Un polvo sevillano

¡Echar un polvo!

A ver, los mal pensados, quién ha sido el que ha asumido lo que creo. Sin embargo os debo de excusar ya que esta expresión es una de las más comunes al referirse al “acto sexual” utilizándose cada vez con más frecuencia a partir del siglo XVIII para el apasionado encuentro de un caballero con su amante. Pero no proviene de aquí su verdadero origen sino de un siglo antes.

El verdadero polvo no era otro que el polvo de tabaco consumido en reuniones y fiestas y que era aspirado vía nasal. Como que esta administración provocaba estornudos que podían llegar a ser molestos para las personas que se encontraban a su alrededor, se retiraban a un reservado para poder “echarse unos polvos a la nariz”.

Animación en un kinetoscopio de Fred Ott “Inhalar tabaco y los estornudos”. Creado en el laboratorio de Thomas Edison en 1894

A este polvo se le conocía como polvo sevillano por estar elaborados en la Fábrica de Tabaco de Sevilla. Las primeras noticias que se tienen sobre su producción las encontramos en una primitiva fábrica de la ciudad hispalense, gestionada por Juan Bautista Carrafa y conocida como la de San Pedro (al encontrarse junto a la iglesia del mismo nombre). Era el año 1620 pero con los años fue ampliándose hasta convertirse en una nueva fábrica a partir de 1725. Empleaba a mucha gente (2.000 personas) y hasta el siglo XIX eran mayoritariamente hombres.

Hubo una verdadera competencia con el rapé francés aunque este era más oscuro y grueso que el español. La mayor parte del tabaco que llegaba de América pasaba por allí y Sevilla pasó a ser la primera consumidora pues el 60% de los cigarrillos que se producían en la fábrica se consumían en el Reino de Sevilla. Esto, junto con el hecho de la gran calidad de sus productos gracias al elevado grado de tecnificación que consiguieron y al perfeccionamiento en el sistema de producción, hicieron que tuvieran la exclusividad en su producción.

En América el tabaco podía ser consumido de tres formas: inhalado, aspirado o mascado, y así llegó a Europa aunque en los países donde más se consumió en aquellos tiempos, España y Francia, la modalidad que se impuso fue el aspirado.

Fábrica de Tabacos de Sevilla.

Existe otra explicación para el origen de la expresión que no tiene nada que ver con el tabaco y proviene de la fórmula litúrgica Memento homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris, es decir, Recuerda hombre, que eres polvo, y que al polvo regresarás. De ese polvo del que venimos es al que se le asocia el “acto sexual”.

Para saber más:

Real Fábrica de Tabacos de Sevilla

La mecanización en la Fábrica de Tabacos de Sevilla

Hablar con corrección, de Pancracio Celdrán.

Links fotos:

sharrowmills.com; William K. L. Dickson;  Oficina de Turismo de Sevilla

70 comentarios en “Un polvo sevillano

  1. Muy interesante desde el principio hasta el final. Parece que se sigue aspirando tabaco y eso que creía que era una moda del pasado. Curioso lo de “echar un polvo”… Sería como decir “con el polvo regresarás”. Pero entonces la expresión se debería utilizarse para la petición del acto con propósitos fértiles. O en lugar de: “Estamos buscando nuestro primer bebé”, sería mejor: “Estamos echando polvos a ver si cae”. 🙂 ¡Un saludo!

    • Hola Toni,
      una expresión más que curiosa, ¿verdad?. Permíteme que aproveche este comentario para explicar alguna cosa más de la Fábrica de Tabacos de Sevilla. En el siglo XIX trabajaban en ella más de 6.000 mujeres conocidas como las “cigarreras sevillanas”, en un tiempo donde las mujeres no se habían integrado todavía en el mundo laboral. Esta fábrica era el lugar donde más mano de obra femenino se concentraba de toda Europa. No era infrecuente verlas fumar y en algunas ocasiones se “apropiaban” de más de un cigarrillo que escondían entre sus ropajes. Incluso construyeron una cárcel exclusivamente para ellas al lado de la Fábrica, para así pagar sus faltas.
      Otro saludo

  2. ¡Qué curioso! Jajajaja 😀
    Con ese título, no es que sea mal pensada, ya sabes que conocemos la expresión, y es el uso que se da más habitual, pero a partir de ahora, podré explicar también lo de “echarse unos polvos en la nariz” y encima que la Fábrica de Tabacos de Sevilla era el lugar donde se elaboraban.
    Esto lo voy a utilizar con mis amigos y creo que va a dar pie a unas cuantas risas. 😉

    Muchas gracias por tu información, siempre tan útil y con cosas taaaan interesantes.
    Un abrazo,
    Gema

  3. Que divertido eres!!!!! Sabía lo de “echar un polvo” me lo explicaron relacionado con el rapé, pero no sabia esta versión más española. Por cierto, en Sevilla hace unos días no te echaste alguno.?.. ya que estabas en la fábrica, quizás alguna de las obreras te obsequió para que luego hicicieras propaganda. Yo lo digo con muy buena intención, vale?… aunque ya sabemos que la mente es más rápida que las palabras…
    Un abrazo!

    • Hola Rosa,
      el problema está en que no fumo, en cuanto a lo otro me porté muy bien (mi mujer leerá esto) 😉 Disfruté mucho del viaje y por cierto, el próximo miércoles colgaré un post sobre la Itálica de Sevilla, un sitio sorprendente y desconocido por muchos de los turistas que se acercan allí.
      Otro abrazo divertido.
      PD: Ya no queda ninguna de esas obreras en la Fábrica pues actualmente es sede de la Universidad de Sevilla ¡ja, ja, ja!

  4. Qué interesante (y también tu explicación posterior en el comentario a Toni) Me ha parecido genial el artículo entero. Además de divertido e instructivo, coincido con Toni, es un material muy interesante para crear un relato. Gracias. Un saludo.

    • Hola Elena,
      haces bien en decirlo. Cuando me dispuse a preparar esta entrada pensé en que en otros países no tuviera el mismo significado. Tú, me lo confirmas.
      Dado que el post de hoy es digamos… menos serio, te animo a que nos expliques esas otras expresiones (con confianza, no te sientas obligada).
      Un saludo.

      • No tengo inconveniente. La más usada es el verbo “coger”, Aquí nadie coge un camión o un tren. Cuando yo era niña aún podíamos coger un plato o un libro; ahora suele decirse “tomar ” o “agarrar” cualquier objeto, sobre todo si no está uno en familia. Hay quien evita incluso decir “a qué hora te recojo” y prefiere el más largo “a qué hora paso por ti”.

  5. ¿ Por qué será que el enemigo siempre es una niebla espesa para fumadores activos y pasivos ? Produce cáncer pulmonar. Algunos respiran con la libertad, provocados, aspirando; otros estornudan jacobinamente, por lo denso del humo, trabados, de nariz. “Echarse unos polvos a la nariz” es “Nitimur in vetitum”, es decir, lanzarse hacia lo prohibido. La historia nos dice que muchas, de las veces, los triunfos se han logrado practicando cosas prohibidas. Como ejemplo, ya se legalizó la mariguana en muchos países. Tiempo al tiempo. Dicen que lo único prohibido hasta ahora es la verdad. Gracias, FJ, por recordar a un enemigo tan odioso y tan delicioso. Un abrazo, con señales de humo que serían como la excepción a la regla de las nuevas comunicaciones.

    • Hola marimbeta,
      nadie en aquella época podía imaginarse los efectos nocivos del tabaco y el cáncer de pulmón solo es una de las muchas enfermedades que puede ocasionar. No será hasta finales del siglo XIX que se empieza a sospechar que podía relacionarse con alguna enfermedad, pero no será hasta mediados del siglo XX que se demuestra científicamente este vínculo causal. Enfermedades cardiovasculares, respiratorias, cáncer, úlcera duodenal, adelanto de la menopausia, osteoporosis… y hasta arrugas. No sigo que sino pasaremos de un artículo divertido a uno muy serio. 😉
      Un abrazo libre de humos.

  6. Hola Francisco, ya veo lo productivo de tu estancia por estas tierras de María Santísima, el post superior, sabes? Los malagueños no dicen “vamos a echar un polvo”, los malagueños dicen “echamos un quiqui”.
    Y no me preguntes que de donde viene porque no lo sé, ja ja ja.
    Abrazos.

  7. Ah!! Conque me has hecho caso y has comido salmorejo, has hecho bien porque no lo comerás igual en ningún otro sitio. Con el post me lo he pasado genial, eres un crac.

  8. Muy interesante post Francisco, ¡pero con ese título como no vamos a pensar mal!

    Estás como mi profesora de Biología que metía unas frases… y luego nos reprochaba las risas adolescentes.

    Salu2

  9. Tremendamente curioso y … divertido, Francisco Javier. En este blog no hay, nunca, ocasión para aburrirse. Enhorabuena.

  10. Hoy además desenfadado y burlón. Pues mira tú, que yo no conocía la diferencia entre el rape y el polvo sevillano. Que boba, debía haber caído en que el nuestro tenía que ser mas fino y salao que el gabacho.
    Gracias

  11. Con ese título tendrás visitas a tope jajajaja. Titulé una en mi blog con la palabra sexo y todos los días llegan visitas pero según el buscador de palabras clave la gente va buscando autenticas marranadas jajaja así que no creo que la mía les interese demasiado porque de sexo nada de nada. Si te interesa se titula Sexo, vídeos y Heavy metal.
    Muy interesante lo de los polvos de sevillanos. Y siguiendo con las conexiones musicales, ayer fueron Slayer, hoy te dejo una canción de Mago de Oz en la que a partir del minuto 0:47 se escucha eso de Memento homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris.
    Un saludo.

  12. Muy interesante Francisco. La expresión con connotación sexual es muy conocida, aunque en México por ejemplo se dice una muy vulgar que es “coger”, si, así es, el verbo que ustedes usan de manera normal (tomar, agarrar, etc) aquí se usa como “tomar” pues “Coger” sería como el “fuck” en Inglés… me chocan esas palabras (coger y fuck) pues denigran algo tan hermoso como es el hacer el amor…

  13. jajaja, Javier, hasta yo lo pensé y ya sabes, soy mexicana, aquí conocemos la frase, aunque no la usamos. Por lo demás pasando a lo serio, qué interesante ver cómo usaron allá el tabaco que se levaban de América, por cierto, yo tengo la impresión de que en la actualidad hay más fumadores en España que en México, pero eso es sólo una percepción, tal vez porque cuando publiqué artículos sobre tabaquismo tenía más comentarios de españoles enojados, jajaja (también porque conozco más fumadores españoles que mexicanos).

    Un abrazo

    • Hola Silvia,
      no sé si aquí hay más fumadores que en México aunque desde que se han endurecido las leyes antitabaco como la de prohibir fumar en lugares públicos, restaurants… mi percepción es que ha disminuido su consumo.
      Abrazos.

  14. Pingback: Un polvo sevillano

  15. Hola Francisco, desconocía por completo esta historia tan curiosa, si por otro lado la labor de las “Cigarrera”, de ahí uno de los “pasos” de semana santa sevillana también lleva su nombre la Virgen. En definitiva, la fábrica de tabacos de Sevilla ha dado muchas anécdotas y hechos históricos. Un magnífico post.
    Un abrazo

  16. ” Solo Satanás puede conceder al hombre la facultad de expulsar humo por la boca ” declaró la Inquisición española cuando encarceló a Rodrigo de Jerez, uno de los marineros de Colón, y la primera persona en llevar tabaco a Europa. Los gobiernos latinoamericanos ahora parecen estar todos de acuerdo.
    Por eso aunque tú no lo creas en Uruguay, prohibieron fumar en muchísimos lugares, públicos y privados, y legalizaron la marihuana.
    …Para tanto tabaco….Nuestra Señora de los Remedios..,
    Espléndido como siempre.
    Un fuerte abrazo.
    Hasta pronto.

    • Hola Stella,
      sin duda debieron quedar impresionados al ver a Rodrigo de Jerez expulsar ese humo pero no se tardó ni un siglo en extenderse la costumbre de inhalar por la nariz el tabaco en polvo, máxime cuando el embajador francés, Jean Nicot, curó las jaquecas de Catalina de Médicis en 1560, atribuyéndosele además propiedades curativas.
      Abrazos

  17. La expresión ‘echar un polvo’, como forma vulgar para referirse al acto sexual, es un modismo ampliamente utilizado y cuyo origen tiene dividido a los expertos si bien la mayoría apuestan a que procede de la costumbre, ampliamente extendida en los siglos XVIII y XIX, de consumir entre las clases burguesas y aristocráticas el polvo de tabaco conocido como ‘rapé’. Este polvo de tabaco era aspirado por vía nasal, por lo que solía provocar molestos estornudos y para ello, los caballeros que lo consumían en las fiestas y reuniones de sociedad, se retiraban a otra estancia con la intención de ‘echarse unos polvos a la nariz’.

    Con el tiempo, esa excusa para ausentarse de la reunión comenzó a utilizarse también para poder tener fugaces y apasionados encuentros sexuales con la amante de turno, quien esperaba al fogoso caballero en otra sala.

    De ahí que, al convertirse en una práctica común, acabara aplicándose el término ‘ir a echar un polvo’ al acto sexual y ello propició que cuando dichos caballeros, en uno de esos encuentros fugaces, estaba copulando con su amada y alguien de la reunión preguntaba por su paradero siempre había alguien que respondía que se había ausentado para ‘ir a echar un polvo’.

  18. Instructivo artículo como siempre, Francisco Javier. Y como de costumbre, he prendido algo nuevo. Conocía la expresión de origen eclesiástico, el de las palabras pronunciadas por el cura al hacer una cruz sobre la cabeza del fiel con ceniza proveniente de la quema de palmas y ramos de tomillo y romero del Domingo de Ramos del año anterior, precisamente en el Miércoles de Ceniza.
    Pero ignoraba totalmente su origen en el consumo de rape. ¡Cuando es mucho más evidente!.
    Tal vez sea porque fui a dos colegios de curas, no sé.
    Como anécdota te diré que todavía un cura de uno de esos colegios, todavía aspiraba rape por la nariz, en lugar de fumar, como todo el mundo. ¡Era un excéntrico el tío, y no solo por eso!. Lo que nunca llegamos a averiguar es de donde sacaría o compraría el rape. Porque, aunque hace ya muchos años, ¡tampoco soy tan viejo, oye!
    Muchas gracias, y un saludo. Divertidísimo, además.

    • Hola Luis,
      ¡ja, ja, ja! Vete tú a saber de dónde lo sacaría. Esta es una expresión muy utilizada y creo que seguirá siéndolo sobre todo por los más jóvenes. Por cierto, si les preguntáramos a ellos por la palabra “rapé” más de uno diría que viene de “rap” (musicalmente hablando, claro) Perdona la broma, no pude evitar el ponerla.
      Saludos y me alegra saber que te gustó

  19. Pingback: Ni muerto descansó Cortés | franciscojaviertostado.com

  20. Pingback: ¡Aquí hay mucho tomate! | franciscojaviertostado.com

  21. La expresión es utilizada también en el español del Caribe. Me gustaría, cuando tenga usted la oportunidad, que escribiera un poco acerca de la sociedad colonial, especialmente del Caribe. En mi país se habla de una “siesta colonial”, como si no hubese pasado nada importante en 300 años de dominio español, pero recientes estudios demuestran lo contrario, especialmente los trabajos del doctor Alfredo Castillero Calvo, que desvelan la enconada lucha entre criollos, españoles, mulatos y zambos, y la intervención de la corona en la disputa entre ellos, especialmente en el siglo XVIII en la figura del marqués de Villarrocha…. https://es.wikipedia.org/wiki/Marquesado_de_Villarocha

    • Hola Hermelo,
      te tomo la palabra porque reconozco que he publicado menos de lo que hubiera querido sobre la historia de América, aunque debo reconocerte que mis conocimientos al respecto son más que limitados. No obstante, lo que me propones es de lo más interesante y no dudes que investigaré…
      Un saludo desde la distancia

  22. Pingback: Un polvo sevillano ⋆ Scrivix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s