¡Aquí hay mucho tomate!

la tomatinaNo, tranquilos, no se trata de ninguna foto “gore” ni el artículo tiene nada que ver con una exposición sangrienta, de hecho, las dos jóvenes de la foto se lo están pasando bien, muy bien, me explico. En la localidad valenciana de Buñol, el último miércoles de agosto desde hace más de setenta años, se celebra “la Tomatina” durante las Fiestas Mayores, donde miles de personas asisten a una auténtica “guerra de tomates” que tiñe de rojo las calles, el color de más de cien toneladas de tomates que se arrojan entre ellos. Pero esta fiesta tan divertida, que recomiendo y dejo un enlace al final, tampoco será la protagonista del post de hoy, sino el tomate.

La tomatera (solanum lycopersicum) es una planta cuyo fruto -el tomate propiamente dicho- es originario de América. Ni en Asia, ni en la India, ni en China, ni en Japón, se conocía antes del siglo XVIII, y en Europa tampoco existen indicios de esa planta hasta que se introdujera en España durante el siglo XVI. Su nombre deriva de Tomatll (náhuatl o xïctomatl según la lengua azteca) que vendría a significar algo así como “ombligo de agua gorda”, siendo cultivado en México en el siglo VIII a. C., pero también lo encontramos por todo el Caribe y parte de Sudamérica. Los españoles adoptaron el nombre de tomate y los franceses e italianos prefirieron denominarlo “manzana del amor o manzana de oro” por considerar que era afrodisíaco.

7389837368_2709f09f56_k

Naturalis_Biodiversity_Center_-_Solanum_lycopersicum_var._lycopersicum_-_old_tomato_herbarium_sheet

Hoja de herbario con las plantas de tomate más antiguas conservadas de Europa. Colección italiana, 1542-1544. En el herbario Tibi en Naturalis, Leiden.

Bernal Díaz del Castillo, cronista de Hernán Cortés, describe en 1519 el banquete que les ofreció el emperador Moctezuma a su llegada a la capital, y entre los alimentos que cita encontramos esta baya. Del Castillo también cuenta en otra crónica que fue apresado en el año 1538 por unos indios en Guatemala al que se querían comer en una cazuela aderezada “con sal, ají y tomates”. Hay constancia escrita de su consumo por parte de los indios gracias a Bernardino de Sahagún (siglo XVI) en su “Historia general de las cosas de Nueva España”.

La llegada a Europa sigue siendo todavía un misterio no aclarado, una especulación no confirmada. Unos dicen que entró por la Coruña, como presente de Cortés a los monarcas, otros, como Carlos Azcoytia Luque, por Sevilla, apoyándose en la rápida introducción en Italia y en que en aquellos tiempos en la ciudad sevillana se encontraba la base del comercio genovés, siendo estos quienes abastecían los barcos que se dirigían a América.

En Europa fueron los tomates amarillos los primeros en cultivarse y mucho después los de color rojo, pero en el viejo continente se tardaría mucho en consumirse. En su composición encontramos agua, azúcar, materia aromática y un poco de ácido cítrico, aplicándose con fines medicinales como tratamiento de los callos, los ojos de gallo, los juanetes y hasta las verrugas que no fuera muy secas y duras, sin olvidarnos tampoco de su uso en las hemorroides. Será con el paso de los siglos que se iniciaría su consumo crudo (aunque no era aconsejable a los que sufrían de acidez del estómago y en los casos de reuma).

tomate enlatado Andy WarholA mediados del siglo XVI, el botánico y farmacéutico Pietro Andrea Gregorio Mattioli lo catalogaría como comestible aunque lo incluyó dentro de la familia de la mandrágora, hecho que la asociaría erróneamente como una planta tóxica, y no sería hasta bien entrado el siglo XVII que tomará protagonismo en nuestra alimentación. Todavía tardaría mucho tiempo en generalizarse su consumo en nuestras comidas y a finales del siglo XIX José Campbell comercializaría la sopa de tomate enlatado, que no era más que tomate con una pequeña cantidad de agua, y posteriormente, la icónica imagen de Andy Warhol la convertiría en un clásico. De ser un desconocido y a pesar de las reticencias de su consumo durante mucho tiempo, el tomate a principios del siglo XX ya ocupaba un lugar privilegiado en la alimentación y se había convertido en un negocio rentable de las industrias conserveras.

Como veis todo tiene su historia y el tomate también. Además es sabroso, refrescante y nutritivo, pudiendo comerse de muchas formas diferentes: en salsas, cocido, en zumos, crudos… Si a eso añadimos que es rico en vitaminas A, B, C, PP y K, así como en minerales como el calcio, el potasio, el fósforo y que tiene propiedades antioxidantes, pues eso, ¡a comer tomate!

P.D. Lo de aplicarlo en los callos y las hemorroides es algo que pertenece al pasado, hoy existen otros tratamientos mucho más eficaces 😉 

Para saber más:

Historia de la Cocina y la Gastronomía, por Carlos Azcoytia

tomatina.es Fiestas 2016

Links fotos:

flydimeCoooooooookieGerard ThijsseBalougador

 

24 comentarios en “¡Aquí hay mucho tomate!

  1. Me rio mucho ver cuando los “tomatinos” se rebozan en el jugoso caldo… yo no lo haría (puedo resbalar etc. y no me conviene) pero los participantes se lo pasan “pipa”. Me has ampliado cuanto sabia de la procedencia del rico tomate, me acuso de ser muy tomatera…Y me ha hecho gracia lo del tomate para las hemorroides, quien sabe si me hubiese aplicado no me hubieran operado y me hubiese ahorrado las malísimas horas que pasé… jajaja
    Saludos…

    • Bonjour Runglaz,
      indiquant que toutes les informations que je vous apporte dans les articles provient de la recherche que je fais pour différentes sources, oui, en essayant d’être aussi objectif et contrastée.
      Un plaisir de vous avoir

  2. Ver el cuadro de esos chavales disfrutando la lluvia de tomates es reconocerse en esa loca rebeldía del presente venida desde el pasado. Revolcarse en sumos rojos. Degustar platillos a base de salsas rojas que sazonan las comidas como aquellos “Huevos ahogados en salsa de tomate”, deliciosos. Regresa la rebeldía de los jóvenes al comer esos “huevos estrellados en salsa de tomate”. Hay un ingrediente que le da un gusto extraño pero sabroso, el “orégano” que, combinado con cebolla y chile verde no picante, hace que el comer sea cosas de los dioses y, con ajos. Por algo la mayoría de las pizzas lleva mucho tomate. Gracias, FJ, por recordar esa fiesta donde se destripa mucha manzana del amor. Un abrazo jugoso.

    • Hola marimbeta,
      me despertaste el hambre y me creaste un dilema. Disfruto con tu menú o controlo el colesterol. Hummm, no sé, no sé, creo que me inclinaré por lo primero. Un manjar, es un manjar.
      Abrazos culinarios

  3. Ahora me entero yo que la bendita fruta es americana. Qué muchas sorpresas me das con tus historias. Siempre pensé que venían de Italia, con tanta salsa. Pues como siempre, gracias por ilustrarme. Un beso.

    • Hola melbag,
      A partir del siglo XV hubo un intercambio entre Europa y América. El maíz, el tomate y la patata fueron introducidos en Europa en el siglo XVI. Los frijoles, el cacao, el cacahuete, la calabaza, la piña, el aguacate, la yuca y el tabaco acabaron por inundar los mercados europeos.Y de Europa se llevó a América: algodón, arroz, cebada, trigo, plátanos, limones, naranjas, vid y el aceite de oliva, entre otros, así como ovejas, cabras, cerdos, vacas y caballos.
      Besos

  4. que desperdicio, con los que no cuesta a nosotros comprar tomate para una simple ensalada, por su precio elevado. No estoy en contra de las fiestas, pero pueden hacerlas sin desperdiciar un alimento tan importante al que la mitad del mundo no tiene acceso.

    • Hola Poupée,
      si lo vemos desde este punto de vista tienes toda la razón. Lo que pasa es que en España hay lugares con excedentes en la producción de ciertos alimentos y el tomate abunda en Murcia, Valencia… mientras que en otras zonas se debe importar para poder tenerlo. Pero así pasa también con otros productos en otros países, y si no que se lo pregunten al… petróleo.
      Saludos

      • Comprendo Francisco, el mismo dolor me causa cuando los productores lácteos tiran la leche porque es muy bajo el precio, o no recogen la fruta por igual razón, eso ha pasado aquí en Argentina. En mi opinión la mejor opción sería donar a quienes no pueden acceder a ellas. Saludos

  5. Con lo que me gusta el tomate, sería feliz en la fiesta La Tomatina!!! aquí en Perú abunda el tomate y tenemos la suerte de consumirlo regularmente. Hay un plato peruano delicioso que se llama “lomo saltado” y se dice que es el plato de la conquista porque contiene papa y tomate peruano y también carne de res. Los conquistadores espanoles trajeron a estas tierras las primeras reses y después nació este tradicional plato peruano. Saludos

  6. Añado otra curiosidad: los actores masculinos de cine pornográfico añaden grandes cantidades de tomate y zumo de tomate en su dieta pues ayuda a producir líquido seminal (no espermatozoides)

    • Hola Pere,
      sorprendente anotación que te agradezco. El tomate contiene elevadas cantidades de betacaroteno que el organismo transforma en vitamina A, importante en la producción de testosterona, así que su consumo fresco puede aumentar el deseo sexual. También puede mejorar la calidad del semen aunque no me queda tan claro que se modifique la cantidad. Seguiré investigando… 😉
      Saludos y bienvenido por los comentarios.

  7. Qué desperdicio la tomatina! Es como si nosotros nos tiráramos pedazos o papas, choclos, porque hay en abundancia.
    Por más fiesta que sea para algunos!
    En una reivindicación de los tamberos se tiró leche, y el pueblo éso no lo perdonó.
    Hasta pronto.

    • Hola Stella,
      aquí en España hay una fiesta en la que se arrojan vino. Tiene lugar en Haro en La Rioja, el día 29 de junio, día de San Pedro. Imagino que en las zonas donde se celebran estas fiestas, se desperdicia ese alimento que abunda en esas tierras. De todas formas, pienso como tú y estos excedentes poder recogerse y facilitarlos a quien los necesite.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s