El espíritu del éxtasis de Rolls-Royce

Si hablamos de coches exclusivos seguro que nos vienen a la mente los Rolls-Royce. Desde que Charles Rolls y Sir Henry Royce se asociaron en 1904 tomaron lo mejor que existía entonces y lo hicieron mejor. Pero no hablaré de sus excelencias como automóviles, sino de la historia de amor que hay detrás de esa pequeña escultura que sirve de adorno en su capó, “The Spirit of Ectasy” (El espíritu del Éxtasis).

Una historia de amor

John Walter Edward Scott-Montagu, político británico y promotor del automovilismo, se enamoró de su joven secretaria, Eleanor Velasco Thornton, la relación se ocultó al proceder ella de una familia de origen humilde. Poco tiempo después Montagu cedió a las presiones familiares para casarse con Lady Cecil Victoria Constance. A pesar del enlace mantuvo su amor por Eleanor y tuvo una hija con ella que sería entregada en adopción. El 30 de diciembre de 1915 se dirigieron ambos a la India en el barco SS Persia y en el trayecto fue torpedeado sin previo aviso por un submarino alemán. Montagu sobrevivió, Eleanor no.

Eleanor Thornton (antes de 1915)

Unos años antes Montagu había encargado a su amigo y joven escultor inglés, Charles Robinson Sykes una escultura para el capó de su Rolls-Royce Silver Ghost con la imagen de Eleanor como modelo. Originalmente creó una figurita basada en ella con su ropa en movimiento y con el dedo izquierdo contra sus labios, una forma de simbolizar su amor secreto, y le dio el nombre “The Whisper” (El susurro).

Los primeros Rolls-Royce no tenían ninguna mascota sobre su radiador, simplemente el emblema de la compañía. Sus exclusivos clientes pensaron que un coche de esa categoría debía de tener una mascota que les identificara y hacia 1910 comenzaron a fijar ornamentos que en algunos casos no resultaron ser los más apropiados.

“The Whisper”

Fue así que Rolls-Royce ordenó crear un logo de su marca que estuviera a su altura y el director de la empresa, Claude Johnson, se lo propondría a Sykes indicándole que debía transmitir el espíritu de la empresa: velocidad con silencio, energía, belleza y armonía. Sykes decidió modificar la escultura que hizo para el Rolls-Royce de Montagu y presentó en febrero de 1911 la estatuilla “The Spirit of Ectasy”, conocida también como “Emily”, con la forma de una mujer inclinada hacia adelante con sus brazos extendidos sobre ella hacia atrás, mientras una ondulada tela atravesaba su espalda y brazos a modo de alas.

Chapada en plata hasta 1914, se fabricaría después con una aleación de cromo o níquel para disuadir a los amigos de lo ajeno. Desde entonces ha sufrido un total de 11 modificaciones para adaptarse a los cambios de sus carrocerías.

Henry Royce no pensó nunca que esa figurita mejorara el aspecto de sus coches, incluso lo vio como un gran inconveniente al pensar que empeoraría la visión del conductor, sin embargo, se convirtió en marca de la empresa con gran éxito y ha permanecido en el frontal de todos los Rolls-Royce hasta ahora. El actual diseño es de 7,5 cm. de altura y podemos encontrarla en acero inoxidable, plata de ley u oro, estas dos últimas opciones se pagan a parte, aunque imagino que a sus propietarios no les vendrá de esto…

Un video The House of Rolls-Royce, Chapter I: The Spirit of Ecstasy

Para saber más:

Rolls-Royce

Links fotos:

sv1ambo; telegraph.co.uk

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. astolgus dice:

    FJT, dos aportaciones: cuando vivía en GB, en la costa, en Hastings iba en tren hasta Londres para pasear por Hyde´s Park con el famoso Speakers Corner y sus peculiares personajes: el primer hombre completamente tatuado, un lenguaraz que contestaba con barbaridades a todo el público y algún musical (Cats) Yo trabajaba de médico de Urgencias (Emergency) en Hastings y Brighton, tú eres joven pero en aquellos tiempos existía un gran antagonismo entre mods (vespas y parcas verdes) y rockers (moteros) con chupas de cuero. No existían móviles así que la extensión de la noticia era boca-oreja pero allí se juntaron un montón de ellos con unos pocos policías tratando de poner una paz imposible y se sacudieron con navajas y palos de criquet hasta llegar al hospital. No hubo muertos pero nos inflamos de coser, vendar y enyesar. Nada que ver con la actualidad reinante.

  2. astolgus dice:

    Toda esta perorata mía viene a cuento de la tienda de Rolls Royce que existía en Londres en donde ví los primeros Rolls Royce, ahora estos eran los coches de los ricachones porque los ricos y elegantes de la ciudad lo que llevaban eran Bentleys

    1. Hola Astolgus,
      ¡guau, veo que no te aburriste en tu estancia británica! La empresa británica Rolls-Royce vendió más de 4.000 vehículos el año pasado, su récord en toda su existencia, y la ciudad donde más se compraron fue Abu Dhabi y el país donde más se vendieron los Estados Unidos. Como curiosidad, el modelo más vendido a nivel mundial es el Phantom, un coche que puedes adquirir por el módico precio de 500.000 €.


      Rolls-Royce Phantom Coupé
      Saludos y seguiremos conduciendo nuestro más modesto coche, ¿verdad?

  3. astolgus dice:

    Pues que como en aquel tiempo nos pagaban una auténtica miseria yo lo único que pude comprarme fue un Mini y que fué de los primeros que se vieron en Zaragoza, luego pasé a un MG, SEAT 1500, y ahora ya enganchado a un Mercedes SLK

Responder a astolgus Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .