Catar, entre cultura, libros y arena

Publicado por

Estos cinco risueños personajes bien podríamos ser -salvando las distancias y las diferencias- el grupo de cinco amigos que recientemente pasamos unos días en la península de Catar, en la península arábiga. Risas no faltaron, diversión en el desierto tampoco, y como somos así de «raros» nos empapamos de sus tradiciones y cultura. Muchas cosas nos impresionaron pero su Biblioteca Nacional nos dejó a todos con la boca abierta.

Un país con una historia singular

Bañado por las aguas del golfo Pérsico -calientes, de eso doy fe 😉 -, Catar es una monarquía absoluta gobernada por la familia Al Thani desde mediados del siglo XIX y hace ocho años que ocupa el cargo de emir Tamim bin Hamad Al Thani.​ Dedicada a la recolección de perlas y al comercio marítimo, su precaria economía la obligó a marcar con una cabra y la inscripción en árabe de «Qatar» las monedas extranjeras para permitir su circulación durante el siglo XVIII y principios del XIX. Pero todo cambió alrededor de 1940 a raíz del descubrimiento en su territorio de petróleo y de gas natural que ha convertido al pequeño emirato en uno de los países más ricos del mundo ¡Imaginaros pasar de la noche a la mañana de vivir en la más absoluta pobreza, rodeado de cabras y la arena del desierto, a tener la mayor renta per cápita del planeta!

Vieja ciudad de Doha, enero de 1904 (izqda) y Doha en la actualidad (derecha)

Catar ha sido habitada desde el paleolítico, siendo los primeros habitantes conocidos los cananeos. Posteriormente estuvo bajo el poder de varios gobernantes, como Sargón I (2335-2279 a. C.), y en el I milenio a. C. se unió a la federación de Dilmun, correspondiente a unos enclaves comerciales situados en las islas de Baréin en el golfo Pérsico.

Le debemos la primera mención de los habitantes de esta península a medidados del siglo I al escritor romano Gaius Plinius, refiriéndose a ellos como los Catharrei, y un siglo después, el griego Claudio Ptolomeo produjo el primer mapa conocido para representar la península, mencionándola como Catara. El Islam llegó en el siglo VII y durante muchos siglos estuvo en manos de los persas, para después formar parte del Imperio otomano hasta 1915. Un año después, el emir ‘Abd Allāh firmó un tratado con el Reino Unido por el cual el emirato se convirtió en protectorado británico, hasta que en 1971 consiguió su independencia.

A día de hoy la población censada no llega a los tres millones de personas, la mayoría trabajadores extranjeros procedentes de países de religión islámica, como Pakistán, Bangladés o Indonesia, pero también filipinos y europeos. Son cataríes solamente el 20 % de los habitantes del país, residiendo cerca del 90 % de ellos en Doha, la capital. La religión predominante es el islam, siendo casi todos los cataríes musulmanes, y aunque el idioma oficial es el árabe, el inglés es hablado por prácticamente todos.

El sol y el calor acompañan a todos los que visitan el país y Doha ofrece una maravillosa combinación de ciudad cosmopolita y antiguas tradiciones. Imprescindibles son las visitas a la Mezquita del Imán Muhammad ibn Abd Al Wahhab; curiosear por el principal zoco de la ciudad, el Mercado de Souq Waqif; visitar uno de los museos de arte islámico más completos del mundo, el Museo de Arte Islámico; el Museo Nacional, conocido como la «Rosa del Desierto» por su forma y diseñado por Jean Nouvel; relajarse en el resort Banana Island; caminar por el barrio de La Perla y hasta divertirse en quads o buggies por las dunas del desierto, eso sí, con cuidado de no volcar…

Aquí intentando levantar nuestro buggy

La Biblioteca Nacional de Catar

El poderoso lobby cultural Qatar Foundation, dirigido por la jequesa Mozah bint Nasser, fue el encargado de dirigir el proyecto de la Ciudad de la Educación en la ciudad de Doha, un campus académico inaugurado en 2003 que alberga diversas instalaciones de investigación y educación reconocidas a nivel internacional, y en él encontramos la Biblioteca Nacional de Catar, un edificio de 138 metros de longitud y un área de 42 000 m² que alberga una biblioteca pública con más de un millón de libros escritos en 22 lenguas distintas, en un espacio diáfano donde los libros y las personas se integran perfectamente.

El edificio está hecho en mármol blanco, al igual que las estanterías, y alberga diversas salas de estudio, mesas de lectura, una mesa de conferencias circular y un gran auditorio polivalente.

En el centro de la biblioteca, a seis metros de profundidad, encontramos la colección patrimonial con vitrinas climatizadas que guardan en su interior algunos de los más importantes y raros manuscritos del Medio Oriente, valiosas piezas compradas en las mejores casas de subastas del mundo (será por dinero). Entre sus paredes de travertino beige encontramos espléndidos manuscritos del hadiz islámico hasta primeras ediciones del Vitruvio de Barbaro o del Divina Proportione de Luca Pacioli.

Aquí os dejo algunas de las joyas que pueden encontrarse.

En 1999 se celebraron las primeras elecciones populares de la historia del país y en ellas se permitió que votaran las mujeres, en abril de 2003 se aprobó en referéndum una nueva Constitución que no prevé la creación de partidos políticos, aunque se reconoce la libertad de expresión, de asociación y de culto. Catar, al igual que los Emiratos Árabes Unidos, sabe que sus reservas de petróleo tienen fecha de caducidad y es por eso que desde hace unos años buscan otros sistemas como el turístico para generar ingresos. Sus playas, las compras, su cultura y su lujo son reclamo para miles de personas cada año y en el caso de Catar la celebración el próximo año de la vigésimo segunda edición de la Copa del Mundo de Fútbol masculino organizada por la FIFA, serán, sin duda, una apuesta ganadora.

Para saber más:

plataformaarquitectura.cl

Biblioteca Digital de Catar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.