La Sábana Santa “el símbolo del sufrimiento de los inocentes de todos los tiempos”

Santo Entierro (Monasterio de Santiago de Uclés). Haz clic en la imagen para ampliarla.

Así la definía el papa Juan Pablo II pero también se la conoce como la Síndone, el Sudario de Turín o el Santo Sudario, se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en Turín (Italia). Compuesta de una tela de lino mide 436 cm x 113 cm., muestra la imagen de un hombre con marcas propias de una crucifixión. Lejos del intenso y prolongado debate que ha suscitado entre la comunidad científica (al final dejaré enlaces de ello), mi intención es explicar lo que se sabe de su viaje a través del tiempo.

Fotografía de cuerpo entero de la Sábana Santa de Turín. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Durante los primeros siglos de la Cristiandad se custodiaba en la ciudad de Edesa (actual Urfa, en Turquía) el mandylion (paño en griego) un retrato de Jesús en tela. Según la tradición, el rey de Edesa, Abgar, escribió a Jesús para que le sanara una grave enfermedad. Este le envió un mensajero que lo curó y pintó su imagen, atribuyéndole un origen divino.

En el año 943 Edesa estaba bajo el poder musulmán y exigieron al emperador de Bizancio, Romano I Lecapeno, la liberación de 200 prisioneros árabes y gran cantidad de oro a cambio de la santa reliquia. Tras acceder al intercambio, el 15 de agosto llega a Constantinopla donde fue depositada en la capilla imperial de Faro, junto el pan consagrado en la Última Cena. Con el sucesor de Romano I, Constantino VII, es cuando la tela adquiere su dimensión divina al considerarse que es el sudario en el que fue envuelto al verse unas manchas rojas que se atribuyeron a restos de su sangre. Será durante la Cuarta Cruzada (1204) que la reliquia desaparece tras el saqueo de la ciudad.

Los templarios comienzan a venerar un “ídolo” inspirado en el mandylion, similar a los iconos bizantinos, sin aureola y sin cuello, y a partir del año 1307 comienza el proceso contra ellos. Se tiene constancia del interrogatorio a Arnault Sabbatier que declaró que, al ingresar en la Orden, se le ordenó adorar tres veces una tela que mostraba la figura de un hombre de cuerpo entero. Recientemente, la investigadora italiana Barbara Frale, especializada en el Temple, afirmó hace cinco años que este lienzo sería la Sábana Santa que estaría en manos de la Orden tras el saqueo de Constantinopla. Frale especula que Geoffroy de Charny, el templario quemado junto con De Molay en 1314, podría ser familiar del portaestandarte de Francia que, años después, se hizo con la Sábana Santa y que acabaría por estar expuesta en la colegiata de Lirey, en 1357. La Iglesia católica no se ha manifestado en cuanto al sudario, aunque en 1958 el papa Pío XII autorizó que fuera venerado.

Las pruebas científicas:

Fotografía de la Sábana Santa en dos versiones: a la izquierda, en positivo; y a la derecha, en negativo. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de una foto, la imagen en el sudario se trataría de la impresión directa del cuerpo sobre la tela, de tal manera que su lado derecho (a la izquierda en la imagen) correspondería a la izquierda del rostro real. Por tanto, vemos una imagen invertida a la realidad, es decir que en la frente habría una “Ǝ” y no una “E”.

Se han realizado numerosas investigaciones durante el siglo XX, y con el permiso de Humberto de Saboya, su dueño en 1973, se formó una comisión de estudio multidisciplinar que contaba con radiólogos, físicos, historiadores y forenses. Sus resultados no fueron favorables a la autenticidad aunque tampoco la excluían de manera concluyente. Desde 1983 la Iglesia católica es la propietaria y quince años después, el papa Juan Pablo II, declaró “confío a los científicos la tarea de continuar investigándolo”.

En 1988 se autorizó a tres laboratorios independientes (la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, la Universidad de Arizona y la de Oxford) a realizar la prueba del carbono-14, coincidiendo en los resultados y datándola entre los años 1260 y 1390 con una fiabilidad del 95%. Era la primera aparición histórica documentada del Santo Sudario. Tras publicarse los resultados en la revista Nature, la santa Sede aceptó los resultados pero no retiró su culto por lo que representa, un símbolo de la crucifixión.

Hace doce años que se realizó una restauración del lienzo con los últimos avances tecnológicos (microfotografías, espectrometrías…) levantándose por primera vez el forro posterior que cubría la tela.

Hoy en día la polémica continúa…

Para saber más:

A favor

En contra

Links fotos:

jacinta lluch valero; WikimediaGiuseppe Enrie (versión girada)

48 comentarios en “La Sábana Santa “el símbolo del sufrimiento de los inocentes de todos los tiempos”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Al margen de su autenticidad o no, y aunque yo crea que queda demostrada su falsedad con el carbono 14, lo que no acabo de entender es el afán del mundo católico por demostrar con pruebas físicas la realidad de un Dios al que, por norma, deben adorar por vía de la fe… ¿No deberían contentarse con ella y dejar de buscar reliquias, restos o demostraciones históricas que ‘prueben’ que están en lo cierto?
    Como digo, no acabo de entenderlo…
    Gran artículo que me da que suscitará polémica.

    • Hola Álex,
      para responderte me permito transcribir el interesante comentario que dejó en el Facebook Margarita Quesada (me dió su permiso, claro), creo que puede avivar el debate…

      “Actualmente se conoce a la Sábana Santa como Síndone de Turín, cuando se habla de Sudario se hace referencia a una reliquia que está en Oviedo y que investiga el EDICES, equipo de científicos que forma parte del Centro Español de Sindonología (CES). En tu descripción sobre la historia de la Sindone o Mandylion (como se le llamaba al principio) veo varios fallos, en tus referencias al STURPP también. Lo del C14 está completamente obsoleto, fue una prueba realizada en 1988 que trascendió de forma mediática pero que en el ultimo congreso que hubo sobre el tema en Valencia, hace 3 años, se demostró además de su ineficacia debido a la contaminación de la tela, los fallos que se produjeron en la toma de muestras y su análisis posterior. Aún así es una prueba más de las miles que se le han hecho. Realmente es un tema muy interesante, seas creyente o no. Nadie ha demostrado aún cual es el origen de la imagen”.

      Saludos y gracias Margarita.

  3. Mucho se ha escrito sobre esa sábana, yo soy bastante incrédula y dudo que sea verídica, eso es parecido como las “caras” que aparacerieron en Bélmez y otros muchos “milagros” esparcidos por elmundo. Quizás si, pero lo pongo en tela de juicio. Un abrazo Francisco

    • Hola Rosa,
      yo, sin ser ningún experto en el tema (para eso están los entendidos), pienso que hay otras reliquias que pueden tener más fundamento que esta, y como ejemplo pongo el Santo Grial de la catedral de Valencia… (pero esto lo dejo para otro post) 😉
      Abrazos

  4. Estuve en una exposición que hubo en Alcalá de Henares sobre la Síndone que era muy interesante y completa, se reproducía el cuerpo de Jesús, cómo eran las cruces, los ensayos realizados, las torturas y sus consecuencias… No sé si se ha expuesto en más ciudades.

  5. Existe una Asociación llamada Centro español de Sindonología (CES) con web propia por si queréis información de primera mano. Ellos son los que exhiben y explican esa exposición a la que te refieres por toda España, es itinerante. Hay una delegación en Madrid y varias más en el resto de España. La sede está en Valencia.

  6. Como confirma la historia del Catolicismo, la Iglesia necesita reafirmarse socialmente y también su poder de influencia entre la gente, no solo en lo económico. El sudario es una buena muestra de ello, a pesar de la falsedad documental, me refiero a que el Carbono 14 debería dejar zanjada la polémica, pero claro, la religión institucional liga su impacto social con la creación de climas de opinión favorables para su aceptación y el apoyo de los adoctrinantes. De todos modos, la Sabana Santa, seguirá teniendo un importante valor cultural e histórico por lo que representa y por el interés de millones de personas.
    Me ha encantado el artículo, la documentación que aportas, muy útil y el tema, ¡qué decir!, super interesante.
    Un abrazo

    • Hola Marisa,
      intento aportar los datos de la manera más objetiva posible pues no se trata de convencer o no, sino de que cada uno saque sus propias conclusiones que por otra parte, ciertas o falsas, son personales y respetables. También quiero aprovechar la contestación de tu comentario para decir que si alguno ve algún dato erróneo en lo que expongo agradeceré que lo diga pues, como siempre he dicho, yo no soy ningún experto en nada.
      Abrazos

      • Discúlpame si he inducido a la confusión en mi comentario. Creo que no he sido consecuentemente clara cuando he utilizado el término falsedad documental, en absoluto me he referido a tu excelente aportación, que es, desde el punto de vista unámime, una contribución brillantísima por tu parte, con datos clarificadores y documentadamente objetivos. Me consta. Y no cuestiono ni cuestionaré jamás la veracidad de la información de tus artículos. No es esa la idea que quería comentar. Intentaba referirme con lo de faldedad documental a la prueba que aporta el Carbono 14 con respecto a su autenticidad, se determina su autenticidad al 95%, como muy bien plantea el artículo. Solamente quería expresar esa idea. Sé que no lo he hecho con propiedad, la expresión no se ha entendido porque soy consciente de que no era el contexto donde debía utilizarse. Mal hecho por mi parte. Debía haber utilizado otras palabras, como por ejemplo lo siguiente: “a pesar de lo que determina la prueba del Carbono 14 en cuanto a la autenticidad de la sabana Santa, la polémica seguirá existiendo por los intereses particulares de la Iglesia como institución”, por ejemplo eso si que hubiese dejado más clara la idea que quería exponer.
        Jamás podré en duda ni tus fuentes, ni tu saber científico, ni los conocimientos académicos, bibliográficos e históricos que aportas en tus publicaciones, ¡Dios me libre!. Todo lo contrario, me encanta aprender de cada post que leo aquí. Ha sido una metedura de pata imperdonable y una torpeza a la hora de establecer esta asociación de ideas.
        Por ello, pido disculpas.
        Un fuerte abrazo

      • Marisa, amiga mía, puedes (y DEBES) cuestionarme todo lo que quieras. No faltaría más. Como ya sabes, intento exponer los hechos históricos sin dar demasiadas opiniones personales, creo que cada uno debe sacar sus propias conclusiones ante los hechos. Esto no quita que me manifieste en alguna ocasión pero no pretendo con el blog manifestar nada sino solo exponer, compartir y aprender la Historia como uno más.
        En cuanto a cómo te expresaste en el comentario pienso que lo hiciste magníficamente y ni por un momento pensé lo contrario.
        Otro abrazo fuerte, fuertísimo 😉

  7. Estimado Francisco siempre es un placer la lectura de tus posts. Agrego a éste que existe una trinidad de sudarios unos de los cuales se encuentra en la ciudad de Santiago del Estero (Argentina), ciudad en la que nací. Conozco de sobra la imagen pues la iglesia de Santo Domingo que la alberga dista una cuadra y media de la casa de mis padres y es sitio de paso obligado para el turismo que acude a la ciudad y sus habitantes.
    Me permito dejar un artículo que explica el origen de las dos «copias».
    http://www.lanacion.com.ar/96128-el-otro-santo-sudario
    Un abrazo afectuoso.

    • Hola Verónica,
      muchas gracias por el link. Tras leerlo me ha “picado” la curiosidad y encontré algo más acerca de otras reliquias atribuidas a Jesús (ya no hablo de santos… porque la lista es interminable).

      -La Vera cruz: los trozos más grandes se encuentran en el Vaticano y en el monasterio de Santo Toribio de Liébana (España).

      -La Lanza sagrada que utilizó el centurión romano Longinus para atravesar el costado de Jesús. Se guarda en la catedral de Núremberg, aunque recientemente un estudio afirmó que es del siglo IV con un clavo de la época de Jesús.

      -El Santo grial: los mejores “posicionados” parecen encontrarse en la catedral de Valencia y el cáliz de León. Próximamente hablaré del primero en un post que publicaré en el blog, creo que puede sorprender a más de uno.

      -La Corona de espinas, guardada en la Sainte Chapelle de París aunque durante la Revolución Francesa se perdieron en su mayoría.

      -El Santo Rostro (Velo de la Verónica), son muchas las que se lo disputan: catedral de Jaén, la Basílica de San Pedro, el monasterio de la Santa Faz de Alicante, la catedral de Oviedo…

      -Un clavo de la Cruz con la que según se cuenta, se hizo una corona de hierro que se encuentra en la catedral de Lombardía. Existe otro clavo de la Cruz en la catedral de Milán.

      -Otras: la columna de la flagelación, la Santa esponja, la Santa lágrima, el Santo ombligo, la Santísima Sangre y el que para mí es el más curioso, el SANTO PREPUCIO.

      Respecto a esta última reliquia, según el rito judío, Jesús, al nacer, fue circuncidado (así lo menciona el Evangelio de Lucas) y muchas son las iglesias de Europa que han asegurado ser poseedores de su prepucio incluso atribuyéndole milagros. La abadía de Charroux y la abadía de Coulombs, durante la Edad Media, la Basílica de San Juan de Letrán en Roma, la catedral de Le Puy-e-Velay, la de Santiago de Compostela…, así hasta un total de ¡14 reliquias atribuidas a su prepucio!
      No sé, como que parece que no puede ser posible, ¿no crees?

      Abrazos

  8. Buen artículo y muy bien documentado como Siempre, Francisco Javier. yo tampoco soy un experto en esos temas pero sí sé que la prueba de C-14 es harto inexacta y poco fiable, amen de fácilmente contaminable. Más consistente me parece la prueba de ADN que tengo entendido que se le ha realizado a la Síndone y también al sudario guardado en Oviedo. Según mis noticias, ambos ADN son coincidentes. Yo no soy católico, ni siquiera cristiano, pero no encuentro una explicación a este hecho si es que es cierto.
    Gracias por el artículo y un saludo.

  9. Es placentero leerte con respecto a el sudario hay infinidad de historias, en realidad no creo que exista algo así, la prueba de C-14 no es una prueba fehaciente, si se que se realizado ADN, pero desconozco los resultados reales, que si como he leído son coincidentes……. bueno ahora porque no se da a conocer con pruebas fehacientes y concluyentes???En fin tal vez con el tiempo sepamos realmente la verdad, Muy buen artículo! Un abrazo! Lili.-

  10. Para los creyentes, no necesitamos nada material para creer, nos basta con la metafísica y las respuestas a ella que nos puede llevar nuestra visión. Que exista o no una sábana no es relevante. Sabemos que nuestro señor Jesucristo existió y su historia es verdadera… Salam estimado Francisco

    • Hola Abdo,
      con el título del artículo “el símbolo del sufrimiento de los inocentes de todos los tiempos” quise dar énfasis precisamente a ello. Son palabras del papa Juan Pablo II que ilustran que lo verdaderamente importante no es tanto que sea verdadero o no sino que representa algo en que creer, en lo que tener fe, y como bien dicen… “la esperanza es la fe que ayuda a las personas”.
      Salaam

  11. Escribí un ensayo sobre el sudario, y según las pruebas que arroja la Biblia, que a fin de cuentas es el libro en que deberían basarse los que defienden su autenticidad, hay grandes escollos que no pueden, o mejor dicho, no quieren ver. Muy buen post Francisco.
    Buen miércoles!

    • Hola Alejandra,
      como le decía a Lili esperemos que los aires de renovación que se respiran en la Iglesia permitan aportar esa luz tan necesaria hoy en día (y ya no hablo solo del sudario).
      Un abrazo y en unas horitas… ¡jueves! ¡Cómo pasan los días!

  12. Tantas reliquias dispersas de tantos santos y de los mismos santos que no salen las cuentas ….., tantas manipulaciones, tantos testimonios manipulados, ocultos, inventados..evangelios apócrifos que se apartaron de la llamada verdad..hay tanta oscuridad en todos estos siglos que es muy difícil llegar a ver la luz…
    Me resulta muy curioso leerte y leer todos los comentarios pero te soy sincera….para mí carece de importancia si ahi estuvo o no estuvo el cuerpo de Jesucristo….nada cambia en cualquiera de los casos….
    Un fuerte abrazo….

    • Hola Leha,
      no es el objeto en sí, es lo que representa o lo que la gente piensa que representa. ¿Sabías que incluso Hitler se obsesionó de manera enfermiza con ellas?, y concretamente con una (no, no es el Santo Grial ni el Arca de la Alianza de la película de Indiana Jones), la “Lanza de Longinos” o “Lanza del Destino”. Era tal su ofuscación que pensaba que si estaba en su poder ayudaría a mantener en alza su ejército pues, según la leyenda, el que la poseyera tendría el destino del mundo en sus manos al no perder jamás ninguna batalla. Creo que llegó a conseguirla (o al menos eso pensaba él) aunque todos sabemos como acabó su guerra contra el mundo.
      Otro abrazo para ti.

  13. Me encanta…me encanta lo que dices….eso precisamente eso es la locura…que la gente ante esos símbolos puedan levantar ejércitos…..(lo de Hitler no lo sabía pero a mi no me extraña de un ser con una mente tan brillante en ocasiones como enferma) , solo quería decir que la veracidad de la sábana no va a hacer cuestionarse la fe de aquellos que creen y viceversa……lo que represente ya es, como tú muy bien afirmas, parte de las leyendas…
    Gracias por tanta información,vaya lo que se aprende por aqui jjjjj

  14. Mi sobrina que es físico y conoció al equipo que estuvo analizando la sábana mediante “luz sincrotrón”, me explico algo curioso: la imagen no es ni sangre ni sudor, sino una extraña pintura cuyo material exacto se desconoce, pero que sin duda es medieval. Pero el tejido de la sábana, es realmente antiguo. Todo un misterio.

  15. En La Terreta tenemos otra San faz, muy venerada, que en su momento tampoco superó la prueba del carbono … no obstante … “sigue haciendo milagros”.
    Un abrazo, FJ.

  16. Hola Francisco, felicidades por tu excelente post ( como siempre);

    Según la tradición, la sábana santa, que está custodiada en la catedral de Turín, sería el lienzo que envolvió el cuerpo de Jesús al ser depositado en el sepulcro, mientras que el santo sudario, venerado en la catedral de Oviedo, sería la tela que cubrió su rostro en la cruz tras morir.

    Dentro de lo que citabas más arriba Francisco, he encontrado este estudio del proyecto del Centro Español de Sindonología (CES) ( ver link abajo).

    La citada investigación “no prueba por sí misma que esa persona fuera precisamente Jesucristo, pero sí que nos ha puesto claramente en el camino de conseguir demostrar completamente, que la sábana santa y el santo sudario envolvieron la cabeza del mismo cadáver”.

    http://paraula.org/noticias/un-nuevo-estudio-muestra-que-la-sabana-santa-y-el-sudario-de-oviedo-envolvieron-a-la-misma-persona/

    Un abrazo. Suso.

  17. Polémica… misterio… Tanta y tanto que -como se ha dicho- existen numerosas personas dedicadas a su estudio y se celebran periódicamente congresos para discutir sobre el tema. Entre los investigadores de la Sábana Santa quiero mencionar al Dr. Palacios Carvajal que, por invitación del Vaticano, realizó un estudio traumatológico de la reliquia, cuyos resultados expone en un libro:

    http://www.casadellibro.com/libro-la-sabana-santa-estudio-de-un-cirujano/9788493680725/1249683

    Por mi parte, me quedo con las palabras de nuestro tocayo papa… ese es el principal valor de la Sábana Santa.

    Feliz fin de semana Francisco.
    ¡Abrazos!

    • Hola Paco,
      faltaba tu aportación médica al caso y te la agradezco de veras. Es curioso cómo esta reliquia ha generado y sigue haciéndolo tantos y tantos debates, libros, congresos, estudios… cuando existen otras reliquias atribuidas a Cristo que pueden estar mejor documentadas históricamente como puede ser el caso del Santo Grial de Valencia (por nombrar una).
      Abrazos y que pases un buen día 1 de Mayo.

  18. Si tienes fé, serás salvo..todo.lo demás es discutible.
    Estupenda entrada y se complementa con los comentarios y sus aportaciones.
    Un abrazo y hasta pronto.

  19. ¿Por qué es tan importante creer o no creer? A menudo, los que no creen tampoco quieren saber, y si no saben, ¿cómo van a entender el arte y el pasado de Europa?

  20. Hola Francisco. Mucha polémica la que hay y habrá seguramente. Un paisano mío de Sevilla, Julio Marvizón hizo un trabajo documental muy bueno sobre todo lo que rodea. Leí hace ya bastante tiempo la novela La Hermandad de la Sábana Santa, de Matilde Asensi, por saber algo más sobre este tema. Una trama ficticia envuelta en los orígenes de su descubrimiento pero que bueno, da una visión de lo que las reliquias pueden llegar a alterar la razón humana y convertirlas en armas de propaganda.
    Un abrazo !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s