Un Camino muy Real

camino real incaUnas calzadas empedradas que cubrían más de 30.000 kilómetros con tramos que alcanzaban 20 metros de ancho y situados a más de 4.500 metros de altura sobre el nivel del mar, con vertiginosos puentes colgantes por los que marchaban miles de hombres. No, no estoy hablando de las Calzadas Romanas ni de la fascinante Ruta de la Seda, sino de una mítica ruta olvidada hasta hace poco tiempo y que nada tiene que envidiar de ellas, la Qhapaq Ñan, conocida también como “Gran Camino Inca” o “Camino del Rey”.

camino inca

Haz clic en la imagen para ampliarla.

En realidad el Gran Camino Inca corresponde al camino principal y tiene aproximadamente 5.200 kilómetros, iniciándose en Quito (Ecuador), pasando por Cuzco, la capital del Imperio incaico (Tahuantinsuyo), y terminando en la actual Tucumán, en Argentina. Es un legado preincaico, inicialmente locales pero con la llegada de los incas se ampliarían pemitiendo comunicar los actuales territorios de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, conectando la costa del Pacífico con la Amazona. Algunas fuentes elevan la extensión de estas vías a 60.000 kilómetros, siendo el Inca Pachacútec uno de sus grandes impulsores.

Durante su construcción debían adaptarse a la difícil orografía de la zona, salvando desniveles y obstáculos con puentes hechos con troncos de árboles y fibras vegetales trenzadas a modo de cables de hasta medio metro de diámetro, siendo aprovechados por los españoles en sus conquistas y, por desgracia, quemados por ellos durante las guerras civiles en la sublevación de Manco Inca.

Fueron imprescindibles para el control económico y político inca, permitiendo la integración y el intercambio entre los pueblos (chinca, pastos, aimaras, puqinas, conti, antis…), el traslado de ejércitos, funcionarios y los productos cosechados. Pero no debemos olvidarnos de otro aspecto básico: el desplazamiento de los “chasquis”.

Estos eran jóvenes mensajeros que podían recorrer en un solo día más de 240 kilómetros gracias a un sistema de relevos. El Camino Real fue uno de los más importantes permitiendo controlar desde la capital, Cuzco, la inmensidad de sus territorios. Existían paradas intermedias (tampos) que servían de refugio y descanso en el camino. Algunas de estas postas disponían de cuartos para los funcionarios y sus familias, y otras contaban con pequeños huertos y corrales con llamas.

Apostados en las alturas los vigías advertían en la distancia la presencia de estos mensajeros, que podían memorizar el mensaje -si era sencillo- o registrarlo en un quipu, que no era más que un conjunto de cuerdas y nudos de diferentes colores, en el caso de los más complejos.

Quipu inca

De esta forma, una noticia que salía de Cuzco podía llegar a Quito, situada a 2.000 kilómetros de distancia, en menos de diez días, o el Inca que se encontraba en la ciudad sagrada de Machu Picchu podía comer pescado fresco recogido a 200 kilómetros.

Desde el año 2007 los países por los que atraviesa junto con distintas organizaciones internacionales trabajan conjuntamente para conservarlo y en 2014 la Unesco la catalogó como Patrimonio de la Humanidad. Y permitidme un consejo: si os animáis un día a hacer senderismo por ellos la mejor época es durante la estación seca, entre abril y octubre, así puede que os evitéis las lluvias. 

Para saber más:

rutaqhapaqnan

Un artículo interesante

Links fotos:

Noel Ableiter nur hochgeladen aus en WikiHaylli

35 comentarios en “Un Camino muy Real

  1. 5.200 km ufffff nada que envidiar a las romanas, no sabía de esta gran calzada, gracias por compartir siempre material tan interesante, saludos

    • Hola bestasalvaxe,
      aquí en Europa tenemos un poco olvidada a la América precolombina y estas grandes civilizaciones. Muestra de ello es que hablamos mucho de las calzadas romanas y poco (o nada) de estas otras.
      Saludos

      • Hola Javier, en efecto, se habla poco de los caminos de América, como los Sacbé: caminos elevados cubiertos por estuco blanco o cal de entre 4 y 20 m de ancho y hasta 300 km de largo. Generalmente conectaban plazas y templos o grupos estructurales dentro de las ciudades mayas, pero otros conectaban las ciudades entre sí. Algunos de ellos aún existen. Los caminos del Imperio Azteca también son de tomar en cuenta, pues se extendían por toda la región del Anáhuac.

        Siempre me gusta lo que escribes y cómo lo haces, pero cuando te brincas el charco y tratas temas de América, lo disfruto más.

        Un gran abrazo desde México.

  2. ¡Gracias por este artículo tan interesante e instructivo como todos, Francisco Javier!. Por mi vinculación afectiva y mi interés personal (estoy casado con una Ecuatoriano y he visitado y amo varios de aquellos países), te agradezco de que al fin alguien se haya acordado de esta monumental obra de ingeniería, que efectivamente en nada tiene que envidiar a las calzadas romanas ni a la ruta de la seda.
    Todos los intelectuales y personas medianamente informadas de los países latinos se enorgullecen de esta gran calzada. Y el espaldarazo final, lo dio la Unesco en 2014, declarándolo Patrimonio de la Humanidad.
    Como detalle curioso comentar que los quipus, no sólo servían para mensajes complicados, sobre todo aquellos que implicaban valores numéricos, que se prestaban más fácilmente a la confusión o error, sino porque el quechua, lengua hablada en todo el Imperio, no era una lengua, sino una familia de lenguas con importantes variaciones dialectales de una región a otra, hasta el punto de no entenderse entre regiones lejanas. Pues bien, el quipus solventaba este problema. Por eso de tramo en tramo, como bien dices tu, había un tampo con un funcionario que , no solo veía llegar desde lejos al chasqui, sino que era el que conocía a la perfección el significado del quipus.
    Y como detalle curioso, decir que este sistema de comunicación era infinitamente más seguro y rápido que los actuales servicios de correos de cualquiera de estos países.¡En ese aspecto han ido para atrás, como el cangrejo!.

      • En varios museos se conservan algunos de aquellos quipus. Según me explicaron, consiste en una cuerda central, de la que parten distintos cordeles secundarios y diferentes colores y cada uno con un número de nudos. Al parecer, se hacía con todo ello un ovillo fácilmente transportable. Al llegar a manos del funcionario de turno, éste no tenía más que desenrollar el ovillo e interpretar el número de cordeles que de el colgaban, e interpretar el mensaje, según los colores y número de nudos de cada uno. ¡Todo un arte de criptografía!. Un saludo, amigo.

  3. Otro conocimiento nuevo…no sabía nada de esto, es fenomenal cuanto describes, lo del quipu lo sabía por en el Museo Precolombiano que estaba en frente de de Picaso (ahora todo está cambiado, tambien es super interesante). El hombre se las arreglaba quizás mejor siglos atrás si lo comparamos con tantísima tecnología que hay ahora.
    Al ver el títuo creia que ibas a escribir sobre el Camino del Rey que también lo están arreglando, ahora no recuerdo por donde está.
    Gracias como siempre, abrazos,

    • Hola Rosa,
      sí, te refieres al Caminito del Rey (lo de caminito imagino que se entenderá en parte por la foto que adjunto) que está próximo a la aldea de El Chorro (Málaga), una pasarela peatonal de más de 3 kilómetros, adosada a la roca en el interior de un cañón, con tramos de una anchura de apenas 1 metro, colgando hasta 100 metros de altura sobre el río, en unas paredes casi verticales, que de hecho se construyó a principios del siglo XX para facilitar el paso de los trabajadores que mantenían la presa que había en el lugar.


      Foto de Gabirulo

      Un abrazo

  4. Hola! Gracias por compartir este interesante artículo! Yo soy de Ecuador y a mí me da siempre mucha pena ver que de manera general aún existe mucho de nuestra historia que sigue siendo ignorado. Es realmente penoso constatar, a veces, como nosotros mismos (los latinoamericanos) ignoramos tanto de nuestra historia por culpa de lo poco que nos enseñaron en la escuela, que básicamente se refería solamente a la caída del imperio inca y conquista por los españoles. En fin… Por eso me alegra mucho ver tu interés al respecto.
    Quería comentarte que esos refugios a los que te refieres eran en realidad construcciones muy bien diseñadas que disponían de abundante comida, grandes bodegas, refugio y a veces hasta lugares de adoración y que se llamaban “tambos”. Muchos de estos sitios existen aún aunque naturalmente en ruinas.

    Además quisiera recomendarte un documental muy interesante hecho por un investigador del british museum que se llama “The inca -masters ok the clouds-“. Tiene dos partes y cuenta muy bien la historia del imperio inca. Aquí lo puedes encontrar: http://youtu.be/-YXeoayGiRY

    Gracias de nuevo! Saludos,

    Daniela

    • Hola Daniela,
      tienes toda la razón en decirlo, incluso aquí en Europa, nosotros mismos, olvidamos o no sabemos lo que tenemos, puede que en nuestra misma ciudad.
      Un saludo para ti y te agradezco mucho el comentario y el documental que aportas, un magnífico reporte.

  5. Me ha encantado tu relato, tan bien documentado con fechas, personajes y localidades que ayudan a hacer más real algo tan antiguo que ya casi yace en el olvido. Te felicito por la inclusión en tu blog de esta maravilla de la antiguedad Americana, herencia al mundo de lo que fue un gran imperio del cual poco se sabe o se habla en nuestra epoca convulsionada en la cual vivimos preocupados por vanalidades o sumergidos por las injusticias y malos usos de la fuerza y el poder que no nos da para más. Aunque siempre nos quedan vertientes de sabiduría y opinion, como este blog.

    Me quedo alerta a la proxima historia has de presertarnos Fco, Javier.
    Akiles de Castro

    • Hola David,
      aunque no soy muy amigo de introducir muchas fechas y datos en los artículos del blog, solo los justos que sino se olvidan, reconozco que ayudan a situarnos en el tiempo. Te adelanto que el próximo artículo, el del viernes, trataré de cómo se hacían los juicios en la antigua Grecia, puede que sorprenda a más de uno las similitudes que se encuentran con nuestros tiempos.
      Abrazos

    • Hola José Ángel,
      no te pienses, a mí al principio me pasaba igual que tú y de hecho me sigue pasando con muchas otras cosas de las redes sociales. Pero como todo, antes o después, se acaba acertando.
      Saludos

      • No sé, Francisco, ya soy sesentón y, además, estoy para pocos trotes. Pero algún trote debe de quedarme todavía porque compartí bien (me callo, claro, nunca te lo diré, que me he cargado, no sé cómo, dos entradas de mi blog; menos mal que eran recreaciones completas, es decir, textos que ya había escrito en mi anterior mundo de papel, por lo que ni siquiera tendré que recurrir a las copias de seguridad para incluirlas de nuevo en WP). En cualquier caso, los ánimos nunca sobran, gracias.

  6. Hola Javier, qué bueno que escribas sobre América, aportándonos datos históricos y arqueológicos que algunas veces desconocemos o no conocemos a fondo, muchas gracias.

    No podía faltar “mi” comentario. ¿si los caminos empezaron siendo PRE incaicos, no les da curiosidad saber quién los hizo? ¿y con qué tecnología?

    Creo que son preguntas válidas.

    Me encantó tu artículo, sigue escribiendo sobre este lado del charco.

    Un gran abrazo desde México.

    • Hola Silvia,
      aunque tengo algún artículo de tu lado del “charco” reconozco que la proporción sigue estando desequilibrada y es que dispongo de mucha más información de aquí que de allí, pero en cuanto leo, veo o me dicen algo interesante de América no dudo en ponerme a ello. 😉
      Abrazos

  7. Debo decir que he recorrido hacienda “trekking” por el hermoso e interesante Camino Inca, el tramo ubicado en Cuzco, experiencia que nunca olvidaré y que recomiendo realizar a todos los que se animen a visitar Cuzco. En cuanto a los quipus, además de ser herramientas para la comunicación, fueron de suma utilidad para la Administración en el imperio Inca. Los utilizaban para la gestión de todos los aspectos económicos y sociales del Imperio. El Quipucamayoc (especialista que elaboraba, leía y archivaba los quipus y estaba dotado de una memoria prodigiosa) presentaban datos de localización, demográficos y económicos de las poblaciones de la comunidad, estos datos eran enviados a los centros administrativos del imperio inca para permitir el control de las comunidades. Así, podrían redistribuir los excedentes a las comunidades menos prósperas.
    En la actualidad hay en todo el mundo unos 800 quipus aproximadamente que han sido encontrados y curiosamente la mayor cantidad de ellos no se encuentra en Sudamérica, sino en Europa. El Museo Etnológico de Berlín tiene alrededor de 289 quipus.
    Como peruana te agradezco por tan interesante Post y por difundir mediante el mismo información relacionada con nuestros antepasados: los Incas.
    Un gran abrazo,

  8. Poderosos históricos caminos, FJ. Maneras de mantener unido al imperio. Unir desiertos, montañas y selvas con senderos y rutas primarias. Cohesión. Comunicación. ¿ Qué más se puede pedir al ingenio ? Estupenda y útil obra del hombre. Se sabe que son muchas las tonterías que se han dicho de los caminos. Hay quienes dicen que sólo son senderos que no llevan a ninguna parte; otros, rutas pavimentadas de pórfido, con mucha distinción. Nada de todo esto es cierto. Basta recordar que los Incas no poseían ruedas ni animales de tiro… Sólo “a golpe de calcetín” y las patas de la “Llama”, de gran utilidad, como los camellos del desierto. Por eso, los caminos, no se construyeron con mucha solidez, pues no había que soportar el pesado tráfico de vehículos. Evadían cenegales elevando los caminos y si descendían, hacían escalinatas, facilitando el subir y bajar. Sólo en las zonas costeras pavimentaban, por lo arenoso y movedizo. Rutas prodigiosas, Reales. Los tiempos cambian, todo, hasta la utilización de los caminos,. Conquistando. Gracias, FJ, por mostrar esos caminos, reales y, con señales de distancias, los “topos”. Un abrazo, sin distancias.

    • Hola marimbeta,
      qué sería de un país, una nación, una civilización sin buenas comunicaciones que permitan el comercio y su desarrollo económico y social. Desde tiempos remotos el hombre se ha enfrentado con el problema de vencer las distancias, y para resolver este problema, empezó a utilizar sus propios medios de comunicación. En tiempos que no se disponía de telegramas ni teléfonos, por no tener no contaban ni con caballos, pusieron su ingenio y esfuerzo en construir estas magnas calzadas. Se encontraron obstáculos como montañas, ríos, lagos, pero con sus energías consiguieron dominar estos medios geográficos venciendo esa necesidad a costa de grandes penalidades
      Abrazos de admiración por estas culturas.

  9. Gracias por entrar en América. Viste como te siguen los sudamericanos.?
    Qué lugar el tuyo tan espléndido!
    Hasta pronto.

  10. Pingback: El mito de “El Dorado” no era una ciudad sino un hombre | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s