Esos niños prodigio de la Historia

Publicado por

Hablemos de superdotados, concretamente de niños prodigio. A lo largo de la Historia encontramos a personas que en su momento sobresalieron e incluso dejaron parte de su genio plasmado en hermosas melodías, soluciones matemáticas a ecuaciones que parecían de imposible resolución, cautivadoras pinturas o simplemente asombraron al mundo entero por su increíble capacidad intelectual.

Los expertos dicen que el término de niño prodigio hay que aplicarlo cuando un niño menor de 10 años domina uno o más campos científicos de la misma manera que lo haría un adulto. Por otra parte, el genio no distingue de sexos, y aunque se conocen muchos más casos de niños que de niñas, a lo largo de los tiempos a ellas no se les dio tantas oportunidades para mostrar su talento.

Músicos

Si hay un personaje que se nombra hasta la saciedad para referirnos a niños prodigio ese es Wolfgang Amadeus Mozart, que a los 5 años ya componía obras, a los 8 años compuso su primera sinfonía y con tan solo 12 años su primera ópera. Otros, Mendelssohn; Isaac Albéniz que debutó como músico a los … ¡4 años!; el director de orquesta Daniel Barenboim, que dirigirá el próximo año a la Orquesta filarmónica de Viena en el tradicional concierto de Año Nuevo; Roberto Benzi, otro precoz director de orquesta; y hasta nuestro querido Stevie Wonder, que inició su carrera a los 12 años.

Matemáticos y físicos

Uno de los casos documentados más antiguos es el del matemático Blaise Pascal, nacido en 1623 e hijo de un funcionario de hacienda del Estado francés, quien se percató de las cualidades de su hijo y orientó su educación al dominio del álgebra. Con tan solo 11 años asistía a reuniones científicas junto a las mentes más privilegiadas de su tiempo, y entre sus aportaciones a la ciencia destaca una máquina de calcular, la «pascalina», que permitía sumar y restar automáticamente.

El coreano Kim Ung-Young (1962- ) sigue vivo trabajando como ingeniero totalmente apartado de la vida pública y ha sido reconocido en el Libro de los Récords Guinness como la persona con mayor coeficiente intelectual, puntuando 210 (con el permiso, claro está, de William James Sidis, del que hablaré más adelante). Comenzó a hablar a los 4 meses de edad; con 2 años leía japonés, coreano, alemán e inglés; a los tres años empezó a ir a clase de física invitado en la Universidad de Hanyang en Corea del sur y con 8 años fue invitado por la NASA a estudiar en los Estados Unidos, regresando después a Corea para seguir estudiando allí.

Gregory Smith, niño nacido en 1989 y que, según su padre, «quiere ser presidente de los Estados Unidos». En un solo año saltó del segundo curso de la escuela primaria al octavo; a los 14 meses memorizaba y recitaba libros; al año y medio podía sumar y con 2 años leía perfectamente. Ingresó en la universidad de Matemáticas a los 10 años, graduándose tres años después.

Encontramos a tres mujeres que de un forma u otra destacaron en este campo:

María Gaetana Agnesi (1718-1799) hablaba perfectamente francés e italiano con 5 años de edad; ofreció un discurso en latín delante de los intelectuales más distinguidos de Italia y destacó en matemáticas, considerándose la primera mujer del mundo occidental en obtener reputación internacional en dicha materia.

La rusa Sofia Kovalevski estudió álgebra de niñas, escondiéndose de su padre que despreciaba que las mujeres destacaran en inteligencia. A pesar de aprender sola un maestro le empujó a que siguiera estudiando, convirtiéndose a finales del siglo XIX en la primera mujer de la historia en obtener un doctorado en matemáticas.

Shakuntala Devi (1929-2013) a los tres años ya destacó con los números a través de trucos de cartas y con el tiempo se le conoció como la «computadora humana», por sus habilidades matemáticas al ser capaz de multiplicar dos cifras de 13 números elegidos al azar en tan solo 28 segundos o extraer la 23ª raíz cuadrada de un número de 201 dígitos en 50 segundos. Su talento ha sido reconocido en varias ocasiones en el Libro Guinness de los Récords.

Idiomas

El padre fundador de la egiptología, Jean François Champollion, descifró el enigma de la piedra Rosetta con 30 años de edad, pero es que con tan solo 15 años hablaba francés, latín, griego, árabe, hebreo, sirio, sánscrito y copto.

William Rowan Hamilton a los 5 años dominaba griego, hebreo y latín, y con 13 años sabía 13 idiomas, incluyendo algunos tan raros como sánscrito y dialectos indígenas.

William James Sidis

El caso del lingüista, médico y matemático William James Sidis (1898-1944) es cuanto menos sorprendente. De hecho, se le considera la persona con el coeficiente intelectual más alto nunca registrado, entre 255 y 300 puntos (Stephen Hawking tiene «solo» 160) y se le considera la persona más inteligente de la historia. Comenzó a leer periódicos con año y medio; hizo tercero de primaria en tan solo tres días; con ocho años hablaba ocho idiomas y había escrito cuatro libros (dos de anatomía y dos de astronomía). A esa edad fue aceptado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y con 11 años ingresó en la Universidad de Harvard, siendo experto en matemáticas y graduándose en medicina a los 16 años. Sus padres eran médicos y aplicaron sus conocimientos de psicología en su hijo para potenciar su capacidad intelectual. Antes de morir, a los 46 años de edad, era capaz de hablar cerca de 40 idiomas perfectamente.

Pintores

Sin duda, Pablo Picasso, que expuso su primera gran pintura a los 15 años en Barcelona. Al año siguiente ganó una medalla de oro en Málaga con su obra Ciencia y Caridad, y recibió una mención de honor en una exposición nacional de Bellas Artes de Madrid. Durante toda su vida pintó grandes obras maestras siendo reconocido como uno de los más grandes de la historia.

Niños médicos prodigio

El gran Avicena (980-1037) memorizó el Corán a los 10 años y con 13 estudió medicina. No enumeraré sus logros, pero os invito a descubrirlos en este artículo del blog.

Akrit Jaswal nació en India en 1993 y se trata de la persona con el cociente intelectual más alto registrado nunca en la India, con una cifra de 146. A los 10 meses ya caminaba y hablaba; escribía a los 2 años; a los 5 años leía a Shakespeare en inglés; a los 9 daba clases en su escuela local y a los 11 años comenzó sus estudios en la Universidad de Punjab en Chandigarh en ciencias de la zoología, botánica y química. Su relación con la medicina le viene ya a la tierna edad de 7 años al realizar con éxito su primera cirugía con los únicos conocimientos que tenía de los libros de medicina que había leído hasta entonces. Su paciente era una niña de 8 años, que a consecuencia de un incendio cuando era bebé sufrió severas quemaduras que le impedían separar los dedos de su mano y al no poder su familia pagar los servicios de un médico, Akrit, que ya por entonces tenía fama en la región de ser un genio médico, le separó los dedos en una operación que duró una hora (podéis verlo en este video).

Akrit Jaswal dedica su genio en la actualidad al campo de la investigación en Oncología y a encontrar una cura del cáncer basada en un concepto que él mismo definió: la terapia génica oral.

Otro médico ilustre nacido en la India en 1997, aunque nacionalizado estadounidense, Balamurali Ambati, estudió en la universidad a los 12 años e ingresó en el Libro Guinness de los Récords como el médico más joven del mundo, a la edad de 17 años y 294 días, ejerciendo como reputado oftalmólogo hoy en día. Otro médico estadounidense, Sho Yano, nacido en 1990, comenzó a estudiar en la Universidad Loyola de Chicago a los 9 años graduándose con la máxima distinción a los 12 años. Se le estima un coeficiente intelectual de 200.

Michael Kevin Kearney

Dejo para el final el caso de este niño prodigio nacido en 1984 al que le diagnosticaron precozmente un Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, eso que algunos de vosotros reconoceréis como TDAH. Fue educado en su casa por sus padres, junto a su hermana, que también es niño prodigio. Pronunció sus primeras palabras a los 4 meses y aprendió a leer a los 10 meses. Con 4 años recibió las pruebas de diagnóstico de opción múltiple para el programa de matemáticas precoz de John Hopkins y sin haberse preparado para el examen sacó un puntaje perfecto.

Se graduó a los 8 años en Ciencias en Geología y aparece en el Libro de los Récords Guinness como el graduado universitario más joven del mundo a la edad de 10 años en antropología de la Universidad del Sur de Alabama. A los 14 años finalizó su tesis en la Universidad Estatal de Middle Tennesseeen bioquímica, tres años después obtuvo su segundo título de maestría, en la Universidad de Vanderbilt en ciencias de la computación y a los 22 años un doctorado en química.

Michael Kevin Kearney tuvo tiempo de visitar varios platós de televisión y presentarse en programas de preguntas y respuestas en los que ganó suculentos premios, como el millón de dólares que ganó en noviembre de 2006 en el juego Gold Rush.

El dilema de ser niño prodigio

Debemos distinguir entre niño prodigio y adulto genio, ya que, el primero es un niño muy precoz en un campo que ya está inventado, sin embargo, el adulto genio es alguien que revoluciona un área de conocimiento.

«Solo sé que no sé nada» es un conocido dicho que se deriva de lo relatado por el filósofo griego Platón sobre Sócrates. Puede que muchos de nosotros tengamos cierta envidia de estas privilegiadas mentes, no obstante, ser un prodigio es un dilema. Suelen ser personas emocionalmente intensas que se sienten anormales con frecuencia. Son autocríticos y conviven con sentimientos de ansiedad e inferioridad, un conflicto interno que les marca como personas durante toda su vida. La mayoría de los niños prodigios no realizarán grandes descubrimientos creativos de adultos, sino que terminarán por ser profesores en alguna prestigiosa universidad o destacarán sin más en algún campo.

Si os quedasteis con ganas de conocer a otros niños prodigios aquí encontraréis mucho más, y para terminar una pregunta: Si os dieran a elegir entre ser niño prodigio o adulto genio, ¿qué escogeríais?

Links imágenes:

educandosinfiltros; secretele.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.