Si no nos pagan, dejamos de trabajar

huelga

¿Nunca os habéis preguntado cómo debió ser la primera huelga de la Historia? ¿Quiénes serían esos “valientes” que se sublevarían contra sus superiores para reivindicar sus derechos? Bueno, lo cierto es que yo no lo hice hasta hace unas semanas que por casualidad lo descubrí navegando por la red de redes. Lo encontré tan interesante que no pude evitar querer compartirlo con todos vosotros.

Quizás asociamos sus orígenes con la Revolución industrial y el trabajo asalariado de finales del siglo XVIII y principios del XIX, pero antes, mucho antes de los movimientos sindicales y la lucha de clases, encontramos un precedente en la historia del trabajo, concretamente en el año 29 del reinado de Ramsés III (dinastía XX) durante la construcción de su tumba en el siglo XII a. C. Una época difícil para Egipto pues debió hacer frente a los ataques de los “Pueblos del norte”, a la corrupción y a la mala administración que no hacía más que acrecentar los problemas.

Lejos de lo que se pensaba, las pirámides y las tumbas faraónicas del Valle de los Reyes no fueron erigidas por esclavos desnutridos y famélicos maltratados con látigos y terribles castigos por sus capataces. Tampoco fueron prisioneros ni extraterrestres sino un ejército de trabajadores bien organizados, alimentados y… libres, los “hombres de la tumba”.

Albañiles, pintores, tallistas y canteros, entre otros muchos especialistas, trabajaban a las órdenes de los capataces y delegados que eran supervisados a su vez por un visir. Durante la construcción de la tumba de Ramsés III, después de cada jornada de trabajo los obreros se dirigían a la aldea que allí mismo se encontraba con sus poco más de setenta casas que daban cobijo a 120 trabajadores y a sus familias.

valle de los reyes pueblo trabajadores

Casas de los trabajadores del Valle de los Reyes. Haz clic para ampliar la imagen.

Al no disponer de monedas no tenían un “sueldo” como lo podemos entender ahora. Gracias a las ostracas encontradas en Deir el-Medina sabemos que recibían diariamente  10 hogazas de pan, una medida de cerveza, dátiles, verdura y agua potable. Higos en ocasiones y carne solo en días festivos y muy especiales. A final de mes podían disponer de 52 sacos de cereales (72 si eras un capataz) además de recibir herramientas, calzado y vestidos.

Y pasó lo que tenía que pasar cuando hartos de recibir con retraso su pago y de comprobar que previamente estaba manipulado por el administrador, decidieron conjuntamente y de manera organizada, declararse en huelga. Pero, ¿cómo hacerlo si no se había hecho nunca? Simplemente optaron por dejar de trabajar.

Sabemos lo que ocurrió gracias al papiro que redactó el escriba Amennakht que fue testigo de todo lo que allí sucedió, el “Papiro de la huelga” (claro, no se podía llamar de otra forma) actualmente en Turín (Italia).

deir el medina

Deir el-Madinah. Haz clic para ampliarla.

Todo comenzó el día 10 del mes de Peret (me refiero a la estación del año, no al cantante 😉 ) del año 29 de Ramsés III, es decir y para simplificar, en 1166 a. C.,  y lo que ocasionó que explotara el hastío fue el retraso en la paga del Gobernador de Tebas Oeste. En el tercer día de huelga y como no se hacía caso de las peticiones, ocuparon el Ramesseum, todo un reto:

” (…) los trabajadores traspasaron los muros de la necrópolis diciendo: tenemos hambre, han pasado 18 días de este mes… hemos venido aquí empujados por el hambre y por la sed; no tenemos vestidos ni grasa, ni pescado, ni legumbres. Escriban esto al faraón, nuestro buen señor y al visir, nuestro jefe, que nos den nuestro sustento”.

Ante esta manifestación de fuerza de los trabajadores las autoridades optaron por darles las raciones del mes anterior. No contentos con ello reclamaron las del mes en curso. Las promesas de mejoras no apaciguaron su reclamo así que volvieron a salir de los muros reclamando la presencia de los interventores de la necrópolis.

” (…) No nos iremos. Digan a sus superiores, cuando estén con sus acompañantes, que ciertamente no hemos cruzado los muros a causa del hambre solamente, sino que tenemos que hacer una acusación importante porque ciertamente se están cometiendo crímenes en este lugar del Faraón”.

Viendo la dimensión que estaba tomando la acción sería el propio visir Ta el que se presentaría delante de ellos adelantándoles sus sacos de trigo y prometiéndoles que no les volvería a faltar.

Se sabe que poco después y tras la ausencia del visir, se volvieron a incumplir las promesas y es posible que, al repetirse las mismas injusticias en las siguientes generaciones, los propios trabajadores decidieran saquear las tumbas (por otra parte lo tenían fácil pues nadie las conocían mejor que ellos pues las construyeron con sus propias manos), acabando por abandonarse el Valle de los Reyes como lugar de enterramiento real con Ramsés XI.

Así pues, podemos comprobar cómo esa primera huelga de la Historia pudo tener una importante repercusión.

Para saber más:

egiptomania.com

Links fotos:

Nicolas Alejandror hInstitute for the Study of the Ancient World

54 comentarios en “Si no nos pagan, dejamos de trabajar

  1. Y en esas llegó Derek Riggs y dejó las pirámides llenas de pintadas mientras los obreros no miraban ;-)… En serio, en cuanto he empezado el artículo, me han venido a la cabeza los egipcios, algo debía haber oído ya acerca del tema, pero no tan bien completado, claro.
    Para que veamos que poco han cambiado las intenciones de los poderosos en tantos miles de años e igualmente poco las maneras de hacer frente a las injusticias. Toda una lección.

    • Hola Álex,
      la opresión de los poderosos provocan una deshumanización tanto a los que oprimen como a los oprimidos. En el caso de estos trabajadores egipcios, reivindicaban lo que era suyo, unos derechos que les eran negados. Pero, ¿cómo reivindicarse sin exponerse a un castigo individual? Se unieron y como si fueran una sola persona decidieron ser valientes y dar ese paso, todos juntos. Esto si fue una lección.
      Saludos

  2. Clap, clap… pues no lo sabía y como siempre los que han estado por debajo de los gobernantes, las han pasado canutas, entonces y ahora en el siglo XXI. Una vez más un abrazo mañanero.

  3. Y yo que siempre pensé que los trabajos de las Pirámides estuvieron movilizados para su construcción por una estructura en masa de esclavos…Me ha llamado mucho la atención comprobar que las huelgas, ahora instauradas como un derecho jurídico-laboral, siempre entre comillas, es una práctica anacrónica, que viene de tiempos inmemoriales. Me pregunto si también habría esquiroles (en ese caso por miedo a la autoridad faraónica) y se realizaría algo parecido a los piquetes (para motivar colectivamente).
    Excelente y muy interesante artículo, desconocía que hubiera habido precedentes anteriores a la Revolución Industrial.
    Un abrazo

    • Hola Marisa,
      es una creencia muy extendida pensar que quienes las construían eran esclavos y parte de culpa la tienen las producciones cinematográficas, pero en los últimos años se ha comprobado que esto no era así. En cuanto a si habrían esquiroles… me imagino que sí aunque no se exponían a un simple despido sino que lo podían pagar con su muerte.
      Abrazos

  4. Comienzos esclarecedores: claro que había “salario”, y si no lo pagaban, alguien se lo quedaría. Seguro que sacerdotes, altos funcionarios, contratistas… Pasados más de tres mil años, nada nuevo bajo el sol. Un abrazo

  5. En que parte del “ser humano” esta en ser opresor u oprimido. Cuando nacemos somos todos iguales pero con el tiempo nos definimos en un bando u otro. Pero lo peor es que pasan los años y los siglos y sigue igual, una pequeña parte de la humanidad oprime o especula sobre la gran mayoría.
    Habrá solución o solo es una utopía ?.
    Como siempre gracias por ampliarnos el conocimiento y hacernos reflexionar.

    • Hola Jorgelina,
      estará en nuestros genes, supongo. Pero allí también se esconden cosas buenas como el coraje. Ese coraje que mostró una persona muy querida por muchos y que muestra como pocos lo que significa, Mandela. En una ocasión dijo: “el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien siente miedo, sino aquél que conquista ese miedo”.
      Un abrazo y gracias por el comentario.

  6. Pingback: Si no nos pagan, dejamos de trabajar | yofumoenpipa

  7. No conocía este antecedente. Yo pensaba que la primera huelga de la historia había sido la que se produjo en Roma por parte de los plebeyos contra los patricios, por el tema de los impuestos. Pero ya veo que esto es mucho más antiguo.
    E intuyo que la de los trabajadores egipcios, tal vez no fuera la primera. Es la primera de la que tenemos constancia escrita… antes, ¿quién sabe?.

    Se confirma el refrán que reza:
    “Desde los tiempos de Adán,
    unos recogen el trigo
    y otros se comen el pan”.

    • Hola Luis,
      cuando pensamos que algún hecho ocurrió en un momento determinado de la Historia siempre acabamos descubriendo que antes ya se hizo. El problema es lo que comentas, si no hay registro de ello pasará injustamente al olvido.
      Un saludo y muy cierto el refrán.

    • Hola Alejandra,
      ¿qué hubiera ocurrido si en vez de dejar de trabajar hubieran decidido hacerla “a la japonesa”? ¿Quizás las pirámides serían más altas o las tumbas más profundas e inexpugnables? Quién sabe, tratándose de la civilización egipcia, cualquier cosa.
      Saludos

  8. Sin duda un tema apasionante, como lo has podido notar en la cantidad de los comentarios. Es un contraste con las condiciones laborales del mundo que nosotros vivimos, en el que ni las condiciones de los trabajadores son dignas, ni la solución a sus demandas es atendida por el visir en persona, antes bien, les envían un abogado (como aprendimos con Jesús hace pocos días). Hace más de 3000 años y seguimos atentos a sus aleccionadoras vidas. Gracias doctor. Muchas felicidades.

    • Hola Joe,
      ¡qué bien que pasaras por los comentarios! Habrás podido comprobar que contamos con un montón de amigos en esta sección del blog que con su participación la han convertido en parte indispensable del mismo.

      Siguiendo con la contestación anterior a Alejandra aprovecho tu comentario para decir que en la actualidad existe una forma original de hacer huelga: la huelga de celo o de reglamento, que consiste en hacer estricta y escrupulosamente aquello a lo que obliga el contrato. Lo extraño es que cumplir con lo pactado sea considerado una manera de hacer huelga. ¡Ja, ja, ja!
      Un saludo y gracias a ti

  9. Que bueno Francisco. Siempre hemos guardado en la retina las imágenes del cine con esclavos escuchimizados tirando de enormes moles de piedra. Igual que Alex loprimero que me viene a la mente cuando leo algo de los egipcios es Powerslave de Maiden. Cuando peinso en los primeros huelgistas recuerdo la escena de Cahaplin en Tiempos modernos.
    Por lo visto siglo de evolución no han servido para cambiar a ricos y poderosos de los que trabajadores.
    Cuando me comentaste que la entrada de hoy iba sobre la primera huelga que efectivamente creí que sería mucho más reciente, tenía pensadas varias canciones. De Skape y otras varias de grupos rockeros reividicativos, pero ete aquí que me sales con los egipcios y sus piramides que estaban pensadas para el eterno descanso de los faraones.
    La momia.

    • Hola Salva,
      pues ahora que nombras a Maiden y su Powerslave me viene a la mente su último concierto en Barcelona. En lugar de tocar canciones de sus últimos discos tocaron sus clásicos de toda la vida para regocijo de todos los que allí nos encontrábamos.
      Ciertamente pensaba que la incluirías en el comentario pero una vez más me has sorprendido gratamente.
      Saludos desde el Más Allá.

  10. fascinante, FJ. Cuesta creer que en aquella era fueran capaces de organizar una huelga de modo colectivo y sin disidencias … todo un ejemplo. me quedo con las ganas de saber que fue de ellos.
    Un abrazo.

  11. ¡ Convertir a la gente trabajadora en inutilidad de toda acción es desarmarlo ! Más cuando la acción se penaliza como un error, por pensar como se piensa, actuando. Desocuparlo es la nueva forma civilizadora, disloca, separa pensamientos solidarios, regresa la individualidad… hambre que ata el pensar, desunidos. Camisas de fuerza, forzados, capacidades extinguidas. Aceptar lo que sea, seguir viviendo. Destino imposible de cumplir. Cuesta, pero se vuelve. Sólo basta con poner a salvo la querencia, así, mucho a mucho se retorna a disfrutar los almuerzos en familia. Gracias, FJ, por traer situaciones laborales endurecidas, repetidas. Un abrazo, que nos saque de este socavón nostálgico.

    • Hola marimbeta,
      Divide et vinces (divide y vencerás) Creo que lo dijo Julio César y qué cierto es. Solo hay un problema: los jefes lo conocen y lo aplican. Por desgracia somos testigos de ello en la actualidad y en muy diversas situaciones. Ante un conflicto social o ante una injusticia laboral, cuando el pueblo está unido es muy difícil hacerle callar.
      Abrazos sin divisiones.

  12. Buena lección de historia, F.Javier. La unión hace la fuerza, educar a los hijos para que no sean individualistas es uno de los valores que deberíamos enseñarles tanto en casa como en la escuela. Hacerles ver que los logros personales se deben unir a los logros colectivos para construir en una sociedad mejor y no vivir achicados por el miedo. A los ricos no les gustan las huelgas, en realidad a nadie, porque todos perdemos algo, pero si no se hacen, los trabajadores perderemos mucho más. Es la única forma de reclamar la justicia cuando los dominates miran para otro lado y les suda todo se les expone y dice. Una vez obtenido el beneficio, les gustaría liquidarnos o convertirnos en zombis, momias. Bien por los egipcios
    Ok, a la canción de Salva, lo que sabe este hombre de música, es un crak.

    • Hola Popota,
      la educación de los hijos lo es todo. Esos valores que se les inculcan son lo que les quedará y lo que les ayudará a formarse como personas. Sin esa educación, todo está perdido. Y me uno a tu opinión sobre Salva, sabe mucho de música y siempre le agradeceré sus notas musicales en el blog. De hecho, es un blog en el que todas las humanidades son bien recibidas.
      Saludos

  13. ¡Derecho a protestar! ¡Derecho a la huelga! Regulado por efectos naturales de negar a ser esclavo. Nacemos libres y sentimos que lo somos, pero la vida obliga y las circunstancias mandan, sobrevivir no es nada fácil. La condición humana es la que es desde su existencia, nada cambia en su genética más elemental en el campo de sobrevivir que le lleva a ser esclavo o explotador. Gracias amigo Francisco, como siempre tu información es valiosa… Salam

  14. Hola Francisco,
    bien merecida se tenían la huelga los supervisores corruptos. Ojalá y haya recibido su merecido castigo por parte del Faraón, quien seguro no estaría muy contento con que se fueran sus trabajadores.
    Siempre ha habido, y habrá, hombres que quieran aprovecharse de otros, y creo que las huelgas siempre existirán, de una manera o de otra. Desgraciadamente en nuestro país las huelgas, más que instrumentos para mejorar la vida de los trabajadores, se han convertido en un método político para presionar a un gobierno. En fin, al menos ya conocemos la primera huelga de la historia, y gracias a este magistral artículo.
    Muchas gracias y un abrazo.

    • Hola Jesús,
      si es triste tener que convocar una huelga para reivindicar unos derechos y hacerse oir, más triste es que se quieran aprovechar unos pocos en su propio beneficio manipulando la voluntad de todos los trabajadores. Pero como dices, esto ocurre cada día en nuestra sociedad actual.
      Abrazos

  15. Encantada de saber, gracias a ti todo esto.

    Nunca deberíamos dejar que abusen de nosotros no como trabajadores ni en ningún otro sentido.

    Gracias por compartir cultura, querido amigo.

    Un beso.

    • Hola Mina,
      por desgracia siempre quedarán poderosos que piensen que tienen el poder de abusar, oprimir y despreciar a los demás, a la vez que creen que tienen el derecho de justificarse y perdonarse. Qué pueden hacer los trabajadores sino rebelarse ante esa injusticia.
      Abrazos y buen finde. 😉

  16. Hola Francisco Javier. Eso si es ir bien al principio de la historia.
    creo yo, que la idea de ir juntos y organizados, podria ser por que ya formaban equipos para construir las tumbas, compitiendo entre ellos. Se encontraron en paredes escrito en demotico, los nombres de algunos de estos grupos.
    buen domingo.

  17. ¿que quiere decir esto?, ¿puede que la corriente teórica del conflicto tenga razón cuando afirma que “El conflicto social es inherente a toda sociedad Estratificada en clases sociales”?. Vemos que los intereses de los asalariados tiende a chocar con los de los Patrones.¿ entonces Marx no se equivoco con su concepción sobre la lucha de clases (el no fue quien la descubrio si no el que le dio una explicacion al marco de desarrollo de esta) o talvez si?. En todo caso yo creo que el error de Marx fue creer que las clases sociales tienden a los choques frontales pues existan diversos mecanismo de control del conflicto social. Saludos Francisco me gusto mucho su articulo.

  18. Pingback: Palomas mensajeras, heroínas anónimas de la historia. | franciscojaviertostado.com

  19. Pingback: El Papiro de las Minas: un mapa para Ramsés | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s