Los opríchnik, la tropa satánica del zar

Iván IV de Rusia

Cuenta la leyenda que quienes pasaban junto al sarcófago del zar Iván IV en la catedral de San Miguel Arcángel oían gritos y se santiguaban para que no resucitara nunca. Puede que sea solo una leyenda, pero explica porqué se le conoció con el apodo de “el Terrible”.

Primer zar de Rusia, sus cuarenta años de reinado fueron los más largos de los zares rusos, en los que se instauró una autocracia que gobernó hasta principios del siglo XX. Cristiano devoto de la Iglesia ortodoxa, no le temblaba la mano cuando ordenaba torturar o ejecutar clérigos, nobles o cualquier otra persona sospechosa de desobedecerle. Su infancia transcurrió en una corte inmersa en rencillas de los nobles (boyardos) y fue sometido a numerosas vejaciones que marcaron su carácter. Su crueldad se manifestó ya de niño cuando torturaba animales por el simple hecho de verlos sufrir, se divertía lanzando al vacío desde lo alto de las torres del castillo a indefensos perros, y capturó al príncipe boyardo Andréi Shuiski, para arrojarle después a una jauría de perros hambrientos.

Desde el siglo XIII, las tribus turco-mongolas procedentes de las estepas asiáticas ocupaban Rusia, encontrándose el territorio que rodeaba Moscú, el principado de Moscovia, constantemente rodeado y amenazado por estados tártaros. En 1560, durante la conocida como Pequeña Edad de Hielo, las plagas, la hambruna y las incursiones polaco-lituanas, suecas y los ataques de los tártaros devastaron a Rusia.

Iván IV fue coronado Gran Príncipe de Moscú a los tres años de edad y hasta el día de su muerte fortaleció el poder de la monarquía y expandió las fronteras hasta el mar Caspio, los montes Urales y la costa del Báltico. Para conseguirlo sometió a nobles y al pueblo con inusitada furia apoyado en una especie de guardia personal y policía conocida con el nombre de Oprichnina, que extendió el terror por todo el país.

Los opríchniks, la tropa satánica

Iván IV acometió reformas tanto del gobierno local y central, como del sistema de justicia y de la misma iglesia. La iglesia y la vieja nobleza rusa se opusieron al poder absoluto del zar al ver amenazados sus intereses, y para someterlos, el zar ordenó a los opríchniks que ejecutaran sin contemplaciones a todo aquél que estuviera en su contra y así romper con el antiguo régimen de gobierno.

Los Oprichniks, de Nikolai Nevrev (1870) Muestra la ejecución del conspirador IP Fedorov (derecha) después de una coronación simulada.

Sembraron el terror vestidos de negro, con una escoba y un cráneo de perro como insignia, su lema: “Barrer las Rusias y morder la traición”. Durante siete años, de 1565 a 1572, aniquilaron a todo aquél que pudiera representar la mínima amenaza, obedeciendo ciegamente al zar. Saquearon, incendiaron y destruyeron ciudades enteras asesinando a miles de personas.

Lass posesiones de las antiguas familias nobles pasaron al patrimonio estatal o directamente a manos de los opríchniks, que se hicieron también con ciudades, tierras de cultivo y rutas comerciales, gozando de beneficios en los impuestos. El zar controlaba directamente grandes latifundios y todos los nobles terminaron por ser sometidos a la autoridad del zar.

La repentina muerte de su tercera esposa, Marfa Sobákina, hizo sospechar al zar que algunos miembros de su guardia de élite pudieron envenenarla. En la primavera de 1571, los tártaros de Crimea llegan a Moscú sin que los opríchniks hicieran nada para evitarlo, por lo que el zar decidió abolir el sistema de la Opríchnina, sin embargo, los 10 000 muertos que ocasionaron instauró un régimen de terror y obediencia que persistiría durante años.

Ivan el Terrible hizo grande a Rusia, acometió las reformas necesarias para su expansión, fundó el Zemski Sobor (el primer parlamento), conquistó Siberia y derrotó a los tártaros, pero su crueldad y feroz represión inspiró siglos después a Pedro I de Rusia y Stalin para instaurar sus propias dictaduras. Por cierto, el zar murió en extrañas circunstancias el 18 de marzo de 1584 cuando se disponía a jugar una partida de ajedrez con Bogdan Belski, uno de sus asesores más cercanos. ¿Quizá murió asesinado? Quien sabe, enemigos se hizo y muchos.

Para saber más:

Descubren un arsenal de la época de Iván el Terrible

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. melbag123 dice:

    Muy interesante información. Me gusta la historia rusa. Un abrazo en Día de Reyes.

    1. Hola Melbag,
      espero que los Reyes Magos te trajeran todo lo que les pediste y que tengas mucha salud. Ya se ve luz en el final del túnel y aunque queda mucho camino todavía para llegar a ella, al menos comenzamos a ver una salida a la pandemia.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .