El vuelo de los hermanos Wright

WrightFlyerfront

Wright Flyer, Smithsonian Institution, Washington, DC.

Una mañana del año 852, el andalusí Abbás Ibn Firnás, se lanzaría desde el minarete de la Mezquita de Córdoba con una enorme lona para amortiguar la caída. Logró lo que quería, ser paracaidista, bueno, uno de sus precursores, y tranquilos, solo sufrió heridas leves. Los intentos por conseguir el sueño de volar ya se pueden ver antes, mucho antes. En el año 400 a. C., Arquitas de Tarento, construye un artefacto de madera bautizado como Peristera (Paloma), la primera máquina voladora capaz de moverse por medios propios, pero hay muchos otros que lo intentaron con más o menos éxito – normalmente lo segundo- hasta que Leonardo da Vinci se dedicara seriamente a construir una máquina voladora. En el siglo XVIII aparecerán los globos aerostáticos y en el siglo XIX los dirigibles, los planeadores y las aeronaves con motores y hélices, pero sin conseguir solucionar los problemas aerodinámicos, de control y potencia. Será a principios del siglo XX que la perseverancia de los hermanos Wright consigan lo que parecía imposible, hacer volar un aeronave más pesada que el aire y propulsada por medios propios. 

Cuando hablamos de los inicios de la aviación no podemos dejar de enumerar los hitos, retos y las marcas batidas por esos valientes y osados pilotos, yo también lo haré, aunque lo dejo para más adelante y sin pasarme, ya que podríamos escribir una enciclopedia entera.

First_flight2

El primer vuelo con éxito de la Wright Flyer, por los hermanos Wright . La máquina viajó 36,6 m en 12 segundos a las 10:35 am en Kill Devil Hills , Carolina del Norte . Se describe como “el primer sostenido y controlado más pesado que el aire, vuelo, impulsado” por la Federación Aeronáutica Internacional , pero no está en la lista por la FAI como registro oficial. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Thomas_selfridge_smoking_pipe

El teniente Thomas Selfridge.

Si hay una fecha a recordar es la de la fría y ventosa mañana del 17 de diciembre de 1903 en Kitty Hawk, cuando un aparato bautizado con el nombre de “The Flyer” (El Volador) e impulsado con un motor de gasolina de cuatro cilindros, realizara ese mítico vuelo gracias a los hermanos Wilbur y Orville Wright, utilizando rieles y una catapulta para impulsarlo inicialmente. Años antes, en la década de 1890, empezaron a mostrar interés por la aviación mientras administraban una fábrica de bicicletas en Ohio. Tras invertir más de dos mil dólares en materiales y tras varias pruebas con planeadores, decidieron en 1902 construir un avión más pesado que el aire. El piloto permanecía echado sobre el ala inferior del avión, mientras que el motor se localizaba a su derecha y entre las alas había dos hélices. Tirando o soltando unas cuerdas atadas a las puntas de las alas se permitía girar al avión tanto en su eje longitudinal como vertical, es decir, el piloto controlaba la trayectoria del vuelo. No fueron los únicos en intentarlo, pocos días antes, Samuel Langley fracasaría en su último intento por conseguirlo, así como los propios Wright 72 horas antes, en el que el aparato solo se levantó discretamente del suelo durante tres segundos, estrellándose después. Ese mismo día realizaron cuatro ensayos más con éxito, recorriendo en el cuarto 260 metros en 59 segundos, en presencia de pocos testigos, cuatro socorristas y un niño de la zona, pasando esa primera hazaña casi desapercibida. Los Wright, celosos de sus experimentos, se negaron a dar ninguna información de sus avances, hecho que haría ganarse la antipatía e indiferencia de los periodistas, siendo desconocidos por el resto de países y  propiciando que otro mítico vuelo realizado por Alberto Santos Dumont, delante de público en París, el 13 de septiembre de 1906, sea considerado por parte de la prensa internacional como el primer avión capaz de despegar por medios propios.

14610947447212

Documento en el que los Wright juraban ser los autores. National Archives and Records Administration.

Entre los años 1904 y 1905 los hermanos Wright realizarían más de 105 vuelos públicos, invitando a amigos y vecinos, consiguiendo el 4 de octubre de 1905, recorrer 40 kilómetros durante 33 minutos 17 segundos. En septiembre de 1908, en una prueba militar realizada en Fort Myer (Virginia) quisieron demostrar al ejército de los EE. UU. la necesidad de equiparse con sus aparatos, pero la fatalidad haría que un inoportuno accidente se cobrara la primera víctima de aviación, el teniente estadounidense Thomas Etholen Selfridge, que volaba junto a Orville quien quedó herido grave. Por suerte para ellos, consiguieron vender el primero de muchos otros por 25.000 dólares, constituyendo poco después, a finales de 1909, la sociedad The Wright Company. A partir de aquí el negocio no dejaría de crecer pero serían también entonces cuando sus problemas no harían más que empezar. Se querellaron -entre muchos otros- contra Glenn Curtiss por vender aviones sin llegar a ningún acuerdo previo con ellos, alegando Glenn que sus aviones no utilizaban ninguna invención atribuible a los Wright, sería conocida como “Batalla de las patentes”.

En 1912 fallece Wilbur Wright a los 45 años de edad, de fiebre tifoidea, quedándose su hermano a cargo de la empresa. Más tarde, en 1916, formaría la Curtiss-Wright Corporation, y tras la Segunda Guerra Mundial se convertiría en la mayor fabricante de aviones de Estados Unidos, siendo en la actualidad una de las más importantes empresas en la fabricación de componentes de aviones.

Antes de que los hermanos Wright consiguieran ese hito de la aviación encontramos otros precedentes mal documentados de intentos similares: el del español Diego Marín Aguilera, en mayo de 1793, que utilizó un artefacto de hierro y plumas de ave, controlado por el propio piloto con el que volaría 360 metros; el de Gustave Whitehead, en agosto de 1901; el estadounidense Lyman Gilmore, en mayo de 1902; o el del neozelandés Richard Pearse que en marzo de 1903 construyó un monoplano con el que voló, pero, como reconoció después, no fue un vuelo controlado.

A partir de ese primer vuelo histórico se inicia una loca carrera por parte de osados deportistas para superar todos los récords: transportar más número de personas, cruzar el océano, sobrevolar los polos, dar la vuelta al mundo… Mientras, la investigación aeronáutica sigue avanzando. Como os decía al principio aquí os dejo las fechas de algunos hitos de la aviación.

  • El 30 de octubre de 1908, Farman enlaza dos ciudades, Bony con Reims, distantes 27 kilómetros, en 20 minutos.
  • El 25 de julio de 1909, Blériot cruza el Canal de la Mancha demostrando al mundo que la aviación no era solo un entretenimiento de unos pocos sino que podía ser algo muy útil para la humanidad.
  • El 8 de marzo de 1910, la baronesa Raymonde de Laroche es la primera mujer en conseguir el título de aviador.
  • El 18 de febrero de 1911, Henry Péquet transporta 6.000 cartas entre Allahabad y la fortaleza de Nani, en la India, convirtiéndose en el primer correo aéreo de la historia.
  • El 19 de marzo de 1912, el capitán norteamericano, Albert Berry, se lanza en paracaídas desde un avión sobre la ciudad de San Luis.
  • En 1923, el ingeniero español, Juan de la Cierva, presenta su “autogiro” revolucionando los despegues y aterrizajes, cruzando cinco años después el Canal.
  • El 9 de mayo de 1926, el comandante Richard E. Byrd y el piloto Floyd Bennett, sobrevuelan el Polo Norte, antes que Amundsen llegara, y tres años después, el propio Byrd llega al Polo Sur; y el hidroavión español Plus Ultra, pilotado por Ramón Franco y Julio Ruiz de Alda, cruzaría el Atlántico Sur desde Palos de la Frontera (Huelva) hasta Buenos Aires.

Lo cierto es que en 1927 ya había un centenar de compañías aéreas y la Segunda Guerra Mundial representaría un banco de pruebas de gran importancia para la aviación, desarrollándose el motor a reacción.

Materiales más ligeros, nuevas aleaciones de magnesio y aluminio, gasolinas especiales, aviones supersónicos, hipersónicos… Hoy ya nadie se maravilla cuando ve sobrevolar un avión en el cielo, pero no debemos olvidar que esa conquista del espacio aéreo se consiguió gracias a los esfuerzos de geniales científicos, mecánicos y audaces aviadores.

Un video:

Para saber más:

Encuentran la patente perdida del primer avión de la Historia

Página oficial de los hermanos Wright

National Archives Patent

Fatal fall of Wright airship (inglés)

Link foto:

elmundo.es

19 comentarios en “El vuelo de los hermanos Wright

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Fabulosa toda la información que nos aportas, ya sabía algunos detalles, pero no tan claros!!!!!! lo que no tenia ni idea es de Abbás (el nonmbre me suena a Iraní). Pero gracias a todos los esguerzos acumulados por todos esos “jabatos”, he podido viajar por todo el mundo – no tanto pero lo bastante para estarles agradecida- Y gracias a ti por todos los datos…

    • Hola Rosa,
      lo cierto es que hay que estar un poco “loco” para tirarse desde lo alto de una colina o un edificio con esos rudimentarios aparatos.Yo, seguro que no lo hacía ¡ja, ja, ja! Por otra parte, siempre pensé en la sensación tan increible que debió de tener Wright cuando comenzó a desplazarse por el aire. ¿Qué debió pensar?
      Abrazos y esperemos que la canícula que estamos pasando en la ciudad se acabe pronto…

  3. FRANCISCOJAVIERTOSTADO: gracias por este tema del conocimiento: muy interesante: la conquista del espacio por el hombre, te envío un cordial saludo.

    • Hola Luis,
      ya que hablamos de aviones míticos permíteme añadir un avión con mucha historia de Barcelona que seguro también conoces. Se trata de una réplica del primer aparato que hizo el trayecto Barcelona-Madrid y que el Dr. Andreu (del que ya hablé en el blog en alguna ocasión) lo incorporó como atracción en el parque temático del Tibidabo. Es una de las más emblemáticas, se impulsa con su propia hélice y en su interior se conservan elementos originales como la estación radiotelefónica de 1933. Hoy se puede subir y hacer varios giros que permiten una vista única de la ciudad. También tengo que decir que la sensación de “poca seguridad” que tienes cuando entras en él, muestra la valentía de esos primeros osados de la aviación.

      Fotos de eldigital.barcelona.cat

      Abrazos

  4. ¿Quién tuviera dos alas para flotar acelerado al volar? A dónde estoy decían los hermanos Wright sintiendo el viento en su ir y venir, ni aquí ni allá. Encumbrados en esas alturas, ver pasar pájaros arreados por fuertes vientos, imperturbables, no cejaban… Es inútil, decían, Todo vuelve a nacer en este inmenso bastedad de espacio que nos traga, como una oscura boca. Pero bien, aquí estamos, para el llanto, sobrevivientes del día de ayer, sin cejar. Tuvieron que caminar de rodillas, como dormidos tras cada caída. Una gran aventura queriendo surcar los cielos sin despegar, probando elevarse, sin levantarse. Es tan grande el mundo que allá arriba siembran otros cielos, sus alas sólo sentían sombra…Se la pasaban hablando, haciendo aquí y allá, tratando de corregirse, tratando de crecer en medio de las cosas. Algo lograron, picotazos de aves surcando cielos, malheridos, tercos, pero lo hicieron. Gracias, FJ, por mostrar estos solitarios de las alturas. Abrazos sobrevolados.

    • Hola marimbeta,
      altos o bajos vuelos, ¡qué más da! De lo que se trataba era de levitar en el aire, a metros del suelo. Arrodillado, tumbado, sentado ¡qué más da! Su obstinación y constancia hicieron posible lo imposible y soñado desde que el hombre es hombre.
      Abrazos de altos vuelos

  5. Hace años me tocó viajar varias veces a Barcelona con escala en Zurich desde Dresde en unas avionetas muy pequeñas que producían unos sonidos infernales y en las que notabas el motor en el trasero. Aunque no eran ni mucho menos tan confortables como otros aviones más grandes, cuando volaba en ellas no podia evitar pensar lo emocionante que debía ser pilotar uno de estos aeroplanos pequeños. No lo lograré nunca pero no he renunciado todavía a mi sueño de volar en ala delta. Supongo que es bastante humano sentir un poco de envidia sana de los pájaros. ¡La sensación debe de ser extraordinaria! ¿lo habéis probado alguna vez?

    • Hola Mariona,
      debo reconocerte que soy más de tener los pies en tierra. El mar y el cielo me imponen mucho respeto. Esto no quiere decir que no coja aviones y viaje en barco, pero lo de tirarme en un ala delta… ¡Buf, creo que te lo dejo para ti! 😉
      Saludos

  6. La historia de la aviación siempre me ha parecido una gran conquista de los seres humanos. Volar como los pájaros, ¿quién pudiera? Hoy día vamos de un lado a otro del globo terráqueo sin siquiera pensar cuánto costó ese sueño. La dedicación que pusieron estos hombres que protagonizaron esta historia. Era una niña yo, cuando el hombre llegó a la luna. Todavía no muchos lo ponen en duda. Para mi, fue como un cuento de hadas, maravilloso. El ser humano es capaz de hacer grandes cosas. Ojalá y siempre soñáramos con cosas así. Un abrazo, Francisco Javier.

    • Hola melbag,
      hay una anécdota de hace ya muchos años en la que la opinión pública se entristecía al pensar que con el descubrimiento de los rayos X ya no se dejaba nada por descubrir a las generaciones futuras,,, ¡Qué equivocados estaban! Puede que con la llegada del hombre a la Luna muchos pensaran eso también, pero estoy seguro que en unos años quedará como un logro más de muchos que están por venir.
      Abrazos

      • Creo que no hay límites para lo que el ser humano es capaz de hacer. Y eso, que no usamos el cerebro a capacidad. Si lo hiciéramos, sabe Dios cuántas fronteras más habríamos alcanzado. Todavía estamos en el mundo, vamos a ver que más se nos ocurre.

  7. Pingback: Lo siento, pero Santos-Dumont no fue el primero. - Ciencia Histórica

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s