Miguel de Cervantes de Saavedra “El manco de Lepanto”, ni manco, ni de Lepanto

Retrato de Cervantes. Anónimo, a partir de grabado de Folkema. Biblioteca particular de José Manuel Lucía Megias.

Cuarto hijo del sangrador Rodrigo de Cervantes, nace en Alcalá de Henares posiblemente el 29 de septiembre de 1547, día de San Miguel, de ahí su nombre. Conocido por escribir El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, en ninguno de sus retratos se describe cómo era físicamente en realidad y la autodescripción que hace de él mismo en sus Novelas Ejemplares será la que se utilice para inmortalizarle en la pintura.

Necesitaba gafas y el sobrenombre de “El manco de Lepanto” se lo pusieron sus enemigos (que tenía muchos y por todas partes) a manera de burla. La leyenda dice que durante la Batalla de Lepanto, Cervantes recibió tres heridas de arcabuz. El plomo de dos de ellos impactarían en el pecho y el tercer disparo en su mano izquierda. Las heridas terminarían por cicatrizar tras seis meses en el hospital, pero la ocasionada en la mano le provocaría la sección de un nervio que se la inutilizaría para siempre, aunque nunca se la amputaría.

Puede que el error de considerar a Cervantes como manco se origine en un problema lingüístico, ya que “manco” en aquellos tiempos se consideraba tanto a quien tenía inutilizado parcial o totalmente un brazo como al que le faltaba el miembro en cuestión. Según la investigadora Luce López-Baralt, encontramos una explicación de su apellido, cuanto menos a tener en cuenta:  en los documentos que se conservan antes de 1585 firma como “Miguel de Cervantes” y después añadiría “de Saavedra”. Precisamente, en el dialecto argelino, “Shaibedraa” significa “brazo defectuoso”, apodo recibido mientras permaneció cautivo en Argel, uno de los episodios que marcaron al literato.

Al igual que a su padre y sus hermanas, la fortuna no sonrió a Cervantes. Duelos desafortunados, viajes huyendo de la justicia, en Roma trabaja como camarero del futuro Cardenal Acquaviva, preso por los corsarios y cautivo en Argel, despreciado por Lope de Vega, trabajó en esporádicos oficios como el de recaudador de impuestos por el que acabó imputado y entre los barrotes de una celda en la prisión de Sevilla. Por suerte para las letras, su deseo de viajar a América como empleado administrativo no acaba de hacerse realidad.

Tres años después de trasladarse a la corte de Valladolid, en 1604, se instala en una casa con su esposa, hermanas, hija y sobrina, rodeado de mujeres. En una ocasión, un importante caballero muere a las puertas de su casa en extrañas circunstancias, y la posterior investigación no consiguió descubrir la causa de la misma y concluye que las mujeres que vivían con Cervantes llevaban una “vida licenciosa”. Lo cierto es que sus hermanas se dedicaron tiempo atrás a uno de los oficios más antiguos que se conocen, pero en medio de la suspicacia de este episodio, se publica la primera parte de El Quijote en la imprenta de Juan de la Cuesta en Madrid, con las consiguientes cinco reediciones ese mismo año y las futuras traducciones en inglés y francés.

Casa de Cervantes en Valladolid (España). La puerta de la derecha pertenece a la Academia de Bellas Artes.

Toda su vida sufrió de dificultades económicas que contrastan con el éxito de su obra, y el 22 de abril de 1616 muere (diabetes, quizás insuficiencia hepática) en su casa de la calle del León, esquina con la calle Francos (actual Cervantes), siendo enterrado en el convento de las Trinitarias Descalzas.

Todo lo que sabemos de Cervantes de manera directa lo conocemos de su propia pluma, un genio inmortal cuya obra trasciende a su vida y al propio mito.

¡Adiós, gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida! (Los trabajos de Persiles y Segismunda)

Para saber más:

Su obra

Links fotos:

Cervantes.bne.esLourdes Cardenal

11 Comentarios

  1. Lepanto sí; aunque anduvo con calenturas cuando se desarrollaba la batalla; y en lo más estruendoso, salió de la santina por ver que cariz tomaba aquello, y con tal mala fortuna que se gano un tiro de arcabuz, que le dejó la mano estropeada. Gracias a aquello cogió fama en “la mas alta ocasión que vieron los siglos… Con lo del apellido segundo, su madre Leonor Cortinas así se lo impusieron. Lo de Saavedra pudiera ser como indica el comentario.

  2. Francisco: me cabe el honor de comentarte que el pasado octubre de 2015, doné a la Biblioteca Nacional de España, un ejemplar manuscrito de Don Quijote de la Mancha; dicha obra la copié en castellano pero con un abecedario numérico; consta de 4 volúmenes con un total de 2500 paginas de texto; comentarte que está copiada con estilo grafo y tinta china; la forma de la copia está en “Criptonumerografia” en números arábigos; contiene 135 dibujos originales realizados para este ejemplar. La labor de ejecución fue de algo más de 20.000 horas de trabajo, en un tiempo de 123 meses de labor. Dicho ejemplar está en la “Sala Cervantes” en proceso de reproducción para poder se leída digitalizada en la Biblioteca. Si me envías un correo, te daré más información al respecto. Francisco: como me siento un afortunado al haber realizado dicho ejemplar, también me siento afortunado delñ interés que me despierta todo lo relativo a Miguel de Cervantes. Con mi saludo afectuoso, Jesús Maria Hernández.

    1. Hola Jesús Maria,
      magna y loable labor la tuya. Interesantísimo trabajo realizado y espero poder verlo digitalizado. En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías, la digitalización de estas obras permite poner al alcance de todo el mundo manuscritos y pergaminos para su estudio y disfrute. Te felicito sinceramente por tu esfuerzo y pasión. Ciertamente, Miguel de Cervantes, sigue siendo foco de interés de muchos, entre los que me incluyo.
      Un saludo correspondido y siempre agradecido por tu aporte

  3. Súper interesante Francisco, cuántas bromas le ha conllevado al pobre Miguel lo de “manco”… Mofas post-mortem incluso, dejo como muestra a Raúl Cimas en Late Motiv de Andreu Buenafuente: https://www.youtube.com/watch?v=Cb5WWiT8bXY

    También interesante lo de Saavedra. El caso es que aún más mérito tiene escribir la gran obra de la literatura castellana con sólo una mano en plenas facultades. Saludos.

  4. Hola Francisco Javier, estupendo tu blog. Magnífica exposición de todos los temas y gran apertura de miras. Para nada es aburrido ni tedioso, felicidades.

    Con respecto a Cervantes descubrí como se coció el supuesto retrato o “falso histórico”. Así que te dejo el enlace donde lo descubrí. La Hemeroteca de ABC:

    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1953/10/25/033.html

    Cosas de España: cuando vieron la fama querían apuntarse el tanto. Es lo normal. En esta pobre piel de toro se pague a veces sañudamente a sus verdaderos padres como el caso de “El soldado que nos enseñó a hablar” como nos recordó biográfico en su libro Maria Teresa León. Y me pregunto ¿A quien se le ocurriría mandar hacer un falso retrato de Cervantes?, como la búsqueda de sus huesos, que por cierto no se hallaron ni nada parecido (las mondas eran unitarias para la cal viva con las que se hacía el enluce de las paredes) a buenas horas mandan a buscar el huesito de D. Miguel, cuando muchas veces se le negó el pan y la sal en vida, entre otras cosas porque mandó recaudar de los pósitos de la Iglesia Sevillana Aceite y Trigo para los Tercios de Flandes, que lo llevó a la cárcel de Sevilla. Había dado con la Iglesia. El “buscar por acá en lo que se le hiciera menester” como dejó dicho el emperador-churrascador Felipe II le ayudó a comprender que desfacer entuertos aunque fuera en nuestras conciencias iba a costarle caro aún en su tierra.

    Saludos y gracias de nuevo por tu magnífico blog

    1. Hola Juan Carlos,
      te agradezco de veras que lo aportaras y puedo ver que se trata de un artículo de hace más de 70 años lo que en mi parecer hace que sea más interesante. Aprovecho para agradecerte que sigas el blog y me alegra saber que los temas que trato son de tu interés. En una ocasión me dijeron que la extensión de los mismos se quedaba corta -debo reconocer que la falta de tiempo impide alargarme-, sin embargo, el artículo en sí solo pretende introducir el tema en cuestión para que después, entre todos, lo enriquezcamos con los comentarios.

      Saludos y siempre gracias a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .