Unas cañadas muy Reales

Calle de Atocha Plano_de_Madrid_de_Texeira_parteabajo003_(cropped)

Calle de Atocha en el plano de Teixeira, 1656.

Paseando por la calle Atocha, una de las vías principales de Madrid,  nada hace pensar que tiempo atrás, donde ahora domina el bullicio y el ir y venir de los coches, olivares y cañizares rodeaban el camino que llevaba al santuario de Atocha, una ermita dedicada a la Virgen. Si retrocedemos en la Historia descubrimos que esa misma calle era un camino de trashumancia por el que los pastores llevaban a sus rebaños de ovejas en busca de pastos, era la cañada real. No era la única de la península (más abajo dejo un mapa con las principales) y su importancia fue innegable, no solo por los beneficios económicos que generaron a la Corona sino también como vía de comunicación en la península.

LibroDesJuegasAlfonXAndCourt

Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León.

Sus orígenes hay que buscarlos ya antes de la Reconquista, cuando una franja de territorio prácticamente despoblado de cien kilómetros separaban los reinos musulmanes y cristianos. No merecía la pena cultivar en ellas y mucho menos vivir, era arriesgarse a acabar en medio de una refriega. Esa tierra de nadie (o de todos) era aprovechada por los pastores para desplazar su ganado en busca de pastos durante el otoño y el invierno. Principalmente se trataba de ovejas merinas, cuya lana era muy apreciada por toda Europa, y de ovejas churras, por su carne.

Con el avance de la Reconquista, y en especial durante el siglo XIII con el rey Fernando III, estas tierras serán más seguras, poblándose y cultivándose. Es entonces cuando surgen conflictos entre los pastores y los agricultores, al no permitirles el paso de ganado por sus tierras, ya que los animales daban al traste con sus cultivos. El hecho de que el trigo generara grandes beneficios a Castilla hizo que los reyes promulgaran leyes que permitieran el paso del ganado por caminos previamente establecidos. Así, en Gualda, en el año 1273, el rey Alfonso X el Sabio, reuniría a los pastores de León y Castilla en una asociación que se conocería como la “Real sociedad de ganaderos de la Mesta”, siendo determinada su reglamentación con Alfonso XI, en 1347. No era la primera vez que los ganaderos se reunían en consejos (mestas) pero será a partir de entonces que se les aportarían privilegios como eximirlos del servicio militar y de testificar en juicios, además de derechos de paso, pastoreo y una fiscalización especial frente a los agricultores, algo que provocaría innumerables pleitos hasta su disolución en 1836. Durante la Edad Media y con los Reyes Católicos, la importancia de la ganadería acabaría por decretar el paso libre de rebaños entre Aragón y Castilla.

Ovejas merinas pastando en la dehesa de Extremadura

Ovejas merinas pastando en la dehesa de Extremadura.

No se conoce mucho sobre su funcionamiento institucional pero sí se sabe que celebraban dos asambleas anuales, una en el sur y otra en el norte, y que los beneficios que generó el negocio de la lana terminaría por desplazar a la agricultura, siendo también una de las causantes de la deforestación de la península debido al gran número de ganado que se necesitó para cubrir la demanda, construyéndose caminos más anchos, conocidos como cañadas, y otros más importantes, las cañadas reales, que debían tener una anchura de 90 varas castellanas (72,22 metros) y más de 500 km. de recorrido.

Principales_vias_pecuarias

Principales cañadas reales de Castilla y sus equivalentes en los otros reinos de la península. Vías pecuarias principales de España:   (Azul)  Cañadas reales de la Corona de Castilla 1.- Zamorana 2.- de la Plata 3.- Leonesa Occidental 4.- Leonesa Oriental 5.- Segoviana 6.- Riojana 7.- Soriana Oriental 8.- Soriana Occidental 9.- Conquense o Murciana 10.- del Reino de Valencia  (Verde)  Ardibideak o Cabañeras del Reino de Navarra 1.- de Andía 2.- de las Provincias 3.- de Aezkoa 4.- de los Roncaleses   (Rojo) Cabañeras del Reino de Aragón 1.- de las Cinco Villas 2.- de Aísa 3.- de Viñamala 4.- de Ordesa 5.- del Moncayo 6.- de Albarracín    (Negro) Principado de Cataluña 1.- Aranense 2.- Oscense 3.- Leridana 4.- Leridano-tarraconense 5.- Gerundense

En la actualidad, el medio rural conserva la mayoría de su trazado original siendo utilizadas básicamente por excursionistas, pero en las ciudades, ya no queda nada que pueda recordar aquellos tiempos en los que el ganado formaba parte del paisaje de esas tierras. Desde el año 2007 se incluyeron en la lista indicativa de la Unesco, esperando ser Patrimonio de la Humanidad en el futuro.

Link foto: 

Oviso

14 comentarios en “Unas cañadas muy Reales

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Cañadas recordadas en su ir y su mirar, guardadores de rebaños. Dicen que el alma es como un pastor que conoce la fuerza del viento y el calor del sol, viendo pasar estaciones en su ir y mirar, cuidando rebaños. ¿Qué fue de la paz de esa naturaleza que se quedó sin gente? Imaginación, tristeza cuando se pone el sol… refresca el fondo de la llanura y, ¿Verdad que la noche ha entrado por las ventanas? Gracias, FJ, por traer estos parajes olvidados donde apacentaba el ganado. Un abrazo. real.

  3. En Madrid es algo que no se olvida, pues todos los años se celebra la fiesta de la trashumancia, en la que rebaños de ovejas merinas cruzan las principales vías de la ciudad.
    Salu2 🙂

    • Hola El Arca de Dionisos,
      si mal no recuerdo (si no, me corriges), se celebra el último domingo de octubre desde 1994. Un curiosa manifestación por el centro de Madrid que tiene por objetivo reivindicar la actividad ganadera trashumante y su acercamiento a la capital. Impresiona ver miles de animales acompañados por sus pastores (que realizan el pago tradicional de 25 maravedíes para que sus rebaños puedan atravesar la ciudad). Aunque creo que los animales no deben de estar muy contentos ese día por alejarles de sus tranquilos pastos, lejos de las miradas de la gente.
      Salud (os)

  4. Efectivamente, la importancia de la ganadería sobre la agricultura, determinó la decadencia de los agricultores frente a los ganaderos.
    Con la creación de las cañadas reales, en los alrededores de Madrid se abandonó el cultivo del trigo, tradicional en la zona, pero incompatible con el ganado ovino, que pisoteaba e incluso comía las espigas.
    En su lugar, los dueños de aquellas tierras sembraron esparto, planta de fibra tan dura y resistente, que soportaba perfectamente el paso del ganado. Y también rentable, por la diversidad de utilidades que tenía por su fuerza y resistencia.
    El esparto, antes de ser recogido era conocido popularmente como “tocha”, llamándose por parte del pueblo a aquellos terrenos, las tierras de “la tocha”, De ahí proviene el nombre de la glorieta y calle de Atocha.
    Gracias por los datos que aportan y de la que todos aprendemos, Francisco Javier.
    Un saludo y hasta la semana que viene.

    • Hola Luis,
      las ganancias económicas para la Corona a corto/medio plazo eran muy superiores con la ganadería, aunque no sopesaron lo que podía representar en el futuro. Muy interesante lo que comentas acerca del nombre de Atocha, lo desconocía por completo.
      Abrazos

  5. Recuperando tus magistrales clases virtuales amigo efejota. Tengo que recuperar conocimientos para mis charlas cultas y hoy, 8esta noche9, me voy con ésta.
    Gracias

    • Hola Enrique,
      toda tuya y espero que también les guste a tus contertulianos, por cierto, tu grupo debe ser una caña(da)
      ¡Ja, ja, ja! Perdona la broma, es mala, muy mala, pero no pude contenerme.
      Abrazos y dale recuerdos a tus amigos de mi parte, creo que de alguna manera yo también participo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s