La moda de pintarse las rodillas

Publicado por

Desde que Betty Boop hiciera su primera aparición en 1926 se convirtió en todo un fenómeno social. Con su vestido corto, pechos prominentes y su pronunciado escote, es el primer personaje de dibujos animados que representa completamente una mujer sexual y el primero en representar una chica flapper.

En los felices años veinte del siglo pasado, tras la Primera Guerra Mundial, en un período de liberalismo social y turbulencias políticas, surgió un nuevo estilo de vida entre algunas mujeres jóvenes que escuchaban jazz y bebían alcohol, fumaban, aspiraban cocaína, tenían citas y hasta conducían automóviles.

Fácilmente identificadas por su aspecto físico llevaban lápiz de labios a prueba de besos, llamativos maquillajes, el pelo corto con un corte bob cut teñido de negro o rubio platino, pulseras y grandes collares, y faldas cortas que dejaban ver las rodillas, eso sí, cuando bailaban.

Pues de las rodillas de estas chicas flappers quería explicaros una curiosidad, y es que se puso de moda entre ellas (y también entre alguna que otra joven) pintarse en esa parte de su anatomía unos dibujos que las hacían sentirse más bellas y atractivas. Al principio no eran más que simples colores y con el tiempo elaboraron dibujos cada vez más complejos dependiendo de la habilidad y del tiempo que disponían para arreglarse.

Por desgracia el Crack del 29 y la posterior Gran Depresión terminaron en pocos años con esta moda, y sí, puede que hoy nos parezca poca cosa eso de pintarse las rodillas si comparamos con los tatuajes que se hacen en la actualidad, pero es que… eran otros tiempos.

10 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.