Uganda, la historia de un país africano

uganda

En África se preserva el respeto por las costumbres incluso en los estados africanos que optaron por la república como forma de gobierno. Sus jefes y reyes tradicionales siguen ejerciendo gran influencia social, aunando tradición pero también modernidad manteniendo así su legado cultural. Un ejemplo lo encontramos en la República de Uganda, situado en el África oriental y limitado por el lago Victoria, Kenia, Sudán, Congo y Ruanda.

Independiente del protectorado británico desde 1962, la monarquía se abolió cuatro años después restaurándose simbólicamente hace poco más de veinte años. Su actual monarca es Muwenda Mutebi y, aunque es un país políticamente inestable, sus avances sociales son envidiados por muchos otros países del continente destacando en la educación y en la lucha contra el HIV/SIDA a través de campañas que promueven el uso de los preservativos y la propia abstinencia sexual. Actualmente la mayor parte de la población es cristiana (85%) mientras que los musulmanes son una minoría (12%), pero hace dos siglos la situación era muy distinta teniendo el país una historia que merece la pena conocer.

Uganda toma su nombre del Reino de Buganda tras convertirse en protectorado británico en el año 1894. Sus orígenes se remontan (que se sepa) a principios del siglo XVI, conociéndose entonces como el imperio de Bunyoro-Kitara, que se dividía en reinos independientes. Nos centraremos en uno de ellos.

Como pasa tantas y tantas veces por desgracia, las luchas entre países vecinos estaban a la orden del día. Sus reyes abocaban a la población a encarnizadas guerras alternando con períodos de paz. Pero será en el siglo XIX, muy lejos de allí, en el viejo continente europeo, que se producirá un hecho que acabará también por afectarles al ocasionar que el hombre blanco decidiera irrumpir en sus poblados.

¿Y qué llevó a los europeos a adentrarse en esas selvas y tierras tan peligrosas como desconocidas? Ni más ni menos que la revolución industrial y la necesidad de expandirse en busca de esas materias primas que necesitaban para mantener las incipientes industrias. Sí, también se buscaba propagar la Fe de Cristo para contrarrestar la musulmana pero los verdaderos intereses de los gobiernos eran otros. Es ese primer e impactante encuentro entre el hombre blanco y el cruel y sangriento Rey de Buganda, Mutesa I, lo que os explicaré a continuación.

nilo blanco y azul

Mapa que muestra el Nilo Blanco y el Nilo Azul.

John H. Speke y James A. Grant eran dos exploradores, subvencionados por la Real Sociedad Geográfica de Gran Bretaña, en busca de las soñadas fuentes del Nilo Blanco en el interior de África, el mayor desafío de las exploraciones del momento, un desafío que dos mil años antes, el geógrafo griego Claudio Ptolomeo, ya apuntaba dónde buscar: en las nieves de los Montes de la Luna. Incluso el emperador Nerón envió en el año 66 d. C. una expedición con dos centuriones para dar con ellas.

Mutesa_I

Rey Mutesa I

J_H_Speke

Desde que Speke y Grant partieron en 1857 en su búsqueda, recorrieron miles de kilómetros y sufrieron múltiples penalidades. Tres años después llegarían a un próspero territorio, Buganda, donde encontramos (ahora sí) a nuestro singular soberano Mutesa I que reinaba como señor de todo y todos desde hacía cuatro años, con el ejército más poderoso de África central. Mientras Grant se recuperaba como podía de una grave infección en la pierna sin poder seguir el ritmo de su compañero (…y es que el viaje fue muy duro), sería Speke quien se aventuraría en su encuentro con Mutesa. El 20 de febrero de  1862 se presentó en el poblado y delante del rey. Jamás habían visto a un hombre blanco y la curiosidad de los nativos les hacía acercarse tocándoles el pelo, las manos… hasta ese extraño objeto que tenían en los pies, los zapatos, aunque el temor les hacía alejarse rápidamente porque habían llegado rumores de que esos hombre blancos “comían carne humana tres veces al día”. El soberano los retuvo casi cinco meses (así evitaba que marcharan a los dominios de su enemigo el rey de Bunyoro) y durante ese tiempo Speke pudo conocer de primera mano como se imponía el terror y la sinrazón en ese reino. ¡Cómo debió de quedarse el explorador cuando se sacrificaron en un ritual a más de 400 personas para celebrar su llegada! Para demostrar como funcionaban sus rifles ordenó a un paje que disparase contra un hombre, que murió al instante. En otra ocasión, ordenó cortar las orejas a uno de sus servidores por no transmitir bien un mensaje de Speke y durante todo el tiempo que permaneció en la aldea pudo presenciar numerosas mutilaciones y ejecuciones entre ellas la de muchas de las 400 esposas del rey, frecuentemente por mínimas ofensas como podían ser el dirigirse a él directamente para ofrecer una fruta en lugar de hacerlo a través de una tercera persona.

15221077961_22d990022d_o

El río Nilo en Uganda. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Speke llegaría en solitario el 28 de julio de 1862 a las cataratas Ripon, donde el lago Victoria alumbra el río Kivira, identificado como el primer tramo del Nilo (Nilo Victoria).

Después de 28 años de cruel reinado moriría Mutesa I. Antes permitió el envío de misioneros cristianos que convertirían a parte de su gente al cristianismo aunque él nunca se llegó a convertir por una razón práctica: no quería abandonar la poligamia. Le sucedería en el trono su hijo Mwanga II, que vería con malos ojos la moral cristiana al reprocharle que vendía a su pueblo como esclavos y al practicar la homosexualidad. Fue entonces que no le tembló el puso (de tal palo tal astilla) al dar la orden de asesinar a los primeros ugandeses convertidos al cristianismo, los conocidos como Mártires Cristianos de Uganda. Esto iniciaría las disputas entre protestantes, católicos y musulmanes que no finalizarían hasta la victoria anglicana en 1891 y el posterior exilio de Mwanga.

Como decía al principio, Uganda es hoy un país mayoritariamente cristiano y uno de los países africanos donde más se ha avanzado en la lucha contra el SIDA y en educación. Lejos de ser una sociedad perfecta se ha avanzado mucho y si tenéis la oportunidad de visitar el país no dejéis de ver las tumbas de los reyes de Buganda en la colina de Kasubi de la capital Kampala, declaradas Patrimonio de la Humanidad desde el año 2001.

 tumbas de los reyes de Buganda

Tumbas de los reyes de Buganda. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Una lectura:

Diario del descubrimiento de las fuentes del Nilo, de John Hanning Speke. Ed. Espasa, Madrid, 2003.

Para saber más:

Real Sociedad Geográfica

Buganda Kingdom

Nilo Blanco

Visita Uganda

La búsqueda de las Fuentes del Nilo, artículo del historiador Josep Maria Casals en NGH Nº 133.

Links fotos:

Rod WaddingtonNile-en.svgRod Waddington(I)no no phil

43 comentarios en “Uganda, la historia de un país africano

  1. La verdad que la Iglesia contribuyo y contribuye a llevar progreso a muchos sitios donde las luchas tribales y supersticiones hacen la vida muy dura a sus habitantes,

    Un abrazo.

    • Hola Francisco,
      en el caso del continente africano, el cristianismo ha crecido de forma exponencial. En el último siglo han pasado de medio millón de católicos a los más de 30 millones actuales.
      Aunque hay casos particulares que en ocasiones la opinión pública da más importancia que a la labor de muchos otros, las misiones en África han sido fundamentales para la enseñanza, inculcar las ideas de igualdad y fraternidad entre todos los hombres, la creación de escuelas… Y en ocasiones, esta labor ha sido el germen que ha llevado a la independencia de los Estados africanos.
      Abrazos y veo que siempre eres el primero en comentar ¡ja, ja, ja! Estamos sincronizados. 😉

  2. Muy interesante. En Europa tendemos a ver “África” como algo uniforme y desconocido y es muy enriquecedor que se divulguen las historias locales. por cierto, las fotos son muy bonitas también.

    ¡Buena semana!

    • Hola Musa,
      sí, por desgracia solo nos acordamos de África para las desgracias. Que si una hambruna, que si una guerra, que si el Ébola… se habla durante unos días o incluso unas semanas para después olvidarnos de ella. Dejo unas palabras del escritor Henning Mankell que ayudan a comprenderlo:

      “Cuando llegué a África estaba buscando las diferencias y lo único que he encontrado son similitudes. Hoy sé que todos estamos relacionados, pero con algunas diferencias destacables. En África uno se topa con mucha pobreza que lleva a diferencias en las formas de vivir. La experiencia africana me ha convertido en un europeo mejor. La democracia en Europa es el mejor sistema político que existe. Hay todavía muchos problemas en África por la falta de democracia. En Europa tenemos una importante falta de comprensión sobre nuestra historia. Las generaciones jóvenes saben muy poco sobre la historia y eso es muy peligroso porque eso nos podría llevar a una repetición de los errores del pasado. En África, por el contrario, la gente cuida más de su historia”.

      Abrazos

  3. Pingback: Uganda, la historia de un país africano | franciscojaviertostado.com | La Belleza del Agua ~ Blog Colaborativo

  4. El continente africano me fascina desde siempre, su historia especialmente, los libros de viajes de siglos pasados. Asi, esta entrada me ha gustado muchisimo. Ojala pueda algun dia visitar Uganda. Me he permitido publicar la imagen del rio Nilo en el blog colaborativo La Belleza del Agua, si no deseas que aparezca la imagen la quitare en cuando me lo hagas saber. Esta aqui:
    https://labellezadelagua.wordpress.com/2015/03/23/uganda-la-historia-de-un-pais-africano-franciscojaviertostado-com/

    Un fuerte abrazo Francisco Javier, bona setmana! 🙂

    • Hola Carmen,
      tienes todos mis permisos y de paso también mi agradecimiento por compartirlo. El próximo lunes publicaré un artículo sobre el África más oscura, un artículo que espero se difunda para dar a conocer algo que puede sorprenderá a más de uno. Una muestra de lo irracional que pueden llegar a convertirse las supersticiones.
      Una abraçada i que tinguis tú també una gran setmana.

  5. Se podía hacer una serie de de psicopatas entre emperadores, reyes y médicos que han ido apareciendo en tu blog Francisco. Menudo perla el tal Mutesa. Las fotos son preciosas, ¿son tuyas?
    Hoy esta fácil la cosa

    Saludos.

    • Hola Salva,
      por desgracia estos seres indeseables son parte importante de la Historia. Las fotos no son mias pero dejé los enlaces de las mismas al final del artículo. Como le decía a Carmen en el comentario anterior, el próximo lunes publicaré uno con fotos hechas por alguien muy próximo a mí. Si puedes no dejes de leerlo y verlas.
      Saludos y la música genial, perfecta, idónea… (no sé se me acaban los adjetivos) 😉

      • Pensé en poner esta que es muy apropiada y me imagino al jefe de la tribu frotándose las manos

    • Hola Alberto,
      ,,, y África los cambió a todos, haciendo de Livingstone un explorador, de Baker un formidable narrador de historias, de Burton un neurótico vagabundo, de Speke un héroe trágico y de Stanley un conquistador. A la postre, uno por uno cayeron seducidos por el mal de África. Y todos murieron soñando con regresar (Javier Reverte).
      Si vas, repites.
      Abrazos

      • Sin duda estoy muy de acuerdo. Sólo he estado en Etiopía, Kenia y Tanzania, y a puertas me quedé de; Malí (por los secuestros, justo cuando planeaba ir) y Uganda (por la llegada del vástago)… No pasarán muchos años para regresar a África, espero.
        Un abrazo.

  6. Qué poco se agradece la gran obra que ha hecho la Iglesia en Africa y Uganda es una prueba más. Todos los amigos que lo han visitado vuelven maravillados por el paisaje, su progreso, sus gentes y su forma de entender la vida. Un País en progresión si no lo perturban los nuevos líderes de la bandera negra.

    • Hola Enrique,
      un país en progresión y con mucho futuro por delante. En África hay muchas cosas por hacer, un continente que necesita construir carreteras, levantar edificios, supermercados… Pero dices bien, muchos europeos, americanos, chinos lo verán como un modo fácil y rápido de enriquecerse ellos mismos, una inversión más. Si realmente se quiere dar un futuro al continente africano y a los africanos se debe invertir en ellos, en su educación y en su desarrollo como personas.
      Abrazos

  7. La historia de países africanos está plagada de dolor. En Uganda, la vida y su color es un albur predestinado por su típica, rica y sensata cultura; basta, diversa, conquistada, tras culturizada. Fallan los colonizadores imponiendo culturas, religiones y modelos de vida incomprendidos. Importar formas democráticas transformadoras de tradiciones tribales rompe el equilibrio. Imposibilitados, sin poder defenderse de la solidaridad privada, discriminados. Colonizados, dominados. Aislados internamente creciendo, dependiendo de estructuras militares preservando el status quo. En este país, el gusto excesivo por la obediencia y la sumisión sojuzga, restringe inspiración libertaria. Desde siempre, su raigambre es como la leche que se mama, tradición. La educación religiosa, enorme recurso de dominación, es verbosa, superpuesta a la realidad. Gracias, FJ, por recordar este céntrico país. Un abrazo, tradicional conocido.

    • Hola marimbeta,
      “cuando vinieron los misioneros a África tenían la Biblia y nosotros la tierra. Nos dijeron: vamos a rezar. Cerramos los ojos. Cuando los abrimos, teníamos la Biblia y ellos la tierra”. Desmond Tutu lo sabe bien y así lo manisfestó. Las injusticias sin justicia nunca sanarán ese dolor que les invade. Las imposiciones sin democracia nunca traerán futuro ni esperanza.
      Abrazos esperanzadores.

  8. En realidad Africa, y Uganda en particular, es un maravilloso continente plagado de cultura y belleza, solo que por siglos ha sido postergado y denostado, pero encierra tesoros increíbles y el nacimiento de la raza humana. Excelente entrada!

  9. Tengo que volver a leer todo… y los gorilas de espalda plateada? Uganda es uno de los tres paises de África que los tiene. Un abrazo de una “mona” de sólo dos pies.

  10. ¡¡Qué bueno!! Leyendo este artículo me he acordado de las geniales novelas de aventuras de Henry R. Haggard ‘Las Minas del Rey Salomón’ y ‘Ella’ y sus numerosas secuelas, seguro que Haggard tuvo noticias de historias parecidas (o de esta misma) y las trasladó a sus escritos…
    Saludos

    • Hola Álex,
      mientras lo preparaba también me venían en mente estas aventuras. En aquellos tiempos, adentrarse en selvas desconocidas, con mitos y leyendas extraordinarias pero también peligrosas, era solo para valientes (o inconscientes).
      Otro saludo para ti.

  11. Pingback: Uganda, la historia de un país africano

  12. Magnífico artículo Señor Tostado. Siempre el hombre ha buscado y deseado apoderarse de los recursos naturales, creo que era Thomas Jefferson quien decía que quien fuera el dueño de los recursos naturales lo sería también del Mundo.
    De todas maneras me sigue sorprendiendo la Vida de los exploradores, ¿ tenían algo más que nosotros?, ¿ quizás sentido de la Vida y nosotros la hemos perdido?, porque valientes eran, sin lugar a dudas.
    ¿ No estaremos demasiado encasillados en esta sociedad harta de tantos materialismos y convencionalismos?
    Saludos

    • Hola Teresa,
      gran verdad en lo que dijo. ¿Te imaginas ser el dueño de todo el agua del planeta? En cuanto a la valentía de esos exploradores sorprende cómo se atrevieron con esos retos. Sabían que tenían mucho más que perder que ganar y sin embargo, no dudaron en afrontarlos. Quizás, en la actualidad, quedan otros retos por cumplir aunque algunos ya son fuera de nuestro planeta.
      Otro saludo para ti y no me llames de Señor que no soy tan viejo…

  13. Gracias Francisco, así le llamaré respetando su noble gusto. Saludos Cordiales y Enhorabuena por tan interesante blog.

  14. Hola Francisco,
    muy, muy interesante historia sobre un país del que sólo conocía al “canibal” Idi Amin y de las películas Rescate en Entebe y El Último Rey de Escocia” (ambas recomendables. Uganda parece ser un paraiso, pero como a muchos otros países les ha tocado vivir una historia turbulenta repleta de malos gobernantes. Pero bueno, es lo que hay, al menos ahora me siento un poco menos ignorante y me has picado para estudiar un poco más a Uganda.
    Muchas gracias y un abrazo.

    • Hola Jesús,
      me alegra haberte abierto la curiosidad sobre este país africano. Pienso que el continente africano es el “gran olvidado” y ha sufrido (y sigue haciéndolo) como pocos, las injusticias y los abusos. Te invito a leer el del próximo lunes, creo que te sorprenderá. 😉
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s