…y sí, la andropausia también nos llegará algún día

andropausia

“No hay peor maldición que seguir teniendo deseo cuando fallan las erecciones” (Sigmund Freud)

Tras publicar el artículo ¿La menopausia existió antes del siglo XX? pude comprobar el gran interés que despertaba este tema entre las mujeres pero también entre los hombres. Algunos de vosotros me animabais a que escribiera uno sobre la andropausia, invitación que recogí con sumo gusto y que ahora os presento aquí, aunque debo reconocer que en este caso no puedo hablar mucho de su historia ya que es un término reciente, de nuestros tiempos.

El concepto de andropausia no es nuevo entre los médicos, su investigación se cuenta en décadas, sin embargo no será hasta hace poco más de quince años que se ha generalizado por su similitud con la menopausia de la mujer, similar pero no igual. En la mujer, el déficit hormonal (estrógenos) se presenta en la mayoría de la ocasiones bruscamente mientras que en el hombre el descenso de la testosterona se inicia a partir de los 40 años, a un ritmo de un 1% anualmente, sufriéndola en torno al 10% de los hombres mayores de 50 años y el 25% a partir de los 60 años.

El envejecimiento del sistema reproductor masculino hace que el tejido testicular (masa tisular) disminuya y la hormona sexual masculina, la testosterona, pueda permanecer igual o disminuir gradualmente. En ocasiones esto provocará una dificultad en la erección, no quiero decir con esto que el paso del tiempo, en la vejez, el hombre esté irremediablemente condenado a esta falta de respuesta sexual ya que también actúan otros factores. Así pues, los hombres mayores que fueron sexualmente activos en la edad madura tienen más probabilidades de seguir teniendo relaciones sexuales adecuadas.

erectile-dysfunction-156100_640Pero esa disminución del deseo sexual y de la erección no es más que uno de muchos otros síntomas: la disminución de la concentración, de la memoria y de la energía; el aumento de la grasa corporal y la sequedad de la piel; el insomnio, la irritabilidad, la alteración en la densidad mineral ósea; la diabetes, la hipertensión y otras alteraciones cardiovasculares son síntomas y enfermedades que se presentan en la edad avanzada en las que la disminución de la testosterona puede agravarlas sin poder determinar claramente hasta qué punto.

Son los urólogos los especialistas que más experiencia tienen en tratar sus consecuencias clínicas, pero pocos son los hombres que acuden a consultar sus síntomas por asociarlos como “propios de la edad” y por la ignorancia de su tratamiento. La hipertrofia prostática y la atrofia testicular no pueden prevenirse pero el tener controlada la hipertensión y la diabetes puede evitar futuros problemas en la esfera sexual y en la función urinaria.

Lo aconsejable ante los primeros síntomas o cuando la andropausia ya está en curso, debería ser el hacer una medición del nivel hormonal en sangre de la testosterona para poder corregir posteriormente su déficit (al igual que en la mujer durante la menopausia con estrógenos y progesterona) con tratamientos que pueden ser administrados con pastillas o inyecciones, ya sea de forma diaria, trimestral o anual, pero siempre bajo supervisión médica ya que podría llevar a un aumento de la hipertrofia de la próstata entre otros efectos. Existen sustancias naturales que pueden mejorar la función sexual y los niveles de testosterona, como el guaraná, la arginina y el ginseng, pero es difícil evaluar su verdadera eficacia. De lo que no hay tanta duda es de que una buena actividad física, evitar el estrés, una buena alimentación, dormir las horas que se necesitan y evitar el consumo de alcohol y el tabaco, pueden ayudar a sobrellevar la andropausia.

Así pues, lo de la crisis de los 40 puede que no debamos confundirla con la depresión de cumplir años sino con el hecho de que el déficit de testosterona nos puede estar haciendo una mala pasada.

Para saber más:

Un artículo muy completo sobre la andropausia

Documentos de investigación

Blog del Dr, Neyro- Menopausia

Link foto:

Ryan McGuire

35 comentarios en “…y sí, la andropausia también nos llegará algún día

  1. Me alegro de que trates de este tema. Hoy en día el hombre ya está algo más informado sobre la andropausia, pero no hace mucho a los caballeros que se les hablaba sobre ese tema, afirmaban… No, el hombre siempre es “hombre” no tiene nada de eso y confundían muy bien de que se trataba. Aparte de que los años pasan y nuestros cuerpos cada vez están más ajados, la mujer cuando le llega la menopausia, lo más destacado es que no puede procrear, pero las sensaciones de desear sexo siguen latentes. En cambio los caballeros, aunque -en caso excepcionales- pueden tener descendencia hasta edad avanzada, sus logros para tener buen sexo son inferiores que el de la mujer.
    Los hombres de esta época ya lo tienen asumido, pero sólo hace un par de décadas, era imposible de mantener esta conversación con un hombre.
    Muy buenos días … y que te llegue tarde la andropausia, como amiga así lo deseo…

    • Hola Rosa,
      al final las hormonas tienen la culpa de casi todo, y aunque no se hable tanto de la testosterona del hombre como se hace de los estrógenos en la mujer, su inexorable declive con los años también tienen su efectos. Sí, mucho han cambiado las cosas y el pensamiento en este tema, tabú o ignorado pocas décadas antes, pero aún existe mucho desconocimiento y se ignora que es un problema que tiene tratamiento.
      Abrazos y eso espero yo también, aunque ya he pasado de los 40 ¡Ja, ja, ja!

  2. Es muy completo tu artículo. Nada que añadir, Francisco Javier.
    Y completamente de acuerdo con Rosa Ave Fenix. Incluso hoy por hoy es imposible hablar con algunos hombres sobre este tema.
    Y no olvidemos la depresión (a veces profunda y creo que poco estudiada) en la que se sumen algunos hombres cuando por la razón que sea, dejan de tener erecciones. Muchas veces (sobre todo hace unos años) a consecuencia de una resección de la próstata. Al controlar mal la vejiga de la orina, y carecer de erecciones, creen que han dejado de ser hombres.
    ¡Como si la hombría fuera inexorablemente unida a la sexualidad!.
    Que tengas un buen día y gracias por tan clara información.

  3. Tenía una erección y al leerlo para mantenerla la perdí. Los poco jóvenes como yo sabemos que estamos barranca abajo. Soy su fan pero sus palabras no me ayudan, recomiende alguna pastillita.

    • Hola Pajuerano,
      siento haber sido culpable de tal desdicha (aunque te recomiendo que para tal fin no leas el blog, más que nada porque no creo que tengas éxito en tu tarea) ¡ja, ja, ja! Respecto a Serrat, ahí me has tocado. ¡Qué poeta, qué músico, qué gran persona!
      Un saludo y gracias por tu aporte musical (viene perfecto)
      P.D. En cuanto a recomendarte pastillas, deja, deja, se me ocurren otras formas de aumentar la líbido.

      • Hola, FJ.
        Hiciste un juramento para ayudar al prójimo, deberías haber incluido porno, racionalizar deprime.
        El señor Nano es todo y más, siempre algo me recuerda alguna canción suya.
        Un naturista me dijo que tomar mezcla de patita de mandrágora con cabello de monja virgen me devolverá el vigor de mis 20, ¿es verdad?
        Que tengas un buen día 🙂

      • Hola, Ica, quise ver de qué hablan los viejos. Ya te dije que tienes muchas alternativas: ajedrez en la plaza, origami, etc.

  4. Pingback: […y sí, la andropausia también nos llegará algún día] | COSAS

  5. Vaya, y yo todo este tiempo diciendo de coña lo de la “pitopausia” y va a ser que tengo razón, ¡jajaja! Gracias por la entrada, muy ilustrativa, la voy a difundir para ver si algunos se dan por aludidos 🙂
    Saludos

    • Hola Cook,
      pensaba que lo de la pitopausia solo les afectaba a los árbitros de futbol (perdona el chiste tan malo, como en otras ocasiones, no pude evitarlo) Harás una buena acción al difundirlo, no deja de ser parte de nuestra salud.
      Un saludo

  6. Es como quedarse viudo dicen aquellos que su salud de roble disminuye. Resalta la preocupación al perder esa preocupación de la vida. Tener “una mujer desnuda y en los oscuro”, es imprescindible tenerla al lado, de la mano, acariciarle dijo Benedetti, cantada por Serrat, recordada por Pajuerano. Sentir esos achaques sin buscar la salvación es no tener ganas de nada. Ni siquiera de entretenerse. Mejor “hagamos un trato”, recuerda Benedetti, diciéndole a toda compañera que puede contar con él. Claro, ya no se puede practicar “complejos de masculinidad”. Ya no se puede parar el chorro con esa fuerza juvenil, no poder exhibirlo ni mirárselo para satisfacer su curiosidad sexual. Pero, no hay motivo alguno para no seguir viviendo en tal situación; ya no le dirán ellas que no se sienten con ánimo para vivir en esa situación, lo agradecerán… harán un trato, se quedarán tirados en la cama pies afuera para no manchar la colcha y, tendría a alguien a su lado que respaldaría su silencio. Gracias, FJ, traer momentos de esos órganos caídos, invisibilizados. Un abrazo, revelando conexiones íntimas.

    • Hola marimbeta,
      ¡dicen tanto de la vida las letras de Serrat! Al llegar a esta etapa de la vida, cuando nuestras facultades creativas están en su cenit, disminuye la fuerza física y en algunos casos la motivación y las ganas de vivir ¡qué contradicción! Esta circunstancia tan imprecisa para el hombre pasa inadvertida, y ese es el error, gran error.
      Abrazos

      • Cuesta creer, sin agudeza, esas cosas de las realidades eternas llegado el ocaso. Entender el día, entender la noche con todas sus estrellas, entender el mar y la luz del faro alumbrando mansamente atormentado cada vez que la luz se refleja en la mirada. A veces, se siente que todo en la vida está perfectamente calculado en medio de férreos silencios y de la fosforescente oscuridad…. legando “la buena tiniebla” después del apagón y el desconsuelo. Sin caer en “la red” esa mosca inocente. Serrat y Benedetti nos hacen vibrar al cantar esas letras. Nuevos abrazos.

      • Hola…Me gusta esa reflexión …De algo si estoy segura:” se acabará el vigor”de poder hacer el acto sexual”,pero el deseo nunca! Si hay verdadero amor e imaginación”…de hecho ,ya tengo. varias ideas ,para ponerlas en práctica cuando tenga pareja…y envejezcamos”,juntas…
        Me gustan muchos los besos y caricias”,como para dejar que la vejez mental me prive”,del placer de disfrutar”!!

  7. Creo que existe una andropausia “simpática”, o solidaria, quiero decir aquella que se acomoda o adecua a la menopausia de tu pareja o sus cambios fisiológico-anímicos que convierten tu actividad sexual en un estorbo, cuando ya no hay deseo no procede hacer muchos más análisis, mentalmente transitas hacia ese nuevo estado sin mayor traumatismo.
    He escuchado varias veces esa leyenda urbana que hace referencia a la sincronización en la regla de varias mujeres que conviven juntas.

    • Hola José Ángel,
      esa es mi intención, compartir pero también aprender. Puede que los temas relacionados con la medicina me sean más familiares, pero en los otros yo soy el primero que aprende al prepararlos.
      Un saludo

  8. jeje, el día que llegue esa edad podré comprobarlo, o espero que no. Ya en serio, es de suma importancia que los hombres nos informemos un poco más sobre este tipo de dolencias, pues creo que tendemos a ocultarlas o ignorarlas por cuestiones sociales. Yo mismo, acercándome a los 50, entiendo mu poco de ello, y tu artículo, que por demás es magnífico, me ha animado a visitar a mi doctora y hablar sobre ello.
    Como siempre un tema interesante perfectamente desarrollado.
    Muchas gracias y un saludo Francisco!

    • Hola Jesús,
      informarse y no dar por sentado según qué cosas, esa es la clave. Me doy por satisfecho que en esta ocasión el artículo acercara a más de uno este tema y que incluso pueda ayudar a dar ese paso.
      Abrazos 😉

  9. Parece que me estoy poniendo viejo. Me hare un examen de sangre como recmiendas, Doc. Una vez prové un producto quimico que me puso a millón, pero nunca más pide obtenerlo. Por lo menos se que existen en el mercado productos hasta para para despertar a los muertos. Espero cuando vaya al doctor me de algo que me funcione. Por el momento mi mujer me da todo lo que yo necesito, pero me gustaría darle una sorpresa un dias de estos.

  10. Pingback: …y sí, la andropausia también nos llegará algún día | Médico Personal

  11. El comentario de Rosa Ave Fenix, no tiene desperdicio, porque un problema de hombres es analizado con gran lucidez por una mujjer.
    Simplemento agrego que muchas veces el verso que cantaba Cafrune, viene justito* Te puedo enseñar a volar, pero no seguirte el vuelo´
    Abrazos

  12. Hola doctor…
    Aclareme una duda…de los tiempos antiguos …no hay registros de que etas dolencias ,aquejaran a nuestros ancestros?..
    Gracias..Saludos ..

    • Hola Margenia,
      interesante apreciación. Lo cierto es que en la Antigüedad no se vivían los suficientes años como para llegar a sufrirla aunque existiera. Registros… yo no los conozco, al menos en tiempos antiguos.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s