¡Esconderos rápido! Llega la Inquisición a Barcelona

IMG_20160110_130614

Sede de la Inquisición en Barcelona

Miles de turistas visitan cada día en pleno centro de Barcelona su catedral ajenos a que enfrente de un lateral, en la plaza de Sant Iu, se encuentra uno de los lugares más siniestros de la ciudad en lo que a su historia se refiere. Actualmente acoge el museo Frederic Marès pero en su fachada encontramos un escudo que ya nadie identifica pero que sobrevivió al tiempo y queda como memoria de un pasado muy oscuro, la Inquisición.

IMG_20160110_131622

Escudo de la Inquisición. Haz clic en la imagen para apreciar mejor los detalles del mismo. Por cierto, a ver quién ve un cerdito…

Escudo_inquisicion

En la foto podemos apreciar la simbología de uno de los escudos mejor conservados de España de la Inquisición. Sus armas quedan perfectamente representadas con la cruz cristiana, significando la muerte redentora de Cristo a manos de los herejes, y que se reivindica como tribunal delegado del papa; una espada, que simboliza el castigo; y la rama de olivo, signo de reconciliación con los arrepentidos. Rodeándolo se puede leer la leyenda en latín Exurge Domine et Judica Causam Tuam, es decir, “Levántate Señor, y juzga tu causa” (Salmo 73) y una cadena de eslabones que conforman la orden del Toisón de Oro.

A pesar de que no quedan muchos rastros del Santo Oficio (lo de santo es por decir algo, claro) en Barcelona, se sabe que actuó desde el siglo XII al XIX, encontrando en fray Alonso de Espina uno de sus principales valedores. Vamos a explicarlo y para ello permitidme presentaros otro nombre que puede no os suene pero que ha sido protagonista indirecto en muchos episodios relevantes del siglo XV, Juan de Coloma.

Coloma era secretario del rey Joan II de Aragón y su firma como representante de los Reyes Católicos se puede ver al final de las Capitulaciones de Santa Fe, sí, las que permitieron a Colón hacer su primer viaje a América. Entre sus cargos ostentó el de notario mayor del rey Fernando II y secretario del Santo Oficio, firmando también la orden de expulsión de los judíos en 1492. Tras la designación de Torquemada como inquisidor general por el papa Sixto IV, con el apoyo de Coloma pondría al frente del tribunal de Barcelona a fray Alonso de Espina, más que probable converso, rector de la Universidad de Salamanca y confesor real de Enrique IV de Castilla.

El 20 de julio de 1487 fray Alonso entraría en Barcelona aunque su nombramiento no fue del agrado de nadie de la ciudad y ningún conseller salió a recibirle. El tribunal se instalaría en una de las estancias del Palacio Real Mayor (Palau Reial Major) residencia de los condes de Barcelona y posteriormente de los reyes de la Corona de Aragón, estimándose en más de 500 familias las que entonces huyeron por temor a las represalias del Santo Oficio. En ese mismo lugar la Inquisición acondicionaría trece celdas para los detenidos en las que las condiciones eran mejores que las cárceles civiles, todo hay que decirlo.

IMG_20160110_131426

Plaça del Rei con el Palau Reial Major al fondo. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Que no fuera bienvenido no evitaría que se pusiera pronto a “trabajar” y el 14 de diciembre dictaría su primera condena tras encontrar culpables de ser judaizantes a 52 personas que serían llevados en procesión desde el convento de Santa Caterina a la catedral como penitencia de sus pecados. Seis semanas después se produciría el primer auto de fe, en el que serían agarrotados en la Plaza del Rey dos hombres y dos mujeres y quemados después en el Canyet (actual cementerio de Poblenou). Los diversos autos de fe que se realizarían en la ciudad condal encontraron sus escenarios ideales en la misma plaza del Rey, en el convento de Santa Caterina (ahora un mercado), en el Born, en la iglesia de Santa Àgata y en la Catedral. El terror se instauró y durante siglos la población sufriría las consecuencias. Nadie se salvaba de su justicia ni tan siquiera el médico personal del rey Fernando y su mujer, Juana Badosa, que sería estrangulada y quemada.

A principios del siglo XVIII, tras la victoria borbónica, desaparecerían las dependencias administrativas catalanas del Palacio Real Mayor cediendo en 1718 el palacio a las monjas clarisas, cuyo convento había sido destruido cuatro años antes para la construcción de la Ciudadela durante la guerra de Sucesión Española, siendo actualmente sede del Museo de Historia de Barcelona.

Después de varias tentativas de abolición de la Inquisición española, en 1808 por Napoleón, en 1813, en 1820, finalmente sería anulada definitivamente en 1834. Hoy pocos se fijan en ese escudo de la fachada pero no hay duda de que es parte importante en la historia de la ciudad.

Un libro:

La Inquisición en Cataluña, del historiador Juan Blázquez Miguel.

Para saber más:

Distintas estancias del Palau Reial Major y su ubicación en la ciudad (MUHBA)

Plaça del Rei, guia del conjunto monumental

Reconstrucción virtual de la residencia condal visigoda al palacio real

MUHBA

30 comentarios en “¡Esconderos rápido! Llega la Inquisición a Barcelona

  1. Es un tema amplísimo y apasionante, y sobre ello hay libros que, aunque ahora nos parezcan curiosos, nos hacen estremecer si pensamos en las personas que tuvieron que vivir en esa realidad. Cito solo el de Nicolau Aymerich, “Manuel de Inquisidores”, porque nos permite conocer un poco mejor esa “profesión”, que aunque parezca lejana sigue existiendo, pero reformada y con otro nombre.
    Espero que no te moleste que incluya el link al libro citado https://books.google.es/books?id=DLE2VMvh6xgC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false
    Por último, el cerdito cuelga de la parte inferior del escudo 😉

    • Hola Martesdecuento,
      encantado que incluyas el enlace, no faltaría más. Veo que tienes buena vista ¡Ja, ja, ja! Sí, el cerdito cuelga del toisón de oro pero lo que me llamó la atención es que en nuestro caso sea un cerdito y no una cabra que es lo habitual…

      Foto de Heralder
      Saludos

      • La cabra a la que te refieres, no es tal, sino carnero con vellón de oro. Aquel de la leyenda de Jasón… Y aunque no tengo ni idea de por qué está ahí ese lindo chanchito en su lugar, aventuro lo que me parece más obvio: los inquisidores, cual jasones heroicos, iban en busca de los enemigos de los cristianos principalmente las otras dos religiones abrahámicas cuyas restricciones alimentarias conocemos todos 😉 Se non è vero, è ben trovato 😀 😀

  2. Cuanta razón tienes… hace tiempo que no paseo por esos lugares -cosa que me encanta- y… nunca me había fijado del escudo sobre la puerta…
    Aprovecho para decir… Cuan bella es mi ciudad Barcelona!!!!!!!!!!

  3. Solo una pequeña correección: Es cierto que la Inquisición data del siglo XII, pero no en España. En ese siglo se creó en Europa para combatir herejes, tipo Cátaro. Pero en España entró mucho más tarde, en el siglo XVI, 300 años más tarde. Por cierto, que, a pesar de que la leyenda negra insiste en que la Inquisición española fue especialmente mala, lo cierto es que no fué así. Fué igual -de perversa- que las demás. James A. Michener, en su libro “Iberia” afirma que solamente en lo que es hoy Alemania se ajusticiaron más retrasados mentales por brujería que en toda la historia de la Inquisición española. Lo cual es solo un ejemplo de que aunque todas fueron igual de perversas, la española no se disntiguió en nada, o en casi nada. La única distinción es que fué la que se abolió más tarde, a principios del siglo XIX, como dice tu artículo.

    • Hola Jlua,
      concretamente sería tras el regreso de los participantes en la Segunda Cruzada a Europa, hacia el año 1150, que se difundiría el catarismo por Alemania, Italia, Cataluña y Francia, concretamente en Occitania, en la región de Albi (de donde cogieron el nombre de albigenses) protegidos por algunos señores feudales vasallos de la corona de Aragón. Denunciaban la organización de la Iglesia Católica y sus sacramentos y aunque no quise alargar el artículo aprovecho tu comentario para dejar un enlace a dicho post por si es del interés de alguien.
      Un saludo y gracias por tu aporte.

  4. Efectivamente, la “Santa Inquisición” entró más tarde en España que en otros países. Pero sin duda fue el último en el que desapareció.
    Como dato curioso señalar que cuando se instauró la democracia en España tras la dictadura de Franco, hubo un partido político, que obtuvo representación parlamentaria en aquel momento, que en su programa proponía la restauración del Tribunal del Santo Oficio en España. Este partido se llamó Fuerza Nueva, fundado por el fallecido notario Blas Piñar.
    Gracias por tu artículo, Francisco Javier.
    Que tengas un buen día.

    • Hola Luis,
      Madrid, no tuvo Tribunal del Santo Oficio propio hasta 1650 y las decisiones de la Inquisición se tomaron hasta entonces en Toledo. En la actualidad encontramos huella de la misma en muchos sitios de la ciudad. Uno de los primeros espacios madrileños relacionados esta institución fue el convento de Nuestra Señora de Atocha. Allí se instaló el Consejo de la Inquisición en Madrid hasta que en 1780 se levantó el Consejo Supremo del Santo Oficio en la calle Torija. En la calle de la Cabeza se encontraba una de las cárceles de la Inquisición y en la Plaza Mayor se realizaban los Autos de Fe. Los quemadores más famosos se situaban en cerca de la Puerta de Alcalá, entre las calles de Claudio Coello, Conde de Aranda y Columela, otro junto al portillo de Fuencarral. La Santa Inquisición utilizó la plaza de la Cruz Verde para ejecutar a sus reos. Donde ahora se encuentra la fuente de Diana la Cazadora se hallaba la enorme cruz verde, símbolo inquisitorial. En 1680 tuvo lugar el último auto de fe en esta plaza, durante el reinado de Carlos II.

      Una curiosidad es que las mazmorras que se encontraban bajo la Plaza de Santo Domingo son ahora una coctelería

      Foto extraída en ABC.es

  5. Pues ahora “la santa inquisición” tiene otras características y distinta estética. Se llaman testigos de Jeovah y andan puerta a puerta con sus amables amenazas y mensajes de exterminio.

      • Saludos Francisco. Cualquier ideología que se proponga religar gente para estandarizar la conducta humana está transgrediendo a la naturaleza. Esta es organizada e inteligente, obedece a secuencias y metodologías sistemáticas, mas a su vez se permite ser flexible y hasta sorpresiva y variable. Desconfío absolutamente de las personas religiosas ya que al tener poder podrían ser muy inquisidoras. Si alguien admira a un ser que representa al fascismo llegando a la tierra siendo capaz de exterminar ciudades, ordenar saqueos y justificar invasiones y genocidio es porque tiene en su mente las mismas ansias de venganza, celos, odio, rencor e intolerancia a la frustración. Por eso rechazo a quienes van puerta a puerta como también a los que van a caballo después de semana santa visitando a los que no alcanzaron a confesarse por estar enfermos o a los que abiertamente amenazan en las calles con grandes muestras de ira, también a quienes dicen que un bebé ira al infierno por no ser bautizado y a quienes atormentan a otros con elementos abstractos incoherentes e incomprensibles como el juicio, castigo y culpa que lo único que consiguen es enfermar a los creyentes temerosos. El miedo paraliza y es lo mas opuesto al amor. Amor no está relacionado con religar ni poseer, amar es construir y tiene estrecha relación con estar alegres y dichosos. Estos dos últimos estados son características de la vida. Esta crea la muerte como una estrategia para seguir viviendo, de lo contrario no cabríamos en la tierra. Y ello no tiene ninguna relación con infierno, castigo, culpa ni estupideces como féretros, velorios y rituales lúgubres.
        Pero las religiones pretenden monopolizar a la muerte y convertirla en un acto valórico.

  6. ¡Qué fuerte! A garrotazos… Bueno, ya no existe la Inquisición, pero en nombre de Dios, todavía se hacen barbaridades. Muy buen reportaje. Y sí, vi el puerquito, está en el centro abajo del escudo.

  7. Hola Francisco,
    un sitio más en Barcelona que no conozco y uno más a la lista de futuras visitas. La historia de la inquisición es terrible, pero debemos entenderla en el contexto de la época. Además, creo que está bastante exagerada (gracias a los ingleses) y a pesar de haber acabado con la vida de miles de ciudadanos, no fue algo exclusivo de España. Gracias al cielo, todo eso es historia, y me ha encantado la forma en que la cuentas.
    Mil gracias y un saludo.

    • Hola Jesús,
      en la ciudad condal existen muchos lugares desconocidos con más Historia que otros mucho más frecuentados. Ya sabes que estás invitado a venir cuando quieras, será un placer enseñártelos.
      Abrazos

  8. Pingback: La plaza del Rey de Barcelona | franciscojaviertostado.com

  9. Pero no podemos olvidar que dicho tribunal sigue existiendo, con otro nombre, y afortunadamente para nosotros, no tienen tanto poder. Pero en la España de los 80 y 90 del Siglo XX seguían actuando. No podían quemar ni torturar, pero si prohibir que hablaran de religión en público o que publicaran artículos o libros. Que se lo pregunten a los que militaron en la teología de la liberación.
    Interesante, como siempre. Esos palacios, cuando les veo el símbolo, me entra un cieto repeluz y en Sevilla hay algunos lugares donde su presencia es fuerte, en Granada, curiosamente, no.

    • Hola Eulalio,
      en Sevilla existe hoy en día un callejón en Triana, junto al mercado, con el nombre de la Inquisición, junto al Castillo de San Jorge, cárcel en otros tiempos de herejes y sede del Santo Oficio. Los reos eran conducidos por él para dirigirse a la cárcel, juzgados o ser quemados en la hoguera. Dejo esta imagen que encontré y que como bien dices, da repelús pasar por allí.


      Foto de CarlosVdeHabsburgo

      Saludos

  10. Hace algunos años pasé unos días en un piso que estaba en un antiguo palacio de la inquisición. Pero no se apreciaba nada, pues todo estaba cerraoo con tabiques, por fuera era tal cual, pero po dentro eran apartamentos, respetandola estructura arquitectónica del lugar.
    Por cierto fueron unos días muy calursos, por el patio interior veías a los vecinos hacer los mismo que nosotros. Estabamos sentados en el cuarto de estar y con una manguera nos refrescabamos con una ligera lluvia muy agadable. Añós después he encontrado un sistema parecido, pero mucho más sofisticado en las terrazas de verano. (no tiene nada que ver con la inquisición pero ha sido una transversalidad – que ahora está muy de moda-.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s