Una historia de perros, “los verdaderos filósofos”

”Debidamente entrenado, el hombre puede llegar a ser el mejor amigo del perro” (Corey Ford) 

Que el perro es el mejor amigo del hombre, no hay lugar a dudas, por desgracia, en muchas ocasiones, no se cumple cuando hablamos de la amistad de los humanos con los canes. Esto lo constatamos cada día pero no es algo de ahora, sino que la convivencia entre perros y personas viene de lejos, de muy lejos. 

Gandhi tenía razón al decir que el progreso moral y la grandeza de una nación podía ser juzgada por la manera en que tratamos a sus animales, pero tanto ahora como en tiempos pasados, ese trato dista mucho de ser el correcto y adecuado.

Las primeras referencias arqueológicas de la existencia de perros domesticados las encontramos en el templo de Göbekli Tepe, en Turquía, alrededor de 12.000 años a. C. y en la Epopeya de Gilgamesh se hace referencia a los siete perros de caza que posee la diosa Innana, durante la época de la antigua Sumeria. Y será en la batalla de Lydia contra los Cimeros en el año 600 a. C. que encontremos el primer uso documentado de los perros en una batalla, en este caso, los perros lidios mataron y provocaron la huída a sus enemigos.

Antiguo Egipto 

En esta época los perros serán tan preciados que formaban parte de la familia, esto era así que, cuando morían los momificaban –si la familia podía permitírselo, claro- y los habitantes de la casa se afeitaban todo el cuerpo como señal de aflicción. Incluso se les relacionaba com el dios chacal Anubis, quien sería el encargado de guiar el alma del difunto hasta el gran dios Osiris en la Sala de la Verdad.

Libro de los Muertos de Kenna (Leiden, 1325 a. C.)

Grecia, Roma y los perros molosos 

Estatua de un perro moloso (Museo Británico)

Este grupo de perros, al que pertenecen los actuales mastines y dogos, se caracterizan por ser fuertes, musculosos, con gran cabeza y corto hocico y, aunque no se conoce con certeza su procedencia, se piensa que vinieron de Asia Menor, introducidos por los fenicios a Roma, Grecia e Hispania. Su fortaleza y fiereza serían utilizadas en combates y como medio de transporte, encontrando numerosas muestras de ello en la Historia, como cuando Alejandro Magno los utilizó en sus ejércitos.

No se conoce con certeza cómo llegaron estos fieros canes al ejército romano, una teoría refiere que desde Molosia, en Grecia, mientras que otra dice que los trajo Julio César cuando invadió Britannia, pero lo que sí sabemos es que los soldados romanos los utilizaron como guardianes o para patrullar, así como en el combate, adosándoles recipientes con fuego, enviándolos después al enemigo originando incendios, o colocándoles una especie de coraza con cuchillas que los herían.

En la literatura griega encontramos la figura del perro de tres cabezas, conocido como Can Cerbero, guardando las puertas del Hades y en la Odisea de Homero aparece el perro más famoso de la antigua Grecia, Argos, el fiel amigo del Rey Odiseo de Itaca.

A partir de la Edad Media… 

Con Cristóbal Colón viajaron en sus naves siendo utilizados en la colonización española…

Muy gran guerra haze acá un perro, tanto que se tiene a presçio su compañía como diez hombres, y tenemos dellos gran necesidad.

Utilizados como armas de guerra por su fuerza y fiereza, contrastaban con los dóciles canes que tenían los nativos. Los españoles utilizaron alanos y mastines para atacar, y galgos, sabuesos y podencos para rastrear.

Ya sea como mensajeros, en batallas, en labores de propaganda y de reclutamiento, los perros fueron utilizados por el rey de los Hunos, Atila, Federico el Grande, Napoleón, en la Guerra de Secesión y, más recientemente, en la Primera Guerra Mundial y en la Guerra de Vietnam, donde las unidades caninas salvaron más de diez mil vidas humanas. Como curiosidad diré que la fuerza de operaciones especiales SEAL utilizó, además de 80 comandos, presumiblemente un pastor alemán o un belga Malinois del que desconocemos su nombre en la “Operación Lanza de Neptuno” que acabó con Osama bin Laden.

Otros perros famosos 

A diferencia del anonimato de ese perro alemán, otros pasarían a la Historia por hechos históricos remarcables: Balto, que salvó de una epidemia a una comunidad entera; Laika, la primera perra en el espacio; Stubby, héroe de la Primera Guerra Mundial; Buddy, el primer perro guía; Barry, el San Bernardo que rescató al menos a 40 viajeros… sin olvidarnos de la fidelidad hacia sus amos como el caso de Greyfriars Bobby, que permaneció junto a la tumba de su dueño hasta que murió en 1872.

Llegados a este punto de la historia canina de hoy puede que el título extrañe a más de uno, pero los antiguos griegos, sabios entre los sabios, pensaban que los perros eran verdaderos genios, y así, Sócrates, gran aficionado a los canes, llamaba al perro, “un verdadero filósofo”, y es que no me negareis que no muestran más sensibilidad, fidelidad, sociabilidad e inteligencia que muchos de los humanos.

Para saber más:

Perros en la Antigüedad (inglés)

Links fotos:

dabar.orgRob KoopmanMarie-Lan Nguyen

12 comentarios en “Una historia de perros, “los verdaderos filósofos”

  1. Mi pequeña aportación a tu siempre bienvenido comentario: no estoy seguro si eran los alemanes o los rusos utilizaban unos perros que entrenaban cargando unos cartuchos de dinamita con una palanca en el lomo que, al introducirse debajo del tanque lo explotaban destruyéndolo. No hay perros peligrosos HAY DUEÑOS IMBÉCILES Y ESTÚPIDOS, un perro es lo que es su dueño. Es un mito muy extendido que estos perros de presa Pitbulls se les disloca y enclava la mandíbula teniendo que abrírsela a la fuerza metiendo un trozo de metal por la comisura del bicho. Cualquier raza de perro, y repito, cualquier raza de perro, incluidas las diminutas enanas como chihuahua, yorkshire, pekinés… y TODOS los que sus dueños dicen NUNCA MUERDE, afirmo rotundamente que es una inexactitud, TODAS las razas de perros incluidas los miniperros pueden tirarte un mordisco si en un momento dado piensan que les quieres quitar la comida o su amor. En mi hospital teníamos un registro de las razas que habían mordido a algún paciente. Pero hay una particularmente peligrosa por el destrozo que hace: niño BESANDO al perrico y éste le muerde el labio inferior llevándosele un segmento del mismo requiriendo una cirugía reconstructiva con una fuerte antibioterapia ya que el perro tiene una boca muy séptica (contaminada). Otra vez me he pasao dos pueblos.

    • ¡Y otra vez la he vuelto a meter porque he visto un link tuyo describiendo los perros alemanes antitanques rusos! Sorry, mate!

    • Hola Astolgus,
      Sí, eran rusos, y como digo en ese artículo se les conocían como “perros antitanque” o perros-bomba, aprobándose su uso en 1935. Se les dejaban sin comer unos días y se les adiestraban para buscar bajo los tanques comida con 10 kg de explosivos encima. Se calcula que los soviéticos destruyeron de esta forma unos 300 tanques alemanes (claro, los alemanes solo reconocieron treinta). Los nazis, para contrarrestar estos ataques caninos, montaban una ametralladora sobre el mismo vehículo blindado (o tanque), aunque resultaba ser poco eficaz ya que los perros se movían muy rápido y eran un blanco difícil, así que después utilizaron lanzallamas, resultado ser más útiles. Pero los rusos se encontraron muchas veces con un inesperado problema y es que los perros eran entrenados con tanques soviéticos y cuando soltaban a los perros en la batalla, en vez de ir hacia los vehículos alemanes lo hacían contra los rusos. Su uso se prolongaría hasta el año 1996, no hace mucho como puedes comprobar.
      Y ahora que hablas de los amos de los perros, algunos psicólogos creen que el hecho de que algunos perros se parezcan a sus amos se debe a que no son solo mascotas, sino miembros de la familia, un amigo. Así, el hecho de elegir una raza de perro determinada no es más que una derivación de la manera en la que buscamos a la pareja. Nos juntamos con aquella gente que tiene una personalidad afín a la nuestra.
      Aquí dejo un enlace donde podemos ver algunos parecidos “razonables” ¡ja, ja, ja!

      Un abrazo, ya sabes que puedes pasarte todos los pueblos que quieras y para que no te pierdas en el camino siempre puedes preguntar a alguien por la “salida del pueblo”. Aunque te arriesgas a que te contesten: “Sí, aquella con gafas” (Uy, perdonadme el chiste y que nadie se ofenda, no pude evitarlo)

  2. Yo he tenido perros toda mi vida. El primero fue Dicky y estaba en la casa antes de que naciera. Luego he tenido muchos, todos tienen un lugar especial en mi corazón. Los perros te divierten, te tranquilizan, te dan amor incondicional. Ahora, he visto mucho maltrato, cosas terribles que se les hace a estos pobres animales indefensos. Se dice que un perro tienen la inteligencia de un niño de 2 años. ¿A alguien se le ocurriría abandonar a un niño de 2 años a su suerte? Los refugios están llenos de perritos y algunos no tienen esperanza. Los matan porque no hay espacio. Tenemos que estar comprometidos cuando adoptamos un animalito, es compromiso de por vida. Gracias por este tema, Francisco Javier. Muy interesante.

    • Hola melbag,
      solo el que convive con un perro puede realmente saber lo mucho que te puede querer, se convierten en uno más de la familia, Actualmente tengo un bichón maltés y doy fe de ello. Tienes mucha razón al decir que implican compromiso de por vida, algo que muchos no piensan cuando deciden tenerlo, y por desgracia, las perreras municipales están llenas de perritos esperando a que alguien les acoja, no sé, a mí me recuerdan a los orfanatos, aunque con un destino más cruel si cabe.
      Abrazos

  3. Yo acabaría diciendo: tú tienes un perro que te mira, te sigue hasta la muerte, mueve la cola alegremente, se arroja encima de ti, se tumba a tus pies, te da lametones y no te da besos pero casi, Por el contrario (ahora me voy a ganar yo la del pulpo) un gato TE TIENE a ti, es tu amo, ocupa tu mejor sillón, se duerme en él, maúlla para pedirte su comida, y si no está castrati se larga de la casa cuando está en celo hasta que vuelve fané y descangallao

  4. Pingback: Una historia de perros, “los verdaderos filósofos” — franciscojaviertostado.com | Negociando con la Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s