Akhenaton y la herejía de un faraón

Akenaton

Imagen del faraón Akhenaton (Museo de El Cairo).

Mucho se ha escrito sobre este faraón del Imperio Nuevo. Su osadía quedaría en el recuerdo hasta nuestros días y no es para menos pues en el segundo año de su reinado hizo cambiar la iconografía del dios Atón, representado como Re-Horus de los dos Horizontes con cabeza de halcón, por la imagen del Disco Solar Viviente, dando lugar a uno de los períodos más escandalosos del antiguo Egipto.

Uno de los debates más extendidos entre los egiptólogos es el de la posible corregencia -dicen que entre 2 y 12 años- entre Akhenaton y su padre Amenhotep III, y puede que se pusiera luz a este interrogante tras el descubrimiento hace dos años de una tumba en Asasif, una de las necrópolis de la antigua Tebas, por parte del equipo del egiptólogo Francisco José Martín Valentín. En su interior se descubrieron dos relieves que muestran a ambos faraones sentados sobre el trono real, un símbolo de protocolo de que compartían el poder. Martín Valentín va más allá y propondría la hipótesis de que no solo reinaron juntos un tiempo sino que ambos idearon la revolución monoteísta que acontecería después.

En los últimos años de su reinado, Amenhotep III mostraba el cansancio originado por un duro reinado. Su esfuerzo tuvo la recompensa de dejar un país en paz y un esplendor como nunca antes se disfrutó en Egipto. Pero antes de celebrar su primer jubileo real, en el año 30 de su reinado, murió su primogénito y sucesor, el príncipe Tutmosis, así que se le planteaba la opción de asociar a su trono a su segundo hijo, Amenhotep. Este fue educado en Heliópolis, centro del culto al dios solar Re, y probablemente pensó  (ahora parece más un hecho que una hipótesis) en vincularlo a gobierno en corregencia con él. Amenhotep III fallecería en Tebas en 1352 a. C. debido a una grave infección bucal, entronando así al joven Amenhotep IV.

Un altar de la casa mostrando Akenatón, Nefertiti y sus hijas en la piedra caliza. Desde el período de Amarna, c. 1350 aC

Un altar de la casa mostrando Akhenaton, Nefertiti y sus hijas en la piedra caliza. Desde el período de Amarna, c. 1350 aC

El culto a Atón no era nuevo. Su divinidad ya se apunta en el relato del Imperio Medio de la Historia de Sinuhé alcanzando su auge en los cultos solares como el de Re en Heliópolis. Su abuelo Tutmosis IV y su padre, fueron grandes devotos al dios Atón, así que no parecería descabellado pensar que durante la corregencia planteara a su hijo encumbrar a Atón en el futuro. Esto podría explicar en parte el hecho de que el joven Amenhotep comenzara a hacer cambios al respecto nada más acceder al trono, ordenando construir monumentos a los dioses rompiendo el canon establecido en sus proporciones y en su relieve.

Amenhotep IV planificó despojar a los nobles de algunos de sus privilegios y transfirió sacerdotes de Amón al culto de Atón. Se identificó como hijo de Atón -a pesar de tener en contra a nobles y sacerdotes- viéndose lo suficientemente fuerte como para acometer esta revolución. Celebró en el templo de Karnak su primer jubileo real (festival Sed) en el año 3 de su reinado -en lugar de esperar los treinta que eran preceptivos- y sería en ese momento cuando los nobles acabarían siendo apartados de todo protagonismo al igual que los sacerdotes de Amón, y Atón el único dios mencionado.

El cráneo de un faraón descubrió en enero de 1907, por Edward Ayrton y Theodore Davis KV 55 (tomb55), ahora situado en Museo de El Cairo, CG61075.

El cráneo de un faraón descubierto en enero de 1907, por Edward Ayrton y Theodore Davis KV 55 (tomb55), ahora situado en Museo de El Cairo, CG61075.

A partir de este momento el camino iniciado no tendría marcha atrás. Los recursos económicos fueron todos a favor de Atón (solo la casa de Atón que se ocupaba de funcionamiento del resto de sus templos disponía de 6.800 empleados) y se cambiaría el nombre por el de Akhenaton (“aquél que es agradable a Atón”) al igual que su esposa, Neferneferuatón, haciéndose representar con una imagen totalmente distinta al resto de faraones. Algunos especularon que sus rasgos faciales alargados, pecho hundido y su abdomen y cadera abultada, androgénica y deformada, eran debidos a algún tipo de malformación congénita, pero esto parece descartarse tras los estudios efectuados en la momia encontrada en la tumba KV55, descubierta en 1907 en el Valle de los Reyes por Edward Ayrton, que parece corresponder a Akhenaton según un artículo publicado en el Journal of the American Medical Association en el año 2010, en el que se estudió el DNA de varias momias entre ellas las de Tutankhamon y la citada de dicha tumba,  aunque no puede confirmarse que pertenezca a nuestro faraón hereje pues podría ser la de un hermano suyo. No obstante, estos rasgos faciales tan característicos indicarían su divinidad y una ruptura radical con las representaciones anteriores.

Para alejarse de Menfis y Tebas ideó la construcción de una nueva capital en medio de la nada, Akhetaton (“El horizonte de Atón”) y el traslado de toda su corte en tan solo tres años. Pero aquella reforma provocaría también una gran crisis económica, corrupción y una inestabilidad interna que permitió a en Oriente Medio aumentar el poder de sus enemigos los hititas.  Tras su muerte, Horemheb y sus sucesores destruirían todo lo relacionado con Akhenaton y su familia, pero a pesar de todos los esfuerzos por eliminar todo lo relacionado con su herejía quedaría en el recuerdo durante miles de años.

Sarcófago de Akhenatón en la tumba de Tell el-Amarna (Museo de El Cairo).

Sarcófago de Akhenaton en la tumba de Tell el-Amarna (Museo de El Cairo).

Para saber más:

Akenatón habría reinado con su padre

Momias y ADN: el caso de Tutankhamon

Link foto:

David Holt

20 comentarios en “Akhenaton y la herejía de un faraón

  1. Magnífico!!!!!!! Akhenaton ha sido para mi, unos de faraones más interesantes de todo Egipto, por supuesto que los hubieron mucho más importantes como por ejemplo Ramsés II, pero Akhenaton tuvo la valentía y osadia de proclamarse monoteista, algo incompresible en un pais donde habían casi cientos de dioses y tambien atrae la atención es su rostro y su craneo alargados (creo que el de Tutankhamon tambien lo tiene) y los hacia representar a Nefertiti e hijas como se ven en las piezas sel Museo de El Cairo.
    Me empezó a atraer este faraón desde que vi y lei Sinué, creo que no se sabe si él vivió en la época de Akhenaton, pero en la película asi nos lo hacen creer.
    Una vez más… gracias!!!!!

    • Hola Rosa,
      el protagonista toma el nombre de un antiguo texto egipcio conocido comúnmente como la Historia de Sinuhé que es anterior a la Akhenaton: algunos textos que se conocen se han fechado en la dinastía XII. En el libro queda más claro que el protagonista no es el mismo personaje de dicha historia.
      Abrazos farónicos

  2. Muy interesante la figura de Akhenaton. Si no me equivoco, fue el primer gobernante de la Historia conocida que implantó de hecho el monoteismo. No cononocía la influencia de su padre Amenothep IV, incluso su abuelo Tutmosis IV,en la gestación de este culto.
    Pero claro, se enfrentó a todos los nobles (Y ricos) terratenientes y nobles de Egipto, y sobre todo a los poderosísimos sacerdotes de Amón. Y claro, su idea y culto duró lo que su reinado, quedando luego como un culto marginal.
    No obstante, yo creo que sembró una semilla que acabó germinando siglos después y que se ha convertido en uno de los pilares o características de la cultura occidental: el monoteísmo.
    Gracias como siempre, Francisco Javier, Contigo siempre aprendemos cosas nuevas. Un saludo, amigo mío.

    • Hola Luis,
      creo que en el tiempo de vida del blog todavía no había tocado la figura de Akhenaton (seguro que no será la única vez que lo haga). Podríamos considerar al judaísmo como la primera religión claramente monoteísta pero entre los antecedentes encontramos además de Atón, a Marduk, la deidad patrona de la ciudad de Babilonia, en Mesopotamia.
      Saludos y buen finde.

  3. Quizá fue el primer intento, históricamente hablando, de implantar el monoteísmo. Quién sabe qué influencias de esta intentona pervivieron hasta nuestros días…

    • Hola Jordi,
      no había leído tu comentario antes de contestar a Luis. Desde tiempos pretéritos la historia de las religiones presenta intentos de organizar y jerarquizar a todos los seres (terrenos y supraterrenos). Quizás una de las grandes diferencias del culto a Atón con otras religiones monoteístas es que en el judaísmo, el cristianismo y en el Islam, el monoteísmo llega a los hombre en virtud a una revelación expresa de Dios. En un momento determinado y en un lugar concreto, se puso en contacto con el hombre: Abraham, Jesús, Mahoma…
      Este Dios no es tanto un ser abstracto ni un concepto, sino que es una persona viva como cualquier otra. Atón quizás era más producto de la razón humana que de la fe, que se pone en evidencia en esa comunicación personal con Dios.
      Un saludo

  4. Excelente post, amigo Francisco Javier, siempre he sido admiradora de Akhenaton, he leído sus poemas dedicados precisamente a Atón y son sencillamente hermosos y al parecer fueron la fuente de los conocidos Salmos. Personaje histórico de gran controversia, como bien señalas, pues incluso, entre las escuelas místicas hay corrientes muy fuertes tanto a favor como contrarias a este gran Faraón, he estado en ambas y ciertamente el sólo hecho de ser auténtico y firme en un medio de tantas intrigas y conservadurismo me hacen inclinarme ante su brillo. Justamente ese aspecto andrógino que mencionas fue usado por sus detractores (actuales) para decir que fue el primer trans de la historia, cosa que no lo creo. Debido a Akhenaton, hoy la cultura occidental es monoteísta y ese ha sido el legado más fuerte que nos ha ofrecido.
    Wow, realmente me apasiona, ya había escrito también sobre él en un post de un cancelado blog, así que gracias por compartir, porque me han dado ganas de publicar nuevamente. Un gran abrazo.

    • Hola Capullanita,
      además de ser faraón y tener el poder para hacerlo, Akhenaton tuvo la convicción y fortaleza suficiente como para cambiar (revolucionar) a todo Egipto, eso es algo que nadie le puede discutir. Teorías sobre este personaje hay muchas y de todo tipo (las hay incluso de origen extraterrestre) y sin lugar a dudas es un personaje que apasiona, incluso dentro de los egiptología.
      En cuanto a lo que si es el primer transexual de la historia… ese honor lo tiene Michael Dillon que nació como Laura en 1915 en el seno de una familia aristocrática y que se convertiría en la primera mujer en operarse con éxito para ser hombre.
      Abrazos

  5. Cuesta dudar de las propias razones, casi nunca se sabe cómo. Akhenaton, indomable, creyó siempre que su filosofía le abría las puertas del mundo… en verdad, lo encerró más y más en sí mismo. Pernoctó en esa cárcel de conceptos que le dieron lógica a su historia. Gracias, FJ, por traer historias de faraones osados. Un abrazo, sin escándalos.

    • Hola marimbeta,
      no podía demorarme mucho más en presentar algún artículo de Akhenaton (de hecho ya me lo habían pedido hace tiempo en alguna red social) y soy consciente de que abre muchos debates ya que muchos no estarán de acuerdo con lo que explico, pero de eso se trata, aportar los datos e información para entre todos aprender un poquito más.
      Abrazos akenatónicos. 😉

  6. Un faraón poco conocido pero según mi amigo Arturo, un gran personaje este Akhenaton. Un amigo inmobiliario me ha dicho que le mató las locas ganas de trasladarse de lugar.
    Gracias por tus lecciones, FJ, un abrazo de viernes.

    • Hola Enrique,
      ¿te imaginas a un Akhenaton en el siglo XXI? Las inmobiliarias y constructoras matarían por conseguir sus favores a la hora de tener la exclusiva en la construcción de esa magna ciudad, ¿no crees?
      Abrazos

      • Totalmente, FJ, yo mismo me plantaría ante él para conseguir sus favores como cliente de lujo … puede que hasta le hiciera algún descuento.

  7. Pingback: Akhenaton y la herejía de un faraón

  8. Pingback: Los Faraones Negros | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s