Refranes médicos (XIX)

A quién ajo come y vino bebe, ni la víbora le puede.

Dame pan y llámame tonto.

Un dolor se aplaca con otro mayor.

Médico nuevo mata a medio pueblo.

Una mano lava la otra, y ambas la cara.

Link foto:

Tamorlan

42 comentarios en “Refranes médicos (XIX)

  1. Se nota que eres de la profesión, el ajo dicen que va muy bien para la salud..Conocerás también la expresión delante de ciertas situaciones (como la mia ahora) “agua y ajo”, jajajajaj

  2. Me encantan loe refranes, Francisco Javier. Y la mayoría son muy sabios, sobre todo los referidos a la medicina, aunque en su mayoría son negativos (lo siento, amigo, pero es así).
    “Mas mató una cena,
    que curó Avicena”, reza uno.
    “Come buena carne,
    Y bebe vino añejo
    Y te relucirá el pellejo”,
    Gracias y que tengas un buen día, amigo.

    • Hola mel,
      creo que es el que más ha gustado en general y aprovecho la contestación a tu comentario para describir los beneficios que tiene el ajo para la salud, unos beneficios que ya conocían los egipcios en el año 1550 a. C. y que se pueden ver en el papiro del “Codex Ebres” en el que se mencionan propiedades curativas en tumores, cardiopatías y parásitos intestinales, beneficios que ahora, en nuestro tiempo se han demostrado.

      Un refrán popular de los países de América Latina dice “ajo cocido, ajo perdido” y es que hay que comerlo crudo pues si se hierve pierde todas sus propiedades. Se puede comer entero, picado o machacado en una ingesta diaria de un medio a dos dientes. Y cuánto más fuerte su sabor, mejor, ya que tendrá más contenido en azufre pero cuidado, puede irritar el tracto digestivo (además, hay personas que son alérgicas al ajo).

      Los principales ingredientes beneficiosos que tiene son los sulfuros, la alicina y el dialil, que aparecen si se machaca o corta el ajo, además de las vitaminas B y C, el calcio, potasio…

      Pasteur demostró que el ajo es un antibiótico natural al detener el crecimiento de bacterias y durante la Segunda Guerra Mundial, los rusos lo utilizaron masivamente ante la escasez de antibióticos. La alicina del ajo reduce los niveles de colesterol total y los triglicéridos altos, la vitamina B reduce los niveles de una sustancia que puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos, la homocisteína, así que mejora la circulación sanguínea y combate la ateroesclerosis. Reduce a la mitad el riesgo de sufrir un cáncer de estómago y dos tercios el colorrectal, las mascarillas de ajo suavizan la piel y ayuda a combatir el acné. Y algo curioso aunque difícil de cumplir es el hecho de que si se consumen 4 dientes de ajo crudo al día, mejora el flujo sanguíneo en el pene por lo que se facilitan las erecciones y ayudan a combatir la impotencia en el hombre.

      … y otra curiosidad, para contrarrestar ese desagradable aliento a ajo se puede utilizar el perejil de mascar, las semillas de cardamomo, una manzana o lavando la boca con jugo de limón.

      Se me olvidaba decir que el ajo puede alterar (en teoría) los anticoagulantes, así que es mejor evitarlo antes de ser sometido a una cirugía.

      Saludos y ya sabes, a comer ajo crudo.

      • Esto sí que ha sido tremenda clase de las propiedades del ajo. Yo traté una vez una dieta de ajo. Se trataba de machacar un ajo, con aceite de oliva y limón y tomarlo en ayuna. Rebajé una talla en una semana. Ahora, no pude hacerlo por más tiempo porque me salieron ampollas en la boca. No sé si sere alérgica o qué. Pero la verdad que el ajo es una maravilla. Gracias por decirme todas las demás propiedades.

  3. Hola Francisco,

    ¡Muy sabia suele ser, a rasgos generales, la cultural popular y el refranero, más si se trata de cuestiones de salud. Esta idea y los refranes que expones, me hacen ensalzar la sabiduría que tienen los típicos remedios de la abuela. La cultura de la vieja usanza también me hace recordar las clásicas y costumbristas boticas de antaño donde se vendían pomadas, antisépticos y hierbas medicinales de todo tipo, mucho antes de que se aplicaran las políticas de las grandes multinacionales farmacéuticas ligadas a la monopolización de la venta de fármacos.
    Me ha gustado mucho leer las frases.

    ¡Por cierto, decirte que me alegro de estar de nuevo aquí, tras un relativo período de ausencia! Me estoy poniendo manos a la obra para leer los artículos de semanas atrás, con sumo placer.
    Un abrazo con cariño

    • Hola Marisa,
      espero que dispongas de tiempo ¡ja, ja, ja! Encontrarás al cruel Torquemada, al servidor Tomás Moro, el aguardiante y cómo causó la batalla más absurda, magia y supersticiones…
      Abrazos y bienvenida (aunque sé que nunca te habías ido 😉 )

  4. Sin embargo, quiero matizar que la medicina ha evolucionado mucho y que ha sido gracias a la moderna investigación y al desarrollo de técnicas novedosas y de tecnología avanzada, por supuesto.

    • Bonjour Tuxnux,
      alors vous avez gagné la moitié de la vie, parce que si vous consommez par jour en plus de ne pas attraper froid va diminuer l’incidence de souffrir de problèmes et les cancers du tractus gastro-intestinal circulatoires.
      Cordialement

  5. Hola, yo agregaría:
    – Cuando Dios no quiere, el médico no puede.
    – Donde entra el sol, no entra el médico.
    – Más mató la receta que la escopeta.
    – Del cura, lo que diga; del médico, lo que haga; y del boticario ni lo que diga ni lo que haga.
    Besos,
    Patricia

  6. Como colofón, y totalmente en broma, te diré el sabio consejo que antaño daban en algunos pueblos de la Castilla profunda:
    “Cuando se pone alguien enfermo hay que avisar al médico, porque el médico tiene que vivir.
    Luego hay que comprar las medicinas que nos recete, porque el boticario también tiene que vivir.
    Y por fin hay que no tomar las medicinas, porque el enfermo, también tiene que vivir.”

    Un saludo, Francisco Javier.

    • Hola Elena,
      en ocasiones obviamos muchas cosas al realizar un preoperatorio a un paciente y, aunque lo del ajo no sea tan importante como otras medicaciones que se toman casi por rutina (anticoncepción hormonal, antidepresivos…) no se tienen tan presente cuando en realidad es algo que puede influir y mucho.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s