Entre lictores y Beneméritas

Publicado por
Julio César flanqueado por sus líctores, en la serie Roma (HBO)

No voy a negar que el título pueda extrañar de entrada, pero la Guardia Civil Española, una de las dos fuerzas de seguridad de ámbito nacional junto con el Cuerpo Nacional de Policía, se la reconoce en su emblema con una espada y una fasces que ya identificaban 2000 años atrás a los escoltas de algunos magistrados de la antigua Roma conocidos como lictores. En la imagen podemos verlos flanqueando a Julio César en la laureada serie de televisión Roma. Descubramos quienes eran estos funcionarios públicos…

Lictores

Sus orígenes lo encontramos en los pueblos de la Antigüedad localizados en la Toscana de Italia conocidos como etruscos. Podríamos decir que eran como policías locales y desempeñaban distintas funciones, una de ellas escoltar a los reyes, privilegio que se extendió con el tiempo a los primeros magistrados de la República.

Normalmente se escogían entre las clases inferiores del pueblo, con el tiempo esclavos emancipados o afines al magistrado. Su sueldo era más bien escaso y sus tareas y emblema podía ser distinto si se encontraban fuera de la ciudad de Roma o dentro de la frontera sagrada de la ciudad (pomerium). En el primer caso, portaban sobre el hombro izquierdo un haz de varas (fasces), en el que se insertaban una o dos hachas, representación de la capacidad del magistrado para castigar y ejecutar. Si se encontraban en el interior de la ciudad llevaban la fasces sin hachas al no poder ejecutar a ningún ciudadano, pero sí azotarlo. Así pues, los lictores también se encargaban de ejecutar a los reos cuando eran ciudadanos romanos.

Agrupados en un colegio que era responsable de su organización, se calcula que fueran unos 200 o 300. El dictador podía tener 12 lictores, cifra que se dobló a partir del siglo I a. C. por el Dictador de la República Romana Lucio Cornelio Sila; los cónsules y procónsules, 12; los pretores y propretores, 6; los ediles curules, 2.

Guardia Civil

En tiempos de los Reyes Católicos se creó un reglamento para las hermandades policiales que había existido en España siglos atrás e instituyó la Hermandad General, conocida después como Santa Hermandad, en las Cortes de Madrigal de 1476. Esta podría considerarse la antecesora de las Fuerzas de seguridad de nuestros tiempos pero solo tenía jurisdicción en los territorios de la Corona de Castilla. La componían 2000 soldados a cargo del Duque de Villahermosa. Su característica vestimenta, un chaleco de piel sin mangas que dejaba al descubierto su camisa verde hizo que se les conociera como los «mangas verdes», de ahí la conocida expresión ¡A buenas horas, mangas verdes! que expresaba la tardanza de su ayuda cuando era requerida 😉

En el resto de territorios de la Monarquía Hispánica actuaban milicias armadas de carácter rural: en Cataluña, los «Migueletes», «Somatenes» o las «Escuadras de Paisanos Armados»; en Aragón, los «Guardas del Reino»; en Andalucía, los «Escopeteros voluntarios»; en Galicia los Caudillatos, precedente de las «Compañías de milicia honrada», entre otros. Todas estas unidades armadas tuvieron un carácter más rural que urbano y su composición varió mucho con el tiempo.

En 1820 los progresistas de las Cortes de Cádiz reconstituyen la Milicia Nacional pese a ser disuelta por Fernando VII, pasando a llamarse poco después «Cuerpo de Voluntarios Realistas». La Guardia Civil o la Benemérita, como se la conoce popularmente, fue creada el 28 de marzo de 1844 por Real Decreto con el general Ramón María Narváez como presidente, y su primer director general fue Francisco Javier Girón y Ezpeleta, II duque de Ahumada -su padre ya concibió antes su proyecto- ante la necesidad de disponer de un cuerpo de seguridad pública a nivel nacional. Al principio se dedicó a la seguridad en el campo y al orden público en general, destacando su lucha contra el bandolerismo que acechaba entonces a la península, sobre todo en Andalucía tras la Guerra de la Independencia contra Francia.

Primera fotografía conocida tomada a un Guardia Civil, en Reinosa entre 1855 y 1857.

Desde 1959 amplió sus competencias al tráfico y fue la principal fuerza policial contra la banda terrorista ETA. Actualmente es el cuerpo policial con mayor número de agentes de España y la que más competencias policiales tiene.

Retomando la relación entre la Guardia Civil y los lictores de la antigua Roma hemos de fijarnos en el símbolo del escudo de la Benemérita. Al principio utilizó como emblema las letras G y C entrelazadas, junto a la Corona Real, y a partir de 1943 evolucionó al actual: una espada y una fasces, con un haz de lictores, que representa la Ley y la autoridad. Además, en él podemos ver una espada entrecruzada que muestra la sumisión de la fuerza al servicio de la autoridad legalmente constituida y un hacha, vinculada a la fuerza.

Así, el haz de lictores es un símbolo romano que representa autoridad, al igual que en nuestros tiempos la Guardia Civil. Pero este símbolo lo encontramos también en otras fuerzas policiales en la historia, así como en la estatua del presidente Abraham Lincoln en Washington, sentado con los brazos apoyados en columnas en forma de haz de lictores.

Para saber más:

Web Oficial Guardia Civil

Información basada en wikipedia.com

2 comentarios

Responder a franciscojaviertostado Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .