Anne “Ninón” de l´Enclos y el triunfo del vicio

ninon_de_lenclos_by_l-f-elleEn el siglo XVII hubo una mujer que ilustra como pocas la seducción y la liberación de la sexualidad, Ninon de L´Enclos, una cortesana francesa adelantada a su tiempo en una época en la que las mujeres seguían subordinadas a los hombres.

En la Corte del Rey absoluto, Luis XIV, podían verse en el Palacio de Versalles a numerosos cortesanos, en ocasiones se contaban hasta 10.000 personas en el mismo día, que hacían lo indecible para ganarse los favores del monarca. Frecuentaban regularmente las residencias reales y eran invitados a las fastuosas fiestas que allí se organizaban, y si dejamos volar nuestra imaginación no creo que erráramos al pensar que el vino y el sexo acabaran siendo protagonistas de la ceremonia. Entre todos ellos destacaba una persona, concretamente la mujer de la que hoy os hablaré, Anne “Ninón de l´Enclos”, de quien se dijo que a lo largo de su vida tuvo sexo con más de 5.000 personas.

Solía decir “el amor nunca muere de hambre; con frecuencia, de indigestión”, y es que Ninón no era una cortesana cualquiera, también fue una escritora y mecenas de las artes francesa. Inteligente y amiga de sus amigos, a su casa acudieron Molière, la reina Cristina de Suecia y muchos otros buscando su verdadera amistad.

Nació en París en el año 1620, su madre, una devota religiosa, y su padre, muy conocido por los burdeles de la ciudad. Tras quedarse huérfana a los 17 años de edad heredó una fortuna que le permitiría comprar una casa en la calle Turnelles, en el Marais, donde acabaría convirtiéndose en uno de los centros ilustrados y uno de los “salones” más prestigiosos.

Ya de adolescente había leído prácticamente a todos los clásicos y autores de su época, pero su pasión por la literatura no era mayor que por la filosofía. Además de francés hablaba el italiano y el español, y su erudición quedaba bien patente cuando se conversaba con ella. Todos quedaban embelesados no solo por su belleza e irresistible atractivo, sino por su intelectualidad. Y es así como despertaba pasiones.

Cuentan que la mayor parte de la nobleza pasaría por su cama, algunos dicen que todos menos el Rey y… Richelieu, quien la pretendió aunque fue rechazado. Sus amoríos no duraban más que una noche, en ocasiones unos días o semanas, y los más afortunados algunos meses. Al perder su favor algunos acabaron por suicidarse, pero con los años su liberación sexual terminaría pagando un precio: su confinamiento en un convento.

Lejos de “redimir” su impulso sexual, allí descubriría el lesbianismo y cuando salió de su obligado encierro continuaría mostrando sus dotes sexuales hasta bien cumplidos los 60 años, aconsejando después a todas las mujeres que se le acercaban buscando su “sabiduría” en lo que a sexo se refería. Según cuentan también, el último amante que se le conoce lo tendría con 80 años, un afortunado de nombre Gédoyn.

No se casaría nunca y escribiría más bien poco, pero si hay un escrito que resume acertadamente su pensamiento son las Cartas al marqués de Sévigné, escritas probablemente por una tercera persona basándose en las auténticas cartas escritas de su puño y letra.

Tras su muerte en el año 1705, el duque de Saint-Simón escribiría de ella:

Un claro ejemplo del triunfo del vicio, cuando se dirige con inteligencia y se redime con un poco de virtud.

Para saber más:

Versalles

Información extraída de Wikipedia y otras fuentes.

20 comentarios en “Anne “Ninón” de l´Enclos y el triunfo del vicio

  1. Algo hsbia leído …pero no la recordaba. Aplaudo su vida si no perjudicó a nadie..pero y sabemos que por desgracia siempre hsy alguien qu ssle mal parado. .sea por envidias y otros motivos. Creo que con nuestros cuerpos y repito…son perjudicar otras personas…con nuestros cuerpos podemos hacer lo que nos plazca.
    Otro 10 en tus escritos
    Un abrazo…

      • Por supuesto la inteligencia y sabiduría ha d triunfar a los vicios!!!! El sexo libre puede ser fabuloso sin caer al vicio!!!

  2. ¡Ninón! … Vivía su solitario de amor en cada segundo de su vida. ¿Acaso era una sutil pasión sin esperanza?, No, ella fue la mujer arquetípica, la diosa anterior a la palabra placer, dentro de su cosmos. Representaba el amor monologante, bárbaro, idolátrico, como la droga que nunca la mató porque siempre repitió el rito erótico. Consagrada. Ella, en sus noches de interminable placer, ejercía su influencia sobre la sociedad. Conocía de conflictos sociales, de la miseria de la gente y de la lucha por la sobrevivencia relatadas en sus noches de placer por quienes la amaban. Se mostraba contraria a la injusticia cometida a los ciegos, al reprimir a esa gente, borrando, de sus ojos, disfrutes terrenales que se los convertían en sueños. Modelos abstractos. Los goces, de los deseos carnales, no estaban a la altura de los pobres y, LÉnclos lo sabía. Gracias, FJ, por recordar esa hermosa cosa maravillosa. Abrazos conceptuales, profundos y, de verdadera significación carnal.

    • Hola marimbeta,
      lejos de juicios y prejuicios, Anne, fue una adelantada a su tiempo. Probablemente, en el contexto de la sociedad de nuestros tiempos se la miraría con ojos muy distintos a los de entonces. Pienso que lo que le hace un personaje tan interesante fue su cultura e inteligencia, más en un tiempo que la mujer seguía dependiendo del hombre, según filósofos tan reputados contemporáneos a ella como Rousseau y Locke, por su propia naturaleza.
      Abrazos sobresalientes

      • Hola Javier y Marimbeta, creo que el verdadero amor siempre pasa por lo intelectual, hay hombres que se enamoran primero de la mente de una mujer, y las mujeres no se diga, creo que muchas necesitamos admirar a un hombre antes de amarlo.

        Ninón enamoraba por su intelecto y su erotismo, mujer admirable.

        Abrazos de luz

  3. He estado viendo la iconografía de Mme. Ninon y naturalmente hay retratos al óleo y dibujos, lógicamente no hay fotografías porque el Niépce no la había inventado aún (FJ, saca el tema otro día) y veo una mujer más o menos guapa (hay gustos p’a tó). nariz ligeramente aguileña y, eso sí, mamas abundantes y expuestas con un escote “palabra de honor” y que hoy día podrían beneficiarse de una reducción mamaria aunque ella parece pertenecer a aquel estilo de cuerpo que propugnaba Rubens en sus Tres Gracias

  4. Lo único que puedo admirar en ella es que era una inteletual y eso creo que fue parte de su atractivo irresistible,por otra parte su intimidad para mi humilde punto de vista sin sonar puritana era promiscua por que para mí dista del amor… Gracias por compartir… 🙂

  5. Bravo por la Ninón. Era una mujer adelantada a la época, pero algo le debió ocurrir por lo que nunca conoció el verdadero amor. Una vez más queda demostrado que no solo es la belleza física la que atrae a los hombres. Un cerebro educado debe acompañar la belleza.

  6. En esa época, en los albores de la Ilustración, los Salones dirigidos por cultas mujeres tuvieron un importante papel en Europa en general y Francia en particular. A esta Ninon no la conocía, pero su liberalidad y sabiduría viene a coincidir con otras mujeres de esa época y ambiente (Sevigné, La Fayette…), y al decir liberalidad no me refiero solo a lo sexual sino a la amplitud de criterio. Creo que el sexo no es el culmen de liberalidad ni por asomo; ahora bien, reconozco que está mujer, y en esa época, debía tener muchos arrestos para pasarse por la piedra a tanto personal.
    Un muy interesante post, Francisco Javier. Un abrazo

  7. Hola Javier, muy interesante mujer, hace mucho leí bastante sobre ella, la verdad desde que supe de su existencia la admiré mucho, más que nada por su intelecto, aunque también por su valentía al ser tan liberal en el sexo en una época en que había pocas mujeres así, que pudieran considerarse “decentes”, Quizá la ayudó el ser rica y no tener que depender de ningún hombre, de esa manera no tenía por qué esconder su erudición ni su erotismo.
    Abrazo de luz.

    • Hola Silvia,
      en estas últimas semanas dediqué varios artículos a mujeres injustamente olvidadas por una u otra razón, pero que demostraron tener una fortaleza y una osadía como pocos en estos siglos de Historia. Ya sea para conseguir la igualdad entre sexos o para denunciar alguna de las tantísimas injusticias que nos rodean en este mundo, su presencia ayudó a cambiarlo.
      Abrazos de luz

      • Hola Javier, sí, he notado ese tema recurrente y te lo agradezco mucho, es un tema que pocos tratan (yo he llegado a hacerlo, pero hace tiempo) y que escrito por ti, con tanto prestigio y seguidores, cobra más relevancia. Gracias de nuevo.
        Espero que sigas en esa tónica, hay muchas mujeres dignas de mención.
        Abrazos de luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s