Los molinos de viento del ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha

Publicado por
Don Quijote y los molinos de viento, de José Moreno Carbonero
Hacia 1900. Óleo sobre lienzo, 290 x 279 cm (Museo del Prado)

Muchos expertos dicen que la Villa de Campo de Criptana, en pleno corazón de La Mancha, fue el lugar de inspiración para Miguel Cervantes de Saavedra en la épica batalla contra unos «gigantes», que en realidad eran molinos de viento, en el capítulo VIII de la Primera Parte de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Sí, hay otras villas manchegas que se disputan tal honor, pero tras visitar este lugar puedo asegurar que se hace difícil no coincidir con tal afirmación.

Para empezar… esta panorámica

Es uno de los paisajes más pintorescos de Castilla-La Mancha, con la Villa de Campo de Criptana, abajo, coronada en la Sierra por diez molinos de viento. Sabemos por la documentación que se conserva que en 1752 había catastrados 35 molinos, de los que quedan tres originales del siglo XVI, por cierto, tienen nombre: Burleta, Infanto y Sardinero, actualmente declarados Bien de Interés Cultural.

Breve historia de los molinos de viento

Como curiosidad decir que el texto más antiguo que menciona un molino de viento es el Libro de los ingenios mecánicos (850) de los hermanos Banu Musa, unos eruditos persas que trabajaron en Bagdad durante la Edad de Oro del islam. Sabemos que el primer ingenio de viento con utilidad práctica reconocida surgió entre los siglos VI y VIII en Persia, en el territorio de las actuales Irán y Afganistán. Pronto se expandió por Oriente Medio y después se introdujo en Europa a través de Al-Ándalus en el siglo X, encontrándose los más antiguos registrados en la provincia de Tarragona (España).

Tras la llegada del molino de viento a Europa, este se extendió rápidamente por dos vías distintas: la mediterránea, iniciada en la Europa islámica, y la centrada en Inglaterra, Bretaña y los Países Bajos, ambas con tipologías de molino distintas. En el siglo XIV se hicieron populares, estimándose que el número total de molinos de viento fue de alrededor de 200 000 en su punto máximo en 1850, de ellos 10 000 en los Países Bajos, de los que unos 1000 siguen en pie.

Los molinos de Don Quijote

En esta imagen se pueden ver los tres molinos originales (techo más oscuro)

El término municipal de Campo de Criptana ha sido un área poblada desde el neolítico  y la primera reseña de sus poblaciones la encontramos de la mano del historiador romano Tito Livio durante su relato de la conquista romana de Hispania. La villa creció en el siglo XVI y se inició la producción de harina en sus conocidos molinos de viento.

Se les identifica porque presentan el techo más oscuro al ser de madera y conservar en su interior la maquinaria original, que sigue funcionando a la perfección. Son molinos construidos en mampostería y blanqueados con cal. Tienen tres plantas: la superior con las piedras de moler y las inferiores de almacén y embalaje. Arriba presentan una planta circular horadada de ventanucos, guía para la orientación del viento, que indicaba hacia dónde girar la cubierta cónica para que sus aspas aprovecharan el viento a conveniencia. En este vídeo podéis apreciar mejor lo que os acabo de explicar.

Casas-Cueva del Albaicín

Al subir a la Sierra de los Molinos y al Cerro de la Paz pasamos por un barrio típico manchego, el Albaicín de Campo de Criptana, de origen árabe, con sus casas pintadas en blanco y añil (color asociado a la creencia de que espantaba a demonios, brujas y otros seres malignos de la casa) y de teja árabe. Aquí encontramos las casas-cueva, construcciones típicas excavadas en la roca, donde vivían antiguamente los vecinos, que en la actualidad pueden visitarse dos de ellas. Algunas de estas cuevas también tenían un almacén de grano que posteriormente se molía en los molinos de viento, y generalmente, los animales de carga también vivían bajo el mismo techo.

Cuna de otros ilustres

Pero Campo de Criptana también es conocida por ser cuna de la intérprete y cantante Sara Montiel y del músico, compositor y director de orquesta español Luis Cobos. En uno de los molinos se encuentra el museo que el pueblo ha dedicado a la internacional actriz en el que podemos ver algunos de sus objetos personales.

Si tenéis oportunidad de acercaros a Castilla-La Mancha no dejéis de visitar la legendaria tierra en la que de Don Quijote luchó contra estos «gigantes». Una visita que os transportará a otra época.

7 comentarios

    1. Hola Enrique,
      debo reconocerte que fui este verano y aunque el pueblo queda un poco alejado de otros destinos más turísticos, bien merece la pena desviarse para conocerlo. De esos lugares de España que te transportan a otras épocas.
      Abrazos

  1. Saludos mi médico-historiador favorito. Desde el otro lado del océano disfrutando de tus escritos. Don Quijote es importante para mí porque formó parte del currículo de mi escuela que llevaba por nombre Escuela Superior Miguel Cervantes de Saavedra. Me ha encantado ver el lugar que inspiró esa batalla a través de tus ojos. Como siempre un abrazo desde mi islita.

    1. Hola Melbag,
      primero de todo espero que todo te vaya muy bien y aunque la distancia es mucha, la amistad y el cariño también. Me alegró saber que te gustó y que continúas leyendo el blog, eres una de mis más fieles seguidoras, además, en enero cumpliremos diez años desde el primer artículo publicado. ¡Lo celebraremos a lo grande y con sorpresa!
      Un abrazo

  2. Me encanta!
    Debo ser un bicho raro porque, en mi adolescencia, leí por primera vez El Quijote y lo disfruté muchísimo leyendo simplemente como un libro de aventuras de su protagonista.
    Al menos lo leí otras dos veces y ahora he disfrutado también de cuanto expones en tu post.
    Saludos cordiales!

    1. Hola bisílaba,
      de bicho raro nada, creo que no eres la única que lo leyó de joven. Puede que en los tiempos que corren se lean otras cosas, pero El Quijote debería ser lectura obligatoria en todas las escuelas.
      Abrazos 😉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.