Refranes médicos (XVI)

El corazón alegre, de salud es fuente.

Tres cosas buenas no se venden en la plaza: la salud, la buena fama y la buena crianza.

De dolor nadie murió.

En septiembre, el enfermo tiemble.

Lo que mejora a Ramiro a Juan le sienta como un tiro.

Link foto:

Sarvodaya Shramadana from Colombo, Sri Lanka

19 comentarios en “Refranes médicos (XVI)

  1. Jeje, si me fijo en el primero, entiendo ahora porque estoy tan fuerte como un toro; en el segundo, me queda cuidar la salud, pues las otras dos hace tiempo que las dilapidé…; el resto, sabiduría callejera, a veces tan importante como la que sale de las universidades…
    Diversión y conocimiento, por eso me gusta tanto esta sección.
    Un nuevo acierto Francisco, gracias y buen finde…

    • Hola Jesús,
      pues de esos cinco quizás me quedo con el último y lo digo desde el punto de vista del médico. Muchas veces se piensa que una medicación o un tratamiento le puede ir bien a uno mismo cuando a un conocido o a un familiar le fue útil. ¡Craso error! No todos somos iguales y además incurrimos en la automedicación, que hace más mal que bien. Es un hábito muy frecuente en nuestra sociedad pero tiene sus riesgos, aunque para procesos leves (dolor de cabeza, ansiedad, problemas gástricos, alergias…) y siempre de manera limitada, podríamos aceptar la automedicación responsable. Punto y a parte merecen por ejemplo los antibióticos sin prescripción médica ante la sospecha de un proceso infeccioso. NUNCA deben tomarse por iniciativa propia y sin la supervisión médica, no ya por los efectos secundarios que podrían producir sino también por las resistencias que creamos a ellos.
      En cuanto a lo de que te queda cuidar la salud… creo que de una forma u otra nos queda pendiente a todos.
      Un abrazo saludable.

  2. Bien… soy alegre -a pesar de los pesares- y mi corazón también lo es, pero saludable…. sino fuese por las operaciones y medicamentos… no se no se..la segunda por supuesto la salud no se vende en ningún lugar, tercera… yo no estaría aquí ya que aun no me he muerto y la vida se ha de tomar con paciencia, y dar capotazos a los malos momentos y respetar a todo el mundo como queremos ser respetados.y reir mucho!!!!
    Abrazos sin la humedad que hoy nos ataca…..

    • Hola Rosa,
      tus últimas palabras son muy sabias. ¡La risoterapia funciona!, en serio. Se sabe que la risa atenúa el dolor y el estrés aumentando la producción de unas sustancias con propiedades analgésicas y euforizantes, las endorfinas. También aumentan las defensas del sistema inmunológico y oxigena mejor todo el organismo. Incluso dicen (esto no te lo podría confirmar) que disminuye la producción del colesterol.
      El buen humor ayuda a las personas a desprenderse de los pensamientos negativos y sin duda ayuda a desdramatizar los problemas (que en tantas ocasiones nos invaden). Desinhibe, mejora las relaciones… ¿sigo? Potencia la imaginación, la lucidez mental y la creatividad al potenciar el hemisferio cerebral derecho. Tengo un post en borrador sobre la risa y el sabio Demócrito, creo que te gustará.
      Un saludo y ya sabes… a reírse.

  3. Refranes médicos, incisivos, acertados y muy actuales. Creo que hay una base material que los refrenda. Bueno, el primero y el último, no se deberían cuestionar. Son clave de bóveda de multitud de compendios. Ahora mismo la relación actitud positiva-felicidad y salud es materia científica. Desde luego, que la salud también hay que ganársela; se están desarrollando cada vez más los cuidados paliativos, rechazamos el dolor, al menos, en la cultura occidental; los excesos nunca fueron buenos consejeros, lo que le damos a nuestro cuerpo, eso recibimos. Y claro esta, hay que huir de la automedicación, cada persona, cuerpo y alma es un mundo…
    Nunca dejas de sorprendernos muy gratamente.
    Un abrazo y mi admiración hacia este rincón del saber.

    • Hola Ítaca,
      pensamos igual. Como le respondí a Jesús en el comentario previo, hay que tener cuidado con la automedicación.
      Es curioso lo que comentas del dolor. Existen culturas que no lo ven igual que en la nuestra y te lo puedo certificar. Por mi profesión, la ginecología, he asistido muchos partos de mujeres de lugares del mundo muy diverso, constatando las grandes diferencias que existen a la hora de asumir el dolor del parto. Aquí, en Occidente, se suele soportar mucho peor (¡insisto que hablo en un sentido general!) y no es raro ver personas que su nivel de sufrirlo es “cero”. Pero siempre hay que tener presente que la variabilidad individual es una premisa fundamental.
      Hay culturas en las que la aplicación de la anestesia les hace sentir culpables, pues representa cobardía. Se entiende que el parto causa dolor y muchas mujeres lo manifiestan aunque no lo sufran, en el caso de las mujeres magrebíes, gritan mucho durante el trabajo del parto, aunque se les haya administrado anestesia, pues va con su cultura, es una forma de mostrar a su marido lo que sufren por él. La mayoría de mujeres, ya sean africanas, asiáticas, europeas o americanas, aceptan la anestesia en el momento del parto, aunque el problema que nos encontramos en esa población inmigrante está en el desconocimiento y por tanto desconfianza a la misma.
      Otro abrazo para ti y gracias por considerar este espacio del blog así. En ocasiones, una frase dice más que un texto de una página.

  4. Me viene como anillo al dedo, FJT. El martes tengo médico, (el de Familia), que tiene un gran sentido del humor y es muy listo. Ya te ha descubierto

    • Hola Enrique,
      eso, eso, hazme publicidad. ¡ja, ja, ja! Bromas a parte, espero que te diga que estás mejor que un roble.Por cierto, sabías que los médicos de Familia también tienen un día del año dedicado a ellos, el 19 de mayo, “Día Mundial del Médico de Familia” (World Family Doctor Day). Díselo, igual ni lo sabía.
      Un abrazo

  5. Es que “cuando la alegría a la sala llega, va subiendo el pesar por la escalera”. Unos aceptan que “cantando y más cantando, las penas se van aliviando”. Caminar por esta vida es cosa de mucho trabajo; algunas cosas se presentan “cuesta arriba o cuesta abajo, echando siempre por el atajo”. Lindo mes de septiembre, algunas hojas comienzan a caer de los árboles, tomando fuerza en octubre, todas en el suelo, esperando el frío invierno al terminar noviembre. Ahora, “cuando el diablo no tiene que hacer, se divierte matando moscas con el rabo”. Eso sí, “cuando la fuerza manda, la ley calla”, dicen por las calles. Otros van a sus iglesias ofrendando grandes limosnas volviendo al santo desconfiando. La situación se generaliza “viendo las barbas de tus vecinos pelar, poniendo las tuyas a remojar”. ! Qué terrible ¡ “ser guiados por ciegos, caminando detrás”. Parece como que no hablan “claro, claro, como el caldo de gallina, famosa medicina”. ¿ Tendrán la “cabeza muy grande, llena de aire y forradas de aserrín, apoquinadas ? Muchos piensan que la “buena muerte es buena suerte”. Claro que se puede morir de amor… “el amor mal escogido siempre es mal correspondido”. Hay que sembrar amor, pero no el “amor irresoluto, mucha flor y poco fruto”. Así son los “amores locos, yo por vos, y vos por otros”. Gracias, F.J. por llevarme a visualizar la importancia de los refranes para entender la vida. Un abrazo, correspondido.

    • Hola marimbeta,
      espléndida colección de sabios consejos, muchos desconocidos para mí. Gracias por compartirlos, seguro que a más de uno les serán útiles. Personalmente me llamó la atención el de los ciegos. ¡Cuántas veces somos guiados por personas que no ven la realidad!
      Otro abrazo refranero.

  6. Hola,Francisco:

    Que buenos los concejos, pero son así… 🙂
    El tercero es muy bueno,de dolor nadie murió, yo con lo llorona que soy,no quiero ni pensarlo.Me he quedado pensando en las ciertas culturas que no ven bien que una mujer pueda ponerse anestesia, que es cobardía… Mil gracias por poder leerte

    ¡Qué vaya bien el fin de semana!

    Saludos cálidos desde Tarragona

    • Hola Elisa,
      soy yo quien te da las gracias por seguir mi blog. Los comentarios son un espacio importante en él y en la comunidad que hemos formado (y que espero siga creciendo) hay gente de la que todos podemos aprender mucho. Además de manifestar nuestras opiniones (siempre desde el respeto) en muchas ocasiones lo que se dice en ellos supera al artículo mismo. Espero poder seguir contando contigo en ellos.
      Un gran saludo (también caluroso aunque menos que otros años) para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s