Curiosidades de nuestro cuerpo y otras cosas…

 

El pene de un hombre promedio mide tres veces el tamaño de su dedo pulgar. Esto no lo digo yo, tampoco lo he comprobado (o quizás sí), pero es una curiosidad de tantas otras que podemos encontrar en nuestro cuerpo. Muchas veces hemos oído decir que nuestro cuerpo es una maravillosa e increíble máquina, cierto, no seré yo quien diga lo contrario, más aún, probablemente nos quedemos cortos al pensarlo y aquí os dejo algunas muestras de ello.

La fuerza de nuestros músculos puede llegar a sorprender incluso a uno mismo, y si no, que se lo digan a esa mujer que en el estado de Florida fue capaz de levantar un coche que pesaba una tonelada y media tras ver a su hijo atrapado bajo él. Lo más probable es que el estrés que presentó al ver la escena, provocó una brusca elevación hormonal, entre ellas la adrenalina producida por las glándulas suprarrenales, que le ayudarían a realizar tal proeza.

Uno de los órganos más extraordinarios de nuestro cuerpo es el corazón, del que se suele decir que su tamaño se corresponde con el puño de la persona, y es que el hecho de bombear durante toda una vida más de 2.000 millones de veces y que la fuerza que emplea para bombear la sangre a través del sistema circulatorio es aproximadamente la misma que necesitamos para aplastar una pelota de tenis con la mano, nos hace valorar más esa oculta, silenciosa, pero tan vital labor.

¿Sabíais que por la tarde somos un centímetro más pequeños que por la mañana? Pues sí, y se debe al hecho que las almohadillas cartilaginosas de la columna se comprimen a medida que pasa el día. Además, los huesos de los niños crecen más rápido durante la primavera y ni el mejor cemento fabricado con las últimas innovaciones puede mejorar al hueso sano. Esto es algo que se ha comprobado al aplicar a un pedacito de hueso el peso de 9 toneladas, soportándolas sin ningún problema, mientras que cuando hacemos lo mismo con el cemento, este se hace añicos.

Entre hombres y mujeres encontramos algunas diferencias curiosas. Ellas parpadean casi el doble que los hombres y utilizan de promedio unas 30.000 palabras al día, mientras que los hombres “tan solo” 15.000. Además, si contamos el tiempo que perdemos al cerrar los ojos por el pestañeo, suma 5 años de nuestra vida. Si es por mí, me pongo celo en los ojos para nunca más hacerlo.

Y si seguimos hablando de hombres y mujeres, o de mujeres y mujeres, o de hombres y hombres… mientras lees este párrafo 760 personas están teniendo sexo alrededor del mundo, con una duración promedio de 14 minutos en la relación sexual.

¿Quién no ha tenido en alguna ocasión ganas imperiosas de ir a orinar mientras hacía cola en el supermercado, o mientras veía una película en el cine, o incluso de camino a casa después de una agotadora jornada laboral? Un consejo: recordar que para esos inoportunos momentos en los que no encontramos un lavabo cerca, nada mejor para aguantar el pipí que pensar en el sexo y en el coito. Nuestro cerebro es así de simple (o complicado), se focaliza en lo que más le atrae.

Ahora que hablo de cerebros, este pierde cada día unas 100.000 neuronas (unos más que otros, claro) que nunca se recuperarán, por eso es tan importante ejercitarlo de adultos para recuperar esa rapidez mental que teníamos de jóvenes.

Pero aún hay más, mucho más…

Intentar estornudar con los ojos abiertos… ¡Imposible!, por cierto, ese estornudo viaja a una velocidad de 965 km/hora; intentar suicidaros (cuidado, no quiero alentar a nadie con ello) conteniendo el aliento por vosotros mismos… ¡Imposible también! aunque si os tomáis 100 tazas de café en 4 horas, puede que lograrais vuestro macabro objetivo; solo una persona entre 2.000 millones vive 116 años o más; los diestros viven en promedio 9 años más que los zurdos; la gente inteligente tiene más zinc y cobre en su cabello; el oído derecho capta mejor los sonidos lejanos y de poco volumen; los vasos sanguíneos del cuerpo miden más del doble de la circunferencia terrestre por el ecuador.

La lengua se compone no de uno, sino de nueve músculos; las huellas dactilares se forman en el sexto mes de gestación y no se modifican durante toda la vida; la piel es el órgano más grande del cuerpo y durante toda la vida se desecha unos 18 kilos de dermis; con el paso del tiempo el número de papilas gustativas de la boca disminuyen hasta quedar solo tres tipos de ellas. Y para los escozores de garganta nada mejor que rascarse el oído. Sí, lo habéis leído bien, los nervios que tienen generan un reflejo que provocará espasmos musculares en la garganta aliviando la picazón.

Después de leer todas estas curiosidades de nuestro cuerpo… ¿quién de vosotros no se mirará el dedo pulgar?

P.D.: Siempre hay excepciones a la norma, tranquilos/as 😉

27 comentarios en “Curiosidades de nuestro cuerpo y otras cosas…

  1. Leía, sin detenerme. Emocionado, descubriendo curiosidades del nuestro cuerpo. Mientras lo hacía, pensaba en Dalí, el gran masturbador. ¡Cuánta implicación del cuerpo en lo que somos! Esas ideas fijas en el cuerpo humano. Virilidad, musculatura, amor, dimensiones, resistencia. Parpadear, si lo haces pierdes. Reproducción y placer. Necesidades imperiosas; Todo parte del cerebro que no deja cerrar tus ojos ni para estornudar. Contener el aliento cuando oyes sonidos provenientes del lado derecho que elevan la velocidad del torrente sanguíneo. y, más cosas descubiertas en este fenomenal post. Gracias, FJ, por mostrar las curiosidades de nuestro cuerpo.. Abrazos desde el coliseo, levantando el dedo pulgar.

      • No sabía lo de la mayor capacidad para elegir el momento de eyacular, el uso que yo conocía es el de refuerzo de los dos esfínteres que los hombres tenemos para evitar los pequeños escapes de orina al terminar (a diferencia de las mujeres que sólo tienen uno y por eso tienen escapes cuando les dan ataques de risa fuerte o haciendo esfuerzos para levantar pesos). Tienen la ventaja de que se pueden hacer estando sentados sin que absolutamente nadie se de cuenta, se deben hacer en tandas de 20 o 25 contracciones muy cortas, de un par de segundos y luego una más larga de unos 25 a 30 segundos. ¡Vaya rollo!

  2. Pingback: Curiosidades de nuestro cuerpo y otras cosas… ⋆ Scrivix

  3. Divertido y curioso artículo. Comentar que a pesar de la pérdida diaria de neuronas, se sigue actualmente estudiando la neurogénesis adulta como hecho demostrado, y en contra de la opinión de uno de los padres de la neurociencia como fue nuestro ilustre Santiago Ramón y Cajal.
    Un abrazo.
    Arturo

    • Hola Arturo,
      pienso que el cerebro es y será en el futuro el órgano que más nos sorprenderá tanto por su potencial como por los futuros tratamientos de enfermedades neurodegenerativas. ¡Grande Ramón y Cajal! Imagínate los descubrimientos que podría hacer alguien de su genio científico con los actuales avances científicos.
      Abrazos

  4. Pingback: Curiosidades de nuestro cuerpo y otras cosas… – PACO ALOY

  5. Paco, en lo de estornudar no se si la gente conoce el hecho demostrado científicamente (por los gringos, quien van a ser) de que las gotitas del estornudo llamadas de flugge llegan a algo más de dos metros de distancia y son las que llevan virus del catarro común, de la gripe, del pintalabios de tu lady…

    • Otra cosica más: escribe un día (aunque seguro que ya lo has hecho) sobre los ejercicios de Kegel para reforzar la musculatura pélvica y que nosotros los hombres TAMBIÉN tenemos que aprender y HACER cuando llegamos a cierta edad.

      • Hola astolgus,
        queda anotado, y como ya sabes que siempre me gusta buscar el lado histórico de la medicina, permíteme decir que reciben este nombre por el doctor Arnold Kegel, ginecólogo estadounidense, quien desarrolló estos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940 como método para control de la incontinencia urinaria. Comentas algo muy interesante y menos conocido como el hecho que también pueden ser beneficiosos para el hombre, porque son capaces de dotarle de una mayor capacidad para elegir el momento de eyacular, y prevenir e incluso tratar la eyaculación precoz.
        Saludos

  6. Pero hay que aprender a hacerlos bien: 20 o 25 contracciones del suelo pélvico de un par de segundos cada una y después una sola contracción pero aguantando algo más de 20 segundos.

  7. Pingback: El Día Internacional del Orgasmo Femenino | franciscojaviertostado.com

  8. Que va…hay hombres que una vez que comienzan a hablar no paran. tengo un buen ejemplo en la familia, puede lograr que tu presión se eleve. Una preguntita que pasa con nosotros que si bien ocupamos la derecha para escribir, la izquierda es la para comer, usar tijeras, etc. etc. ¿cuál será nuestra supervivencia, la de los zurdos o la de los diestros?

  9. Pingback: El Día Internacional del Orgasmo Femenino ⋆ Scrivix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s