Niágara, unas cataratas para quedarse helado

cataratas niágara congeladas

Fotografía de una familia caminando sobre las cataratas del Niágara congeladas en el invierno de 1911.

Situadas en la zona oriental de América del Norte, entre Estados Unidos y Canadá, su caída es de unos 54 metros. La forman tres cataratas: la canadiense (Ontario), la estadounidense (Nueva York) y la conocida como Velo de Novia, más pequeña. Puede que no sean las más espectaculares del mundo pero su anchura de casi 1.000 metros la convierten en la más voluminosa de América del Norte y visitada, sobre todo tras el estreno de la película Niágara, protagonizada por la actriz Marilyn Monroe.

Su nombre se traduciría como “trueno de agua” y es así como la conocían los nativos de la zona de la tribu iroquesa. La mayoría de los historiadores coinciden en decir que el padre Louis Hennepin las vio y describió por primera vez, en 1677, en el viaje que hizo junto al explorador René Robert Cavelier de La Salle, aunque 70 años antes Samuel de Champlain ya las mencionara. Su origen se remota a 10.000 años atrás, cuando un glaciar cambió la orografía de la zona.

En los últimos 200 años se han podido admirar congeladas en más de una ocasión. Tras una ola de frío que asoló la zona y en la que se alcanzaron los -35 ºC se documentó la primera congelación en 29 de marzo de 1848. Posteriormente, en 1902 y 1911, pudieron volver a verse heladas, aunque en realidad los expertos dicen que no se congelaron en su totalidad debido al gran caudal de agua que lleva. Solo en una ocasión el agua se detuvo por completo, sería el año 1948.

Harry Houdini (1874-1926) swims river in scene from The Man from Beyond, released in 1922. The movie included Houdini swimming the Niagara falls, but it is not confirmed if the image shown here is indeed at the Niagara falls.

Harry Houdini en una escena de la película “The Man from Beyond” (1922)

No deja de ser curiosa la tradición que tienen algunos en querer saltar desde las cataratas canadienses. Algunos lo han intentado sin conseguirlo mientras que otros sobrevivieron al intento. En octubre de 1829 encontramos a la primera persona -que se sepa- que salió viva después de tirarse, pero me gustaría mencionar también a el ilusionista David Copperfield, que en 1990 dejó a todos boquiabiertos al traspasarlas con su magia, y mucho antes, el 24 de octubre de 1901, Annie Edson Taylor que sobreviviría a la caída metida dentro de un barril.

Queen-of-the-Mist

Annie Edson Taylor

A la  edad de 63 años, de hecho era el día de su cumpleaños cuando hizo su “gesta”, y con la intención de ganar un dinero que le permitiera asegurarse su vejez, hizo construir un barril con roble y acero rellenando su interior con un colchón. Todos la tacharon de loca.  Annie quiso antes hacer una prueba de resistencia del barril con un gatito dentro, resistiendo ambos a la caída. El día previsto, se introdujo en el barril e inyectaron aire a presión en su interior, dejándolo a la deriva cerca de la catarata. La corriente tardó media hora en hacer llegar el barril a la catarata hasta que finalmente cayó. Tras recoger el barril pudieron comprobar que estaba viva y que solo sufrió un pequeño rasguño. Consiguió el objetivo de sobrevivir a la caída, también obtuvo su fama, pero aunque ganó algo de dinero no sería el suficiente como para vivir holgadamente el resto de sus días como era su intención.

El 20% del agua potable en los Estados Unidos pasa por ellas y la mitad de su caudal se desvía en la actualidad para generar electricidad en los Estados Unidos y Canadá. Pero permitidme haceros un pregunta que yo hace tiempo me hice ¿y los peces, sobreviven a la caída? De hecho, sí, casi el 90% de ellos resisten al impacto gracias a la espuma blanca proveniente de la precipitación de las aguas y que amortiguan su caída.

Bien, congeladas o no, las cataratas del Niágara son un espectáculo digno de ver. Tampoco es necesario ver precipitarse a alguien para asombrarse, pero si un día tenéis la oportunidad de visitarlas no dejéis de hacerlo por la noche desde el lado canadiense, sus luces artificiales hacen que sea un espectáculo único.

cataratas niagara

Para saber más: 

David Copperfield

Cataratas congeladas en 2015

Visitar las cataratas

Links fotos:

Recuerdos de PandoraSaffron Blaze

Link información:

Dailymail.co.uk

47 comentarios en “Niágara, unas cataratas para quedarse helado

  1. Pingback: Niágara, unas cataratas para quedarse helado — franciscojaviertostado.com – musnadjia423wordpress

  2. Son impresionantes de ver, estuve alli hace unos años, lo que no recordaba era la historia de Queen of the Mist, o sea Reina de la Niebla.
    Las que me encantaría de ver son las de Victoria…en Zimbabue, llamado por los nativo, el humo que truena.
    Esperemos que hoy el calor no achicharre…..

    • Hola Rosa,
      existen cataratas increíbles tanto en caudal como por su belleza, pero hay una menos conocida y que resulta muy especial. Se conocen como “las cataratas de la sangre” y se encuentran al este de la Antártida, en el Glaciar Taylor, y su singularidad radica en que desprenden un líquido rojo (debido al óxido de hierro) que contrasta llamativamente con el hielo que le rodea. No sé si las conocías pero dejo una imagen de ellas, puede que te refresque…

      Abrazos y abanico en la mano

      • Pues no sabia nada… “no te acostarás sin saber una cosa más” y por supuesto NO he estado!!!!!!

  3. ¡Buenos días, Francisco Javier!. Son muy interesantes las anécdotas con las que nos obsequias de las cataratas que son sin duda las más famosas del mundo.
    Con tu permiso, añado la curiosidad de que el primer hombre en atravesarlas sobre la cuerda floja, fue el funámbulo y equilibrista francés Charles Blondin, también conocido como Jean Françoise Gravelet-Blondin. que tras cruzarlas sobre una soga de cáñamo en 1859, repitió la hazaña muchas veces, haciendo suyo el “más difícil todavía”: de espaldas, con los ojos vendados, sobre unos zancos, cocinando y comiéndose una tortilla a mitad de camino, empujando una carretilla, incluso cargando a sus espaldas a su representante Harry Colcord.
    Y no murió de ninguna caída en sus arriesgadas hazañas, sino mucho más prosaicamente, en su cama de diabetes a los 73 años.
    Gracias por este artículo y que tengas un buen día, amigo mío.

    • Hola Luis,
      gran e interesante aporte. Encontré esta imagen de “El Gran Blondin” que pone los pelos de punta.

      Quince años después de lograrlo, una mujer, la italiana María Spelterini también las cruzó en más de una ocasión, en 1874 y con tan solo 21 años. Con el añadido de que se colocó un cubo en cada pie y después con grilletes en las manos y los pies.

      Un saludo

      PD: Es curioso que estos personajes arriesguen su vida de esta manera y al final encuentren la muerte como cualquier otro mortal.

  4. Agua que no se bebe, al congelarse el río cayendo en forma de cataratas del Niágara. El sol se escondió por tanto frío que hacía, quieto el río, fijo al mediodía, Algo le falta : noche o alba? Río imperturbable, parado, hora nula para ese río, pensamientos congelados, embebidos. Por unos instantes la inmensidad pierde su nombre, recobrada recordando a Marilyn. Gracias,FJ, por mostrar esos hielos de río detenidos antes de caer al vacío. Abrazos térmicos que alejen tanto frío.

      • Sentir cercana vuestra luz es llenarse de ese ser al escribir abriéndonos al mundo. Sin tramar nada en nuestros sueños, sólo percibir, interpretar, compartir, nunca ofender ni lastimar. Gracias infinitas, a serunserdeluz.

    • Hola marimbeta,
      majestuoso, ruidoso y violento, sus aguas rompen en un abismo donde los peñascos que allí yacen desde hace miles de años producen esa vaporosa nube que asciende hasta el mismo cielo. Si es un espectáculo con agua, imagínate con hielo.
      Abrazos bajo cero.

  5. Visite’ las cataratas de Niagara en 1997. Al menos en esos momentos recuerdo que había una Torre muy alta frente a las cataratas. En lo más alto de esta Torre había un restaurante completamente circular con ventanales en toda su circunferencia y piso de vidrio transparente. Fui a cenar a ese restaurante que gira muy lentamente, casi de manera imperceptible. Mientras que uno cena recibe una bella vista de las cataratas iluminadas de lindos colores y de su entorno. Me gustaría llegar a los 63 años con el mismo espíritu aventurero de la mujer que salto en el barril, el mismo que también me llevó a las cataratas de Iguazu para explorarla en dos ocasiones. Las cataratas de Iguazu son espectaculares, unen territorios de Brasil, Argentina y Paraguay, con una impresionante naturaleza y fauna. Cuando visite Niagara pensé que había visto las cataratas más bellas del mundo pero cuando pocos años después vi ante mis ojos las cataratas de Iguazu, quedé tan impresionada que casi lloro de la emoción. Un abrazo.

  6. Hace años que tuve ocasión de verlas desde el lado canadiense, impresionantes, pero no conocía la “afición” por tirarse desde arriba, lo del barril y la señora Taylor también impresiona. Gracias, muy interesante.

  7. Normalmente una catarata raras veces se congela , el movimiento del agua y su volumen lo impiden pero si la temperatura baja en cierta magnitud , llega a congelarse incluso las capas profundas que en ningun caso se congelan y que permiten a los peces respirar. SI hablan de cataratas , no solo estan las de Iguazu sino las de Zambezia o Victoria , o la del Salto del Angel en Venezuela ,que son tres seguidas y es la mas alta del mundo de casi 800 mt de altura, o las mas chicas pero bellas llamadas velo de novia ,de las que hay muchas y a veces en cada pais siempre hay una.

  8. Hola Javier, muy interesante lo que nos cuentas de las Cataratas del Niágara, me encantó lo de Annie Edson Taylor ¡qué mujer!, admirable.

    Según tengo entendido, el origen geológico de las Cataratas del Niágara se remonta pocos miles de años atrás, tanto como la formación de los Grandes Lagos, al final de la última era glaciar, unos 10.000 años antes de nuestra era. Cuando la gran capa de hielo Laurentino comenzó a retroceder formó lo que hoy se conoce el Lago Agassiz, alimentado por gran parte del deshielo de la capa Laurentino, entre el año 12.000 aC y 8.000 aC llegó a formar una masa de agua más extensa que los cinco grandes lagos en conjunto, casi el doble de la extensión actual de los Grandes Lagos y más extenso que el Mar Caspio.
    Hasta cuatro veces se desbordó, drenándose en cuatro direcciones: hacia el noroeste llegando al Océano Ártico, hacia el noreste llegando al Océano Atlántico norte, por el este llegando al Océano Atlántico y hacia el sur llegando al Golfo de México. Estos drenajes masivos tuvieron un fuerte impacto en el clima y en la Corriente del Golfo, debido a la enorme cantidad de agua dulce vertida en el Atlántico.
    Abrazos de luz

  9. Qué señora tan atrevida!!! Yo no me habría atrevido a hacer una cosa como esa. Excelente anécdota, Francisco. Si voy, te prometo ir por la parte canadiense, como has propuesto. Un beso.

  10. It is impressive, beautiful and dangerous! Few years ago we had the Fall frozen. It did not last long time just one day. However it was awesome view. From the other side couple years ago because of negligence one student girl fell down from the fence. But anyway this attraction is magic and worth to see.

  11. Maravillosas, y gracias por las historias que raramente se dan a conocer cuando se habla de las Cataratas del Niágara y tantas otras que son auténticas maravillas de la naturaleza, al menos para quienes no vamos a tener la suerte de poderlas ver in situ, podemos conocer algo más y dejar volar la imaginación, con esas imágenes y esos vídeos.
    Una vez más gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s