… y Babilonia se construyó con petróleo

800px-USA_tar_bubble_la_brea_CA

Hace un tiempo hablamos de las enfermedades de Carlos V y entre ellas destaca sin lugar a dudas la gota que sufrió. Pero hoy no toca hablar del emperador sino del petróleo, entonces… ¿qué relación puede haber entre el monarca y este compuesto orgánico? Uno de los mayores países productores de petróleo es Venezuela y el primer envío de petróleo desde ese país, documentado históricamente, ocurrió en 1539, un barril destinado a España para aliviar la gota del emperador. 

Ciertamente la importancia y la explotación a gran escala del petróleo tiene poco más de un siglo de historia, pero su conocimiento y su uso es tan antiguo que debemos retroceder a la prehistoria. La Biblia lo menciona como betún o asfalto y podemos encontrar en épocas distintas manantiales de petróleo por todo el mundo.

Los egipcios lo empleaban, así como los productos elaborados con él, para el embalsamiento de los cadáveres y como desinfectante, y el cemento de asfalto, procedente de fuentes cercanas al Is, un afluente del Éufrates, sería utilizado como argamasa en la construcción de la gran Babilonia, incluso las primeras calles de Bagdad se pavimentaron con alquitrán. En China, encontramos perforaciones de pozos de petróleo que datan del año 347 a. C., con una profundidad que alcanzaban los 240 metros, usando unas brocas fijadas a pértigas de bambú.

En la provincia romana de Dacia también se explotó el petróleo y se sabe por Dioscórides que “flotaba manantiales” en Agrigento, donde se utilizaba en lámparas en lugar del aceite de oliva.

Como decía al principio del post, los indígenas americanos de la época precolombina utilizaban el petróleo crudo que se extraía naturalmente del suelo (mene) para fines medicinales, alumbrarse y como impermeabilizante de sus embarcaciones, algo que no pasaría inadvertido para los conquistadores españoles y que emplearían para conservar sus armas.

No será hasta 1853 que un abogado de New York, George Bissell, viendo el potencial del crudo, realizaría grandes compras de petróleo encargando a los técnicos que estudiasen la manera de purificarlo a gran escala. Lo cierto es que consiguió excelentes resultados que no se correspondieron con los beneficios, al utilizarlo únicamente para el alumbrado. La fortuna acabaría sonriéndole tras comprar unos terrenos en el valle de Oil Creek donde abundaba el petróleo, fundando la primera compañía de aceite mineral de Pensilvania, la Pennsylvania Rock Oil Company, y empresas de refinerías de petróleos que acabarían por convertirle en el “Rey del petróleo”.

Drake pozo petroleo

Réplica del primer pozo de petróleo.

El primer pozo petrolero del mundo lo perforó en EE. UU. en 1859 Edwin L. Drake, apodado “El coronel”, por su autoridad y disciplina, un conductor del ferrocarril desempleado, tras ser contratado por Bissell dos años antes. Será a partir de 1895 que la necesidad de gasolina como combustible en los primeros automóviles aumentaría la demanda exponencialmente, sobre todo cuando Henry Ford lanzó al mercado en 1922 su famoso modelo “T”.

El petróleo se había convertido en oro líquido, algo imprescindible no solo en la vida cotidiana sino incluso en las guerras. El ministro inglés, Lord Curzon, se refiriría en 1918 a la Gran Guerra diciendo…

“Verdaderamente, el porvenir dirá que la victoria de los aliados ha flotado sobre una ola de petróleo”. 

Podría sorprendernos saber que el petróleo se ha utilizado a lo largo de la historia como tratamiento médico: antiespasmódico, desinfectante, para eliminar lombrices intestinales, en las enfermedades parasitarias de la piel -como la sarna y la tiña-, para tratar los sabañones… hasta para la higiene de la cabeza por su efecto disolvente de la grasa.

Así que ya sabéis, si después de llenar el depósito del coche os sobra gasolina siempre podéis haceros fricciones suaves en la cabeza para evitar la caída del cabello y conseguir un pelo brillante y suave. Bueno, eso, o comprar un buen jabón.

P.D. Esto último es broma, que a nadie se le ocurra hacerlo 😉

Links fotos:

Daniel SchwenNiagara

24 comentarios en “… y Babilonia se construyó con petróleo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Indudablemente que el petróleo ha hecho carrera desde aquellos lejanos tiempos hasta hoy, pero ya es hora de que ésta llegue a su fin. Si no lo dejamos bajo tierra terminaremos asfixiados en nuestro pequeño planeta. Saludos.

    • Hola Amira,
      el Medio Oriente (Arabia Saudita e Irak) es la zona del mundo que más reservas de petróleo tiene (63%) siguiéndole a mucha distancia Europa y Eurasia (9,2%), Centro y Sudamérica (8,9%), África (8,9%), América del Norte (5,5%) y Asia-Pacífico (4,2%). En el caso de EE. UU. su producción no llega ni tan siquiera a cubrir su consumo doméstico, dependiendo de su importación. Hace ya un tiempo que el petróleo está dando señales de agotamiento y si a esto añadimos el aumento en la demanda, se estima que, a corto plazo, no más de diez años, habrá más demanda que producción, siendo EE. UU. el país que más lo necesite, sin tampoco estar preparado como para afrontar ese cambio tan necesario hacia las fuentes de energía alternativa. Ya nadie duda de que la guerra de Irak fue una excusa para controlar el petróleo de esa zona y así paliar, aunque sea momentáneamente, ese déficit unos años más. Pero, ¿y después? Si de los gobiernos dependiera, no dejarían ni una gota de petróleo bajo tierra. En fin…
      Saludos

  3. Sí digo lo mismo que Amira… que benefició mucho al mundo ( y muchísimos bolsillos) pero creo que tambien nos ha traido grandes desgracias, las malditass guerras, el plastico que está llenando nuestro planeta de polución al igual que los carburantes….
    Un abrazo,
    Cómo va el libro?

    • Hola Rosa,
      el dinero llama al dinero, eso está claro. No queda otra que apostar y fuerte por las energías renovables. De eso depende no solo las economías mundiales sino nuestro propio planeta.
      Abrazos.
      P.D. Como se suele decir, el libro va “viento en popa” 😉

  4. Gracias por tu instructivo artículo, como siempre, Francisco Javier.
    Todos los datos que señalas son casi exhautivos. El uso del petroleo, sus derivados, y su mezcla con otras sustancia como la resina, es tan antiguo como el hombre. O casi. En la Biblia se dice que El Arca de Noe iba calafateada por dentro y por fuera, por eso era insumergible, y no penetró el agua por ninguna grieta.
    Como curiosidad, comentar que si los automóviles actuales funcionan con gasolina, fue por el descubrimiento y explotación de los inmensos pozos de petroleo del estado de Texas en Estados Unidos, con el consiguiente abaratamiento del producto.
    Por aquellos días, los intentos para construir un automóvil movido por energía eléctrica, ya estaban siendo estudiados por los grandes inventores de a época, como Edison y Tesla. pero los proyectos se abandonaron ante el bajo coste y alto rendimiento del motor de explosión.
    Gracias de nuevo, y feliz semana, amigo mío.

    • Hola Luis,
      siempre interesantes tus aportes y si me lo permites añadiría respecto al Arca de Noé que muchos son los que siguen buscando alguna prueba física de su existencia en el monte Ararat (es allí donde la sitúa el Génesis) aunque nadie ha podido encontrar ninguna prueba que la sostenga su existencia. Lo cierto es que dicho pasaje del Génesis está formado por relatos diferentes fusionados por uno o varios escribas durante el siglo V a.C. Estos relatos recogían antiguas tradiciones sobre el mismo, como la versión del Poema de Gilgamesh del siglo XVIII a.C. que, cinco siglos después, incorpora el episodio del Diluvio. Probablemente estamos delante de uno de los más extraordinarios mitos concebidos a lo largo de la historia, a lo largo de los milenios… En el blog tengo un artículo al respecto que me permito añadir el enlace a tu respuesta. ¿Existió realmente el Diluvio universal?
      Abrazos y buen inicio de semana, el del miércoles irá de bigotes… ¡Ja, ja, ja!

  5. Hola Javier ¡qué buena información! gracias, con tu permiso lo reblogueo añadiendo, ya sabes, datos de este lado del charco: en el Anáhuac (Mesoamérica – México y parte de Centroamérica) se utilizaba el chapopote desde el tiempo de los olmecas (la cultura olmeca se ubicó en las costas el golfo de México, desde el río Papaloápan (sur de Veracruz) hasta la laguna de los términos (Tabasco) su período Inicia en el período “Formativo” (2000 a. c. aprox.), hasta el período “Clásico” (400 a. c.), y su florecimiento exacto data hasta el 800 a. c.), aunque el petróleo y el chapopote no sean exactamente lo mismo, coinciden en muchas características y uso, tanto que se confunden.

    Gracias por tus investigaciones y por compartirlas

  6. Otra vez hola Javier, reblogueé tu artículo, en el comentario aumenté datos, pero en mi blog apareció como si yo lo hubiera escrito, no te estoy plagiando, así aparece en WordPress y no pude hacer nada al respecto, salvo un comentario ahí en el post.
    abrazos de luz

  7. No hay que alarmarse;FJ, la vida seguirá hasta que el petróleo arda, dicen los que lo hacen arder. Si, cuando deje de alumbrar y sólo sea una mueca de lo que por siempre fue. Visitantes a estos mares negros, recibidos en esa negrura; lapsus difícil de precisar, yendo de un lado para otro, caminando con piernas como trapos durmiendo en ciudades aledañas, ahora que el sol quema más. Arrastrado por las aguas llevado por los precios, botados, por haber tan petróleo ofertado. Rica mina de oro negro codiciado, ofrecido, despreciando a otros. Gracias,FJ, por recordar estas calles que llevan a descubrir manantiales negros de puro oro. Un abrazo calculado, recibido.

    • Hola marimbeta,
      oro negro, codiciado por muchos, causa de crueles y falsas guerras inútiles. No existen los recursos infinitos, y si no somos capaces de buscar alternativas, al menos de intentarlo en serio, el problema del petróleo acabará convirtiéndose en unos años en una verdadera pesadilla.
      Abrazos renovables

  8. Se puede lavar el cabello con algodón mojado en gasolina. Al menos eso me enseñaron en la escuela en casos de que no hubiera jabón ni agua a mano. Jajaja… Veremos. Qué pena que no hayamos estado en esta época cuando se podía hacerse millonario solo teniendo la idea de que algo iba a funcionar. Hoy, no es tan facil. Un abrazo, amigo. Excelente entrada, como siempre.

    • Hola melbag,
      ahora puede que no sea con el petróleo pero hay muchos que se han hecho millonarios con el internet y las nuevas tecnologías. ¿El futuro..? Puede que el tema drones y tecnología 3D de beneficios inimaginables a día de hoy.
      Abrazos y gracias, mañana más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s