Un lugar de la Historia… Notre Dame de París

Catedral de Notre Dame de París. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Su historia se remonta a un domingo de junio del año 1163 cuando en presencia del papa Alejandro III y del rey Luis VII se coloca la primera piedra, finalizando las obras dos siglos después. Acabaría convertida en el mayor edificio de la Cristiandad en occidente, una de las catedrales más bellas, y a su alrededor se concentraría la vida social de la ciudad desarrollándose la más importante escuela de filosofía medieval del continente.

Bajo las bóvedas de la Iglesia los más afamados profesores hacían lectura de los libros del sabio Aristóteles y los comentarios que sobre sus textos hizo el cordobés Averroes mientras una multitud de alumnos de toda Europa escuchaban atentos las explicaciones. En el exterior, se podían ver a cientos de personas paseando entre las calles, mercaderes vendiendo su género, niños correteando…  y el 26 de diciembre de cada año se celebraba la fiesta del Asno, en la que se elegía a un ciudadano al que le llamarían “obispillo” y le vestían como un prelado, sentándolo en un burro y haciéndole entrar en el interior de la catedral mientras los fieles bailaban y cantaban vestidos graciosamente a su alrededor. A pesar de ser una fiesta crítica hacia la Iglesia era tolerada por la jerarquía al estar muy arraigada en el pueblo.

Detalle de Notre Dame con san Dionisio.

Los orígenes de París hay que buscarlos en el asentamiento galo conocido de los parisios, conquistado por Julio César en el 52 a. C. En pocos siglos se convirtió en un centro comercial importante y tras la decadencia del Imperio carolingio, Hugo el Grande, conde de París, la convierte en el siglo X en el centro de la Francia de los Capetos. Cuenta la leyenda que san Dionisio (saint Denis) murió decapitado en el año 286 en Montmartre (“el monte de los mártires”), llevando en las manos su propia cabeza durante los 10 kilómetros que separan la colina a la basílica de Saint-Denis.

París pasó a ser un foco importante en la expansión del cristianismo y, ayudados por la bonanza económica que atravesaba Europa, a mediados del siglo XII, su obispo, Mauricio de Sully, decide construir la catedral apoyado por el dinero aportado por el rey Luis VII y Felipe II Augusto, después. El primer arquitecto del que se conoce su nombre es el del maestro de obras Juan de Chelles (1240-1250) pero antes ya se había levantado la cabecera y la cubierta con tramos de bóvedas sexpartitas, novedad técnica para aquellos tiempos. A mediados del siglo XIII, Luis IX el Santo dejó en custodia al templo, parte de la corona de espinas de Cristo que consiguió en Tierra Santa, encontrándose en la aguja construida en el siglo XIX, tres reliquias: la de san Denis, la de santa Genoveva y la corona de espinas.

No obstante, la catedral de Reims era considerada por los monarcas franceses como el centro ceremonial más importante y allí fueron coronados la mayoría de ellos. Solo Enrique VI de Inglaterra, fue proclamado rey de Francia en el interior de Notre Dame.

Bóveda de la nave de la Catedral. Haz clic en la imagen para ampliarla.

La Revolución Francesa provocó que algunos revolucionarios quisieran destrozarla al verla como un símbolo de opresión y poder del Rey y de la Iglesia, pero en 1801 Napoleón Bonaparte hizo que se reparara pudiendo coronarse en su interior como emperador tres años después. Más tarde, el barón de Haussmann, ministro de Napoleón III, abrió la plaza que en la actualidad podemos disfrutar todos los que la visitamos. Pero será el novelista romántico, Victor Hugo, quien le diese el empujón universal que tiene hoy en día tras publicar en 1831 Nuestra Señora de París, las andanzas de Esmeralda y Quasimodo.

Información basada en el artículo de José Luis Corral Lafuente. Prof. Historia Medieval Universidad de Zaragoza. N. G. Historia 49, y otras fuentes.

Links fotos:

Elisa.rollefreepix; WikimediaGuidoR

38 comentarios en “Un lugar de la Historia… Notre Dame de París

  1. Pingback: Un lugar de la Historia… Notre Dame de París | yofumoenpipa

  2. En mi visita a París, por supuesto visité esta magnífica obra arquitectónica del arte sacro.Desde luego es visita obligada para cualquier espíritu sensible, creyente o no.
    En aquella época me habrían sido de mucha utilidad todos los datos que aportas en este artículo, Francisco Javier. No obstante, dado el extenso reportaje gráfico que hice entonces y gracias a mi buena memoria, de la cual me precio, puedo rememorar aquella visita, con nuevos ojos.
    Gracias como siempre, amigo mío.
    Un saludo y feliz viernes.

    • Hola Luis,
      y aprovechando esa visita una recomendación para todo aquél que se acerque a la catedral, no dejéis de ir también a la Sainte Chapelle que se encuentra a cinco minutos de allí, considerada por muchos como la estructura gótica más famosa del mundo. Edificada en tan solo siete años (todo un récord en esos tiempos) por orden de San Luis IX de Francia en el siglo XIII y con unos vitrales que no se olvidan en la vida cuando uno los ve por primera vez.
      Saludos y buen finde.

      • La conozco tmbién.
        Cuando visité París, fui a ver la Sainte Chapelle, pues la mandó construir el rey por culpa del cual me llamo Luis.
        Realmente merece la pena la visita, aunque solo sea por los vitrales.
        Gracias, Francisco Javier.
        Buen finde par tí también.

    • Hola Patricia,
      toda ella es una maravilla, empezando por su entorno. Situada en pleno corazón de París, en la Ile de la Cité, es abrazada por el río Sena y en ella se produjeron algunos hechos sobresalientes de la historia como la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Napoleón Bonaparte.
      A ti que te gustan las antigüedades (por cierto, tienes un blog de lo más interesante) seguro que la encontrarás increíble. Subir a sus torres mientras suenan las campanas es una experiencia difícil de olvidar.La campana mayor, instalada en el siglo XV en la torre Sur, fue refundida por Luis XIV y le dio el nombre de “Emmanuel” ¡Pesa trece toneladas y su badajo quinientos kilos! Solo toca en las grandes fiestas del año como Navidad, Domingo de Ramos…

      Foto de Tristán Nitot

      Pero encontramos también mucha historia en el subsuelo de la plaza que hay delante, en las excavaciones que se hicieron el siglo pasado descubrieron catacumbas romanas y habitaciones de la época medieval.

      Foto de Geneticcuckoo

      Otra curiosidad: todas las carreteras de Francia salen desde el kilómetro Cero que está justo en la plaza de la Catedral. Sin duda un lugar con mucha Historia.
      Saludos

      • Muchísimas gracias por tu interesante respuesta y por tus expresiones hacia mi Blog. Europa en general es el sueno dorado de los amantes de las antiguedades como yo. Conozco Inglaterra porque mi esposo es de allá pero quiero visitar Francia en cuanto pueda. Saludos. Patricia

  3. Hola Francisco Javier! Estaba un poco perdida ya que siempre dejo tus artículos para un momento especial como cuando dejo el mejor chocolate para último. Este templo tan famoso y deseado por mi desde los 13 años, logre visitarlo en varias oportunidades ya de adulta, sin embargo causo el asombro y emoción que siempre me imagine; una de las cosas que más llamaron mi atención y fascinación fue el saber que uno de sus vitrales fue salvado por el pueblo francés en la segunda guerra mundial, desmantelaron poco a poco aquel vitral hecho con piedras extraídas del mar lo que lo hace irrepetible, y fue guardado hasta no recuerdo que año. Se imaginan? En aquellos momentos de ocupación nazi donde el peligro se respiraba a cada segundo por estos seres liderados por un ser obscuro y perverso, preocuparse y arriesgar sus vidas por aquella obra ya perteneciente como un ser importante e irrepetible de su cuidad el cual proteger. Realmente esta historia me conmovió tanto como ver toda aquella obra envuelta de tantas historias. Un abrazo mi querido Francisco y gracias nuevamente por existir.

    • Hola Maigualida,
      es digno de recordar que gracias a personas como las que mencionas, aún arriesgando su propia vida para conservar este patrimonio universal (y tantos otros a lo largo de la historia) de locos inconscientes, hoy podemos seguir disfrutando de estas joyas arquitectónicas. Pienso que es importante destacar de la catedral su interior, una gran nave que puede albergar más de 9.000 personas y también la luminosidad que envuelve a todo aquél que entra, gracias a los amplios ventanales y sus espectaculares rosetones.
      Que dejes la lectura de los artículos para ese momento tan especial del día es uno de los mejores halagos que han hecho al blog y te lo agradezco de veras.
      Otro gran abrazo para ti.

    • Hola Paco,
      sí, a mí me pasa lo mismo, aunque ya la visité en dos ocasiones, y como se suele decir “no hay dos sin tres”, yo también quiero volver.
      He hablado de sus torres, de sus rosetones, de su luminosidad, de sus campanas… pero no quiero olvidarme de esas misteriosas y fantasmagóricas gárgolas, fusión de hombres, animales y demonios. Aunque se les han atribuido funciones de lo más disparatadas (demonios huyendo de la iglesia, espantapájaros para los malos espíritus…) realmente no son más que desagües para expulsar el agua de la lluvia lejos de las paredes de la catedral para no lesionarla. Existe una leyenda que aunque no creíble es digna de contar: la noche que quemaron a Juana de Arco, las gárgolas despertaron de su largo sueño arrasando la ciudad por la noche mientras los monstruos alados contemplaban desde lo alto de las torres la muerte de una inocente. Para vengarla, al día siguiente, aparecieron cientos de cadáveres de personas por todo París.
      Os recomiendo que leáis el artículo que dedicó Jesús G. Barcala en su blog ciencia histórica a las gárgolas en las catedrales, creo que lo encontraréis de lo más curioso (como todas sus entradas).
      Abrazos

  4. Pingback: Un lugar de la Historia… Notre Dame de París | maragomezcejas

  5. Como sabes explicarlo todo de forma tan clara, ¿no podrías algun día intentarlo con Al Andalus? Dicen que allí los judíos escribían en árabe para traducir al latín los escritos griegos y que de esta forma en la Catedral de Paris los cristianos se enteraron de la cultura pagana. …. se non è vero, è ben trovato, pero ¿es cierto?.

    • Hola Anagasto,
      pienso que la Historia no hace falta explicarla con muchas fechas (que luego se olvidan) o con muchos datos (imposibles de retener). Quizás una anécdota, un episodio concreto, una curiosidad, enseña y se recuerda mucho más.

      El uso del papel en España desde el siglo XI (introducido por los árabes, que a su vez lo tomaron de China) permitió que se hicieran copias más económicas en al-Ándalus, dejando de ser un lujo y permitiendo que abundaran los libros, en contraste con otros lugares del continente europeo. En Córdoba habían más de 70 bibliotecas (cuenta tú cuántas hay en cualquier ciudad de nuestros tiempos) siendo la de al-Hakam II la más impresionante, con casi medio millón de volúmenes. En ellas se podían entrar muchas traducciones de obras griegas.

      Será durante el siglo XII que ese conocimiento escrito árabe, judío y griego se extenderá. Desde Córdoba, durante el período de las taifas, se propagará ese saber por todos los territorios de al-Ándalus (Zaragoza, Sevilla, Granada… y Toledo). Y es en Toledo, la “Ciudad de las Tres Culturas”, crisol de culturas (musulmana, judía y cristiana conviviendo en armonía) durante los siglos XI-XII-XIII, donde esos reyes cristianos son conscientes de que esa ciencia es imprescindible para consolidar su poder, así que, traducen las obras de los árabes al latín y en esto fue fundamental la Escuela de Traductores de Toledo del siglo XII, siendo asesorados por los cristianos que conocen el árabe al venir del al-Ándalus (mozárabes). El arzobispo encargaba a los mozárabes de Toledo las traducciones del árabe al castellano antiguo (romance) y los clérigos de la catedral toledana, traducían del romance al latín. Los judíos de Toledo también realizaban traducciones del árabe al hebreo y de este al latín. Con el tiempo, Sevilla, Burgos… y muchas otras ciudades traducirían también textos arábigos y judíos al latín.

      Es así como se transmitió la cultura del Islam a la cultura cristiana. Es así como en París, Bolonia y tantas otras universidades europeas transmitieron el Arte de Galeno, el Canon de Avicena y tantos otros textos que influyeron durante siglos en todos los ámbitos de la sociedad.

      Saludos y gracias por comentar. Tengo muy presente esa época de al-Ándalus y recojo tu propuesta.

      • ¡Muchas gracias! Y es cierto que las fechas y datos sobre todo en una presentacion oral son inútiles, pero hay algo que es peor: la sintaxis muy compleja con información intercalada y servida como si fuese spaghetti, lo mismo en los libros que en el Congreso.

  6. Visité hace unos años ya, la Catedral de Notre Dame, pues si quedé atónita ante tanta belleza majeustuosa, créeme que esta información detallada y clara, me servirá y mucho, si tengo el privilegio de volver a visitarla! Es excelente la forma en que explicas y detallas hechos y acontecimientos!Felicitaciones, lo he leído 2 veces y he tomado apuntes! Grandioso amigo mío! Gracias por saludarme en mi humilde blog, es un placer para mi! un fuerte abrazo!

    • Hola Liliana,
      no te creas que cuando yo vuelva a París también me repasaré este artículo porque la mitad de las cosas se me habrán olvidado ¡Ja, ja, ja!
      Abrazos y ni mucho menos me tienes que agradecer mi visita a tu blog, es un verdadero placer.

  7. Gracias FJ, es el edificio de mis sueños. El caso es que lo descubrí con Anthony Quinn y con mi amada Gina la Lollo. Yo vi la película con 8 años … desde entonces que amo Notre-Dame.
    Repito … Gracias.

  8. Hola mi buen amigo… no te extrañe mi larga ausencia, ya te explicaré los motivos -por desgracia no muy agradables-. Estuve alli hace más de 40 años y en aquellas fechas, ya estaba rrellena como un gran bocata, de turistas y no me puede recrear a mi gusto, la segunde vez que estuve en París fue en una pequeña escapada y no pude ir, me queda pendiente de saturarme de su belleza, pero ni idea de cuando lo podré hacer. Gracias por la información que ampli lo que ya sabia. Un abrazo F.J……

  9. No sé mucho de arquitectura, pero no hace falta para admirar la majestuosidad y belleza de Notre dame. Lo que no sabía es que fuese tan antigua, lo que la hace aun más valiosa, y en mi opinión, el núcleo de lo que es ahora una de las ciudades más bellas del mundo.
    Eso sí, siempre me ha llamado la atención que en el resto de Francia, buena parte de las catedrales parezcan copias de Notre Dame. No sé si es que es simplemente el mismo estilo o en verdad querían reproducirla a menor escala. En todo caso, y al igual que el resto de París, es ampliamente recomendable visitarla.

    Muchas gracias y un saludo.

    • Hola Jesús,
      en dos ocasiones pude visitarla y puedo asegurarte que es un viaje que repetiré. Toda la ciudad y el centro histórico de París es Historia viva.
      Otro hecho a destacar es que también existan otras “Notre Dame” y en ocasiones puedan dar a confusión, pero como esta, pocas.
      Saludos

  10. Como curiosidad , aportar a esta bella “Notre Dame”, algo de “mala suerte”:

    La mayoría de historiadores coinciden en situar el origen del Viernes 13, en relación a la mala suerte, a un hecho acontecido el viernes 13 de octubre de 1307, en el que el Rey Felipe IV de Francia (apodado el hermoso) mandó apresar a Jacques de Molay, Gran Maestre de la Orden del Temple, junto a otros 60 Caballeros Templarios, acusándolos de sacrilegio contra la Santa Cruz, herejía o sodomía (entre otras cosas).

    El 18 de marzo de 1314, frente a la Catedral de Notre Dame, Jacques de Molay fue quemado vivo. La casualidad hizo que Felipe IV, Clemente V y Guillaume de Nogaret fallecieran ese mismo año (en diferentes fechas y por distintas causas), propiciando que quedase como una fecha funesta y de mala suerte en el mundo anglosajón el viernes 13.

    Gracias por el post Francisco.

    Un saludo.Suso.

  11. La catedral de Notre Dame de París es un auténtico monumento y merece la pena visitarla. Artículos como este ayudan a redescubrir auténticas joyas arquitectónicas. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s