Sueños geniales

¿Qué pensaríais si os dijera que la teoría de la relatividad, la invención del Google y la celebérrima canción Yesterday de The Beatles, las concibieron sus protagonistas mientras dormían? Pues sí, literalmente. Tanto Einstein, como Larry Page y Paul McCartney se despertaron de un plácido sueño con sus ideas en la cabeza.
Albert Einstein soñó que iba por el campo y vio que una manada de vacas saltaba una cerca al unísono. En el otro lado, un granjero afirmaba que las vacas habían saltado de una en una. Esto le hizo pensar que el tiempo puede transcurrir diferente dependiendo de la posición del observador. Larry Page, con poco más de veinte años, tuvo su brillante idea mientras dormía y McCartney compuso su melodía en un sueño que tuvo en la casa de su novia en Londres, al despertar, fue al piano y la tocó para no olvidarla.

Seguro que en alguna ocasión os despertasteis tras un sueño profundo a mitad de la noche o por la mañana con una idea en la cabeza. Puede que fuera la solución a un problema que os rondaba por la cabeza tiempo atrás o puede que una increíble melodía. A mí me ocurrió esta semana –por eso escribo el artículo- y al abrir los ojos lo recordé perfectamente: estaba tocando una hermosa melodía en la que repetía cuatro notas. No era la primera vez que me pasaba y no quería que esta vez cayera en el olvido, así que, cogí la guitarra y me puse a recordarla. No creo que llegue a tener el éxito del Yesterday de McCartney, pero me servirá para alguna canción de uso y disfrute personal 😉

La mente nunca descansa

Dormir es importante para nuestra salud, pero más lo es que el sueño sea de calidad. No solo sirve para descansar, sino que dormir bien mejora la creatividad y la capacidad resolutiva. Al dormir el cerebro pasa por unos ciclos con cinco fases que se repiten, una de ellas es la conocida como fase REM en la que se suceden movimientos oculares rápidos. Este sueño REM ocupa el 25% del ciclo y se sucede por primera vez entre la hora y hora y media después de dormirse. En esa fase se almacenan recuerdos y se estimulan regiones del cerebro que se utilizan para el aprendizaje, y es en esta fase del sueño que el cuerpo descansa más, mientras que la mente sigue trabajando intentando encontrar esa solución al problema que tanto nos preocupa durante el día. Al dormir las neuronas de nuestro cerebro se organizan y nos ayuda a encontrar soluciones a problemas de la vida real. Soluciones que recordamos al despertarnos durante la fase REM y que en ocasiones han revolucionado nuestro mundo.

Otros sueños geniales

¿Quién podía imaginarse que “Terminator” nació tras un sueño del director James Cameron? Lo más probable es que tuviera pesadillas varios días.

La tabla periódica de los elementos fueron una idea del químico ruso Dmitri Mendeléiev, quien en 1863 soñó que en su mesa caían todos los elementos hasta entonces conocidos, eso sí, ordenaditos. Al despertar los clasificó según sus propiedades y peso atómico.

El matemático indio Srinivasa Ramanujan, sin ninguna formación académica, lograría cerca de 4.000 resultados matemáticos que contribuyeron al desarrollo de esta ciencia. Según él, las matemáticas solo le interesaron para expresar “pensamientos de Dios”, pues la diosa Namagiri se le aparecía en sueños mostrándole sus teoremas y ecuaciones.

El filósofo Descartes interpretó tres sueños que tuvo como revelaciones sobre cómo se debe usar la razón, no los sentidos, para llegar a la verdad. En uno caminaba para refugiarse de un fuerte viento cuando un hombre le ofreció un melón. En otro lo despertó un fuerte ruido para verse rodeado de chispas. Y en el tercero, al abrir un libro encuentra la pregunta “¿Qué camino debo tomar?” Y luego lee la respuesta: “Sí y no”.

¿Cómo hacer para recordarlas?

Existen “trucos” para que estas grandes ideas no se pierdan en el olvido y aquí os dejo alguno de ellos: dormir de promedio 8 horas y antes de hacerlo pensar en el problema que nos preocupa. Nuestro pensamiento al quedar dormido se dirigirá en buscar una solución. Cuando despertemos tenemos que permanecer en la cama unos minutos con los ojos cerrados, esto ayudará a acercarnos al sueño, y lo más importante, debemos anotar en un cuaderno ese recuerdo, ya que la mayoría de los sueños se olvidan a los 10 minutos.

Ariana Huffington, la fundadora del Huffington Post, publicó un libro basado en su propia experiencia con el título “Sleep Revolution” donde habla de lo que puede conseguirse a nivel profesional y personal si uno es capaz de no dejar pasar esas “oportunidades” que nos brinda el sueño.

Así que ya sabéis, a dormir ocho horas y en la mesita de noche dejar una libreta y un lápiz para anotar esa genialidad que se os puede presentar cualquier noche de estas. ¡Quién sabe si estás destinado a revolucionar el mundo mientras duermes!

Para saber más:

Let me sleep on it: Creative problem solving enhanced by REM sleep

14 Comentarios

  1. Paquito: Olvidaste decir que el sueño de Einstein, le permitió apoderarse de los conocimientos de su primera esposa, la verdadera autora de la teoría de la relatividad. Parece que su cerebro seguia con sus mentiras durmiendo.

  2. ¡Je, je, je! Yo tengo otro truquito: hace bastante tiempo compré un boli americano que escribe en cualquier posición incluyendo con la punta para arriba, es decir, estoy en cualquier fase de sueño, REM, etc., me viene una idea, me acuerdo de algo que debo hacer por la mañana y en un taquito de papel lo escribo sin encender la luz para no despertar a mi santa que duerme a mi lado plácidamente. A veces lo escrito no está nada claro pero giro el papel y/o le doy la vuelta para escribir por el otro lado. La marca es Space Pen y lo venden por internet también

  3. ¡Ah! y cuando el sueño es malo se llama pesadilla y la ves con un realismo absoluto. Y otro fenómeno es una sensación repentina e instantánea de que caes en el vacío. Y, para terminar (o no) los calambres musculares que te obligan a ponerte de pie e inclinarte hacia adelante para que desaparezca

    1. Hola Astolgus,
      los sueños y su interpretación son una práctica milenaria, existen escritos de casi 4.000 años de antigüedad. Claro está, antes les daban un valor divino y no será hasta comienzos del siglo XX que comenzarán a interpretarse dentro del psicoanàlisis clínico. Freud describió «símbolos oníricos» aquí dejo algunos de ellos, sorprendentes muchos…

      Castración: caída del pelo, caída de muelas y dientes.
      Muerte: viaje, abandono, separación.
      Acto sexual: bailar, nadar, subir y bajar escaleras, luchas…
      Genitales femeninos: cajas, bolsos, habitaciones, cuevas, minas, joyas, estufas…
      Pene: cuchillos, espadas, palos, pistolas, serpientes, corbatas,

      Cada uno que saque sus propias conclusiones ¡Ja, ja, ja!
      Abrazos

  4. Los calambres muy dolorosos mas frecuentes en los gemelos tibiales, son por acumulación de ácido láctico y algo de mala circulación, Pasan estirando el miembro afectado (nunca encogiéndolo o masajeándolo). Cuando sucede hay un sobrecalentamiento de cobijas en un clima frio.

  5. Aca sigo siempre tus escritos, siempre me ha dado resultado esa Ariana Huffington, la fundadora del Huffington Post, me diero puntadas en eso los investigadores de UNal de Colombia, y me reafirmo con lo que nos enseñas, Saludos desde Cali, Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.