que la que cuentas tampoco está mal, para evitarla claro 🙂

    Abrazos.

    • Hola Dess,
      …¿y vivir entre esas ratas en casa, con tu familia alrededor y con el miedo a diario a que te ataquen esos desalmados guerreros de los Pueblos del Mar?; o quizás estar gozando de las maravillas de Babilonia hasta que esos temidos asirios te capturan y te llevan consigo como su esclavo de por vida, trabajando en duras condiciones, con mala comida, sin asistencia cuando caes enfermo, quizás encadenado…

      Creo que nosotros no tenemos derecho de quejarnos de nada. No hemos sufrido las consecuencias directas de la Guerra Mundial como nuestros padres y abuelos, no hemos sufrido como sufren en algunos de los países africanos o del continente asiático… No nos falta de nada: comida, comodidades, lujos… ¿quizás nos falta una cosa? Sí, nos falta CONCIENCIA.

      Un abrazo grande.
      PD: perdona el rollo.

      • No, nada de rollo, creo que esto es un poco como las fobias, yo se la tengo a las arañas, evidentemente hay otros animales que me pueden hacer mucho más daño, pero yo se lo tengo a las arañas 🙂

        Siempre pensé que lo de las trincheras, por la estupidez que representó, por no saber de quién cuidarte más, si del enemigo o de los tuyos, por las condiciones, por todo, debió de ser algo realmente duro, de hecho las secuelas psicológicas de los combatientes fueron bestiales.

        Evidentemente habrá muchas situaciones en la historia que serían mucho peores para cualquiera, pero vaya, asi de primeras me preguntas y me quedo con esta 😀

        Abrazos.

  5. Pingback: Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido | ADORACION EUCARISTICA

  6. Parece que vivimos en imágenes. Semejan sueños, de aquellos que están dormidos, ¿ despertarán ? Gracias por ilustrar. Un abrazo.

  7. La entrada, fenómena, como siempre. Lo de pensar en vivir en otra época… Yo es que me he vuelto un poco cómodo para eso, y no me imagino viviendo en otros tiempos, ya estoy demasiado acostumbrado a esto, al presente, y casi que con esto tengo ya bastante. Lo ideal sería poder estar un rato, ver desde la rendija de una puerta, y cuando te canses, volver… Pero eso de momento son quimeras, ¿o no…?

    Un abrazo.

    • Hola Juan Ignacio,
      creo que a todos los que nos gusta la historia y los tiempos pasados, en alguna ocasión hemos soñado con asomarnos a esa puerta. ¿Quién sabe si la ciencia avanza lo suficiente como para poder traspasarla?
      Un abrazo también para ti.

  8. Muy buena entrada… Sin embargo te debo confesar que me quedé lela con la foto de la momia de Ramses… Te imaginas que te momifiquen y te pongan en un museo? Me imagino uno conservando algo de conciencia y viendo toooodo alrededor de uno modificándose, y todo tan desconocido… Que locura 😀

  9. Hola Francisco,
    Estupenda entrada, como ya nos tienes acostumbrados.
    ¿Vivir en otra época? Pues, así a bote pronto, creo que ya me gusta esta en la que vivo, aunque sea manifiestamente mejorable. Visto lo que ocurría en otras, pienso que no me hubiera sentido a gusto en ninguna de ellas.
    Por cierto, me tienes que decir donde encuentro tus libros.
    Un abrazo grande…

    • Hola María,
      creo que muchos coincidimos en que la época que nos ha tocado vivir no es precisamente nada mala si la comparamos con otras generaciones (no nos podemos quejar). En cuanto a las novelas… en la esquina superior derecha del blog hay un enlace en donde enlaza a la editorial y a las novelas. Allí puedes leer algunas páginas y adquirirla on line (la tendrás en el buzón de casa en 5 días máximo pues funcionan bien). También tienes la opción Amazon pero no la busques por las librerías ya que no las encontrarás dado que la editorial no hace distribución. Solo está en algunas librerias puntuales No obstante, si dices a tu librero habitual que la pida, no tendrías que tener ningún problema (otra cosa es que quiera molestarse en hacerlo solo por una)
      Ya me dirás y si tienes algún problema en adquirirla no dudes en decírmelo (tienes mi email en “Acerca de mí”)
      Un gran abrazo 😉

  10. Yo creo que en todas las épocas ha habido ‘maldiciones’ y… ‘bendiciones’. Quizá lo más importante no es la época en la que nos toque vivir sino el lugar y la posición en la sociedad. Y seguramente también en el siglo XIV había gente en algunas partes del mundo que se lo pasaba bien. Me gustó esta entrada.

    • Hola Amira,
      no me lo había parado a pensar pero tienes razón en lo que dices. Supongo que tendemos a pensar en que viviríamos en el mismo estrato social en el que nos encontramos ahora, es decir “la plebe”. ¡ja, ja, ja!
      Un saludo

  11. Por lo poco que se de historia, se intercalan épocas de esplendor y adelanto, con épocas de arrase y destrucción de conocimiento y viendo como están las cosas me hace pensar si no estaremos entrando en una época oscura, pues quien nos gobierna no prioriza el conocimiento, lo están penalizando y sólo evoluciona cosas que detrás está una multinacional y le puede sacar un provecho.
    Excelente, como siempre. Un abrazo
    Cristina

    • Hola Cristina,
      yo también tengo esta percepción. Son ciclos y creo que estamos finalizando y comenzando uno nuevo. En las últimas décadas la potencia mundial y motor del mundo ha sido EE.UU. ¿quién será el próximo? Quizás China, quizás la Unión Soviética…
      Un abrazo no cíclico, sino continuo. 😉

  12. Pingback: Año 1200 a. C., la invasión del Mundo conocido

  13. hablan mucho de la I y II guerra mundial, que conocemos bastante gracias a la prolifica produccion cinematografica e incluso de libros que nos cuentan con detalles como se pasaba en aquella epoca. Ser judio no era moco de pavo en aquella epoca, pero para mi, ese siglo XIV, la peste sobre todo, me parece lo mas terrible que podria uno vivir. Las guerras y las injusticias palidecen ante la enfermedad, yo creo que puede ser lo más terrible para soportar. De hecho , mucho de los que murieron en la I y II guerra mundial no fueron ni por la guerra, ni por las camaras de gas, sino por el hambre y las enfermedades. Y la peste negra no tiene rival.

    • Hola Rodrigo,
      imagino que todo dependerá del punto de vista que lo miremos. En cifras cuantitativas las dos Grandes Guerras del siglo XX no tienen rivales, pero en aquellos tiempos se prolongaron demasiados años ese sufrimiento.
      Saludos y gracias por comentar. ¡Bienvenido por el blog!

  14. Es como todo, depende de en que bando estuvieras. Por lo demás, épocas convulsas, épocas interesantes. Por ejemplo de los Pueblos del Mar sabemos poco, y del fin del imperio Hitita … vivir una época de la que desconocemos cosas tiene su lado fascinante. Puedes vivir cuando Colón descubre América , pero sería decir “Ahora voy ahi que Rodrigo de Triana está a punto de decir…” y si, mola, pero pierde la gracia porque está muy documentado. La época de los reinos combatientes tuvo que ser interesante

    • Hola Offler,
      a todos los que nos apasiona la Historia (y veo que tu también eres uno de ellos) hemos soñado en alguna ocasión con poder ver “in situ” alguno de esos grandes acontecimientos que han cambiado su curso. Pero vivir… no sé, no sé. Quizás en Egipto siendo el faraón (y solo había uno) o en Roma siendo el César o un patricio…
      Un saludo y gracias por pasarte por aqui. Espero que te quedes, también eres bienvenido. 😉

  15. “sumió en la anarquía” ¿Te refieres a que fue una época caótica o a que hubo ausencia de líderes? Porque lo primero no es anarquía.

  16. Todo es relativo y está claro que el siglo XIV de Europa debió de ser tremendo. Pero si seguimos siendo fieles a las estadísticas de edad, que muestra el gran historiador de la medicina española (¿lo nombramos?), los años buenos para vivir son la Grecia jónica del V A de C, o la Europa de la segunda mitad del XX.
    Todo eso si nos olvidamos de guerras, persecuciones, prohibiciones. Pues esas dos épocas son las únicas en las que una mezcla de cultura, nivel de vida, higiene y hábitos hacen que la vida sea más larga y de calidad. Eso si entrar en la comida basura y en la vida muelle.
    Lo de los pueblos del mar, !que gran incógnita¡ ¿quienes eran? ¿de donde venían? ¿Los aqueos formaban parte de estos pueblos?
    Tremendo.
    Saludos

  17. Excelente artículo. Creo que te la pongo difícil pero estaría muy interesante un artículo de Los Pueblos del Mar y otro de los Arios. Pueblos que sabemos muy poco pero quizá tus ns podrías dar un poco de luz al respecto. Saludos!!!

    • Hola Luis,
      haces una consideración de lo más interesante y es por ello que me permito contestarte en este comentario aunque debes saber (como digo siempre) que ni soy ningún experto ni nada que se le aproxime.

      La nominación de “Pueblos del Mar” se recoge de los Anales egipcios, que es como llamaron a los pueblos que amenazaron sus costas en torno al 1190 a. C. y es el nombre que la mayoría de los historiadores han recogido (aunque otros prefieren denominarlos “Pueblos del Delta” o “Pueblos del Norte”). Como bien apuntas no se sabe mucho de ellos y las hipótesis están abiertas. Podían ser Frigios (ocuparon la parte occidental y central de Anatolia), el pueblo denominado muski (se estableció en el alto valle del río Éufrates), los gasga (que acabaron con los Hititas) y otros (shardana, aquiyawas, pelesets…). Los filisteos formaban parte de estos “Pueblos del Mar” en una oleada de migración-ataques posterior.

      Sean los que fueran en realidad las consecuencias fueron terribles y de ellas destacaría el hecho de que la ciudad de Ugarit quedó arrasada y Hatti desapareció. Devastaban todo a su paso y los egipcios los vieron como una grave amenaza (y con razón). El precio que pagó Egipto por su salvación fue la de perder de manera definitiva su hegemonía política internacional. Algunos de estos pueblos acabaron por convertirse en mercenarios al servicio del faraón y los filisteos acabaron por establecerse en la franja marítima del país de Canaán, entre el monte Carmelo y Gaza formando la Pentafederación de ciudades filisteas (Gaza, Gad, Ashadod, Ascalón y Ekrón). Como curiosidad diré que el nombre de Palestina deriva de estos filisteos.

      Posteriormente hubo otra oleada migratoria relacionada con esos “Pueblos del Mar” pero no hay que considerarlos pertenecientes a ellos (al menos hasta lo que yo sé): los iranios (en Irán), los madai (medos), lo parsuas (persas) y más tardes los parthava (partos) y los hairawa. Y aprovechando la debilidad de Egipto, los israelitas invaden el sur y el este de Canaán.

      Como ves, el movimiento de pueblos fue constante y generalizado, teniendo una importancia sin igual en los siglos posteriores.

      Espero haberte arrojado un poco más de luz aunque las incógnitas sobre estos Pueblos son todavía enormes.

      Otro saludo para ti y muchas gracias por comentar.

  18. Buena entrada y muy cierta, pero hecho de menos más información sobre la Catástrofe del Bronce. Ya sé que los egipcios son muy golosos, pero no mencionas en absoluto la destrucción de la civilización Micénica, cuya caída (quizás por las invasiones jonias paralelas o como parte de los Pueblos del Mar) dio pie a la uqe, siglos más tarde, fue cuna de nuestra civilización. Ciertamente los micénicos estaban a la altura de los hititas en cuanto a cultura y civilización (simplemente nos dejaron tablillas muy aburridas en su mayor parte). De hecho, centrándonos en el Mediterráneo y aledaños, creo que el final del Bronce y el principio del Hierro fue una de las épocas más convulsas de la Historia (no solo desaparecen un montón de culturas clásicas indoeuropeas, sino que poco más tarde las invasiones arameas le dan otro meneo a la zona, cambiando por completo el mapa que se encontrarían, por ejemplo, los medos o los persas en los siglos posteriores… Sin duda, la etapa que va del 1200 al 800 es fascinante en como contribuyó al mundo “clásico” de Atenas, Esparta y sobre todo Persia, en parte por la escasísima documentación, incluso en los egipcios…) En fin, gran entrada, sólo que lo de los micénicos es una espinita que llevo clavada y me ha picado un poco… 🙂

    En cuanto a cuándo vivir… Suponiendo una posición social “neutra” (ni demasiado arriba ni demasiado abajo) yo creo que durante el reinado de los Buenos Emperadores, en cualquier lugar de la Romania alejada de los limes, seguramente se estaba mejor que cualquier otro sitio o tiempo, pero a cada uno lo suyo, y al César, pues también 🙂

    • Hola Excalibor,
      el objetivo del artículo no pretendía abarcarlo todo sino más bien hacer una aproximación general de lo que representó esa época. Tengo pendiente hablar en un futuro de la civilización micénica aunque en el blog podrás encontrar un artículo que te invito a que leas sobre la cultura minoica y lo que motivó su destrucción. Te dejo el link El ocaso del Minotauro

      Saludos y bienvenido por los comentarios del blog. Te invito a que sigas dejando estos magníficos aportes que enriquecen el blog, a todos los que lo leen y a mí el primero. Entre todos hacemos-aprendemos esa Historia que tanto nos apasiona, ¿no crees?

      • Antes que nada, Maestro, felicitaciones, muy interesante, y como siempre me impulsa investigar todos los temas que toca.
        Si bien es cierto, que la edad media debe haber sido dificil para Europa, desde America, quiza la sintamos un poco distante. Siendo hija de inmigrantes europeos, tenemos el terror infundido a traves de las guerras mundiales, que es cuando nuestras familias emigraron a América, dejando atrás decadas de sufrimiento.
        Hoy, a unos años de esas hecatombes, no podemos mas que mirar con tristeza la repeticion de algunas acciones humanas, que por repetitivas, resultan terriblemente tristes.
        Querido Maestro, gracias por aportarnos conocimiento, y acercarnos a la cultura occidental, de la cual todos somos parte.

      • Hola azulilusion,
        llámame Francisco que de maestro… nada de nada ¡Ja, ja, ja! Aprecio tu comentario porque el blog tiene muchos seguidores del otro lado del océano y a veces tengo la sensación de que muestro muchos temas relacionados con la historia de Europa que quizás no sean tan valorados en América. Por otra parte, el blog tiene algunos artículos en los que América es la protagonista pero con el tiempo espero que sean muchos más, seguro.
        Abrazos

  19. ¿¿¿La peor época para vivir ???? no se, nacimos y vivimos en el s.XX y no fue precisamente un tiempo fácil: 2 guerras mundiales, otras a nivel mas local, hambrunas, epidemias….

  20. Yo lo tengo claro, Francisco.
    Al contrario de lo que opina la mayoría, cualquier tiempo pasado, fue peor. En mi opinión, claro.
    Las etapas que señalas, fueron en efecto muy malas, pero me da igual. Yo me quedo con el siglo XX-XXI, con todas las miserias, guerras, hambres, injusticias…
    No me veo retrocediendo. Será porque ya lo he pasado, digo yo…

    • Hola Luis,
      es una pregunta difícil de responder. Es tan relativa y subjetiva dependiendo de cada uno de nosotros. Imagino que si nos respondiera alguien que sufriera de manera directa alguna de las Grandes Guerras del siglo XX no dudaría en decir que la que le tocó es la peor.
      Saludos

  21. Pingback: Si no nos pagan, dejamos de trabajar | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s