Un león con muchas estrellas

leon metro goldwyn mayer

¿Quién no recuerda los intimidantes rugidos del león que salía a modo de presentación en las películas de la Metro-Goldwyn-Mayer? Seguro que nostálgicos de películas como Mogambo, Ben-Hur, El Mago de Oz, Doctor Zhivago, y tantas otras, lo tienen presente en su memoria, y por eso, ese león merece también tener un rinconcito en el blog. Conozcamos su historia…

El logotipo del estudio es un león rugiendo rodeado por un anillo con las palabras escritas en latín “Ars Gratia Artis”, que traducido significaría “el arte por el arte”, idea del director de publicidad del estudio, Howard Dietz, en 1916, inspirada en el león mascota de la Universidad de Columbia cuyo logotipo decía “Roar, Lion, Roar”. Será a partir de 1924 que nace oficialmente la MGM de la unión del estudio de Samuel Goldwyn con la empresa de Louis B. Mayer y con la Metro Pictures de Marcus Loew, y desde entonces el león ha tenido parte de protagonismo en sus películas.

Lo cierto es que no hablamos de un león, sino de cinco, y aunque alguno ha sido más estrella que otro todos pueden presumir de ser leones de la MGM. El primero de ellos sería Slats, el mudo. Digo lo de mudo porque nunca se le escucharía rugir al aparecer antes que irrumpiera el cine sonoro. Su origen no queda muy claro, algunos lo sitúan en Sudán mientras que otros dicen que nació en el zoológico de Dublín, lo que sí se sabe con certeza es que su adiestramiento correspondió a Volney Phifer, y que representó a la Metro durante cuatro años, el período que va de 1924 a 1928. A pesar de no oír sus rugidos enseguida se metió al público en su bolsillo, bueno, entre sus garras. Manso, un poco gafe, aunque todo hay que decirlo, con buena estrella. Tenía su propio avión y en 1927 se estrellaría en Arizona cuando se disponía a ir a Nueva York para cumplir con sus “compromisos” publicitarios. Ante la sorpresa de todos, sobrevivió y no solo salió ileso de ese avión, sino que lo hizo de un accidente de tren, un terremoto, un incendio y una inundación. Al final, murió de viejo en 1936 en una granja en Nueva Jersey tras ocho años de feliz retiro.

leo el leon de la mgm

Jackie mientras se grababa su rugido por primera vez (28 diciembre de 1928)

El segundo, Jackie (1928-1956), de quien sí se le pudo oír sus rugidos -el propio Mayer se encargó de grabarlo-. Después vendría Tanner (1934-1956), el primero en Technicolor y en rugir cuatro veces. Muchos le recordarán de los dibujos animados de la serie de Tom y Jerry. Sus apariciones se alternaron con Jackie, de forma que este salía en las películas en blanco y negro y Tanner en las de color. El cuarto león sería George (también conocido como Bob o Jackie II) que solo trabajó dos años (1956-1958). Tampoco debemos de olvidarnos de otros dos leones que se prestaron ocasionalmente a la faena: Telly (1927–1932) y Coffee (1932–1935).

Será el quinto y último león el más conocido por todos nosotros, se llamaba Leo y desde 1958 forma parte de nuestro imaginario filmográfico. De todos es el que tenía la melena más corta y su entrenador, Ralph Helfer, tenía un sistema de entrenamiento muy especial ya que no utilizaba el látigo y solo lo trataba con amor y respeto. ¿Recordáis la imagen de Alfred Hitchcock con un león mientras promocionaba “Con la muerte en los talones”? Era Leo.

Ahora os propongo que en la próxima película de la MGM que os dispongáis a ver identifiquéis el nombre del felino que sale en ella. Sea el que fuera seguro que brilló como una estrella.

Un video: 

Imágenes de los leones de la MGM

Para saber más:

MGM página oficial

Películas de MGM

Link foto:

Pinterest

21 comentarios en “Un león con muchas estrellas

  1. Hola tocayo.
    Me ha sorprendido saber que han sido varios los leones que encabezan las películas de la Metro y las vicisitudes que pasaron algunos. Curiosa la historia de unas de las estrellas del cine que nunca se han valorado.
    Salu2 🙂

  2. ¡No lo olvidaré mientras viva! …¡Esos rugidos! …¡Esos movimientos de cabeza! …¡Esa melena! Su cabeza melenuda es imposible de olvidar por todos aquellos que, siendo niños, nos enloqueció aquel “Tarararira, tarararara, tararirarará… todo se logra con sólo decir dibidibadadibú”. Inolvidable primavera, cantada por Judy Garland en “El maravilloso mago de Oz”, de la Metro. Recordar aquella linda muchacha arrastrada por un tornado; dejada como puesta con las manos, en aquella tierra de brujas – a propósito de Halloween- buenas y malas. Los recuerdos traen al “Espantapájaros” parlante; recordar aquel León cobarde, rugiendo en la película, es de maravilla. El Hombre de Hojalata nos hace evocar a los robots de nuestra era, haciendo lo que le decía que hiciera. Gracias, FJ, por hacernos recordar a este rugidor felino y, traer a nuestras mentes esta película de culto. Abrazos, de fábula infantil.

    • Hola marimbeta,
      ¡qué recuerdos! Nos han hecho reir, llorar, tener miedo, sorprendernos, en fin, distraernos durante unos instantes de nuestro mundo real para vivir momentáneamente otra vida. Películas que han conseguido que olvidemos que estábamos sentados en una butaca para hacernos soñar.


      Foto de Breve Storia del Cinema

      Recuerdos inolvidables y es que “la fotografía es verdad. Y el cine es una verdad 24 veces por segundo” (Jean Luc Goddard, director de cine)

      Un abrazo de cine.

      • Gracias, FJ, Jean-Luc Godard nos dijo que “todo lo que se necesita en una película es un arma y una mujer”. Recordados cuadernos de cine que nos dieron esa mirada panorámica del proceso histórico y que, tú nos recreas con mucha devoción y, nosotros sólo saltamos al vacío, entre el arte y la vida. Abrazos de cine, con imágenes nítidas.

  3. Adoro esta historia. (Aveces digo que tengo el pelo como el león de la Metro Goldwin Meyer, ahora tengo que decir como los leones de la MGM). No sabía que tantos de estos animalitos hicieron este papel. De hecho, siempre había pensado que era el mismo, pero seguro que no, Uno era mudo, el otro en blanco y negro, el otro a colores, el otro rugía. La verdad que este blog es super educativo. Qué mucho aprendo contigo, amigo. Me encanta.

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Hola Francisco,
    para rugidos los míos cuando bostezo, con vistas al esófago y todo… 😛
    ya en serio, siempre me han gustado las cortinillas de los grandes estudios, el león de la MGM, las fanfarreas de la 20th Century, la montaña de Paramount, etc. De hecho, de niño me gustaba adivinar el estudio sólo con ver el inicio de dicha cortinilla. De los leones de la MGM la verdad es que no conocía la historia, pero sí he entrado en las fauces de uno de ellos…en la entrada del Hotel MGM en Las Vegas, que es la enorme boca de un león.
    Maravillosa historia, muchas gracias Francisco.
    Un saludo y buen finde!

    • Hola Jesús,
      si es que hay leones y leones… Espero que tras tu paso por el Hotel MGM de las Vegas salieras con más “peso” en los bolsillos que cómo entraste, sin recibir ningún “zarpazo” del susodicho felino ¡Ja, ja, ja!
      Abrazos y buen finde, parece que va a ser algo lluvioso.

  6. Interesante y curioso artículo, la verdad es que muchos somos los que tenemos en mente, el famoso león de MGM, pero por lo menos a mi, ni había pensado que hubiesen sido varios leones, los que hubiesen, digamos actuado, si en alguna ocasión paso por mi cabeza, creo que he pensado que era una única grabación, se ve que no me fijaba demasiado.
    Que grandes películas aquellas, precisamente, no hace muchos días, ya de madrugada, empezaron a emitir Ben Hur, en una cadena que no suelo ver mucho, y me dije, no voy a verla otra vez, porque ya he perdido la cuenta desde aquella primera , en que era una cría y ya soy abuela, pero…terminé viéndola, me fascinan esos escenarios que se montaban, no como ahora todo a base de ordenador, ya se que hay que ir con los tiempos…..pero esas grandes películas tienen un gran encanto.
    Una vez más gracias por tus artículos y toda la información que nos aportas Francisco Javier.
    Un abrazo

    • Hola Azahara,
      sí, precisamente este verano se ha estrenado una nueva versión del clásico de Ben Hur y aunque todavía no he podido verla, creo que no supera a la primera. Imagino que los efectos especiales deben ser espectaculares representando a la antigua Roma, las carreras de carros… pero según tengo entendido la taquilla no la ha acompañado, algunos dicen que ha sido un fiasco de “proporciones bíblicas”.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s