Acerca de mí

Nací en Barcelona (España) el 27 de diciembre de hace ya… cincuenta años, en el mismo hospital donde después aprendí mi profesión. Me licencié en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona y soy especialista en Obstetricia y Ginecología. Tras subespecializarme en el Diagnóstico Prenatal empecé a desarrollar mi actividad tanto en el ámbito privado como el público en dicha ciudad. Compagino (como puedo) mi trabajo con mi gran afición, la Historia, y soy autor de los libros Quevedo y yo nunca fuimos amigos, pero os contaré una historia y Cómo enfermar y no morir en el intento y las novelas históricas Lucius Cassius, el médico esclavo y El Escrito de Dios.

Entre mis otras aficiones destacaría la guitarra eléctrica, y sí, AC/DC es el mejor grupo del mundo.  😉

He creado este blog para compartir conocimientos relacionados con la Historia en general y la Medicina en su vertiente histórica sin dejar de lado otros muchos aspectos de las Humanidades.

Puedes contactar conmigo en el siguiente correo electrónico  quevedoyyo@gmail.com

216 comentarios

  1. Muy buenas noches mi querido Francisco Javier, estimado colega:
    No quiero que pase ni un minuto más sin que te falte mi cordial felicitación de cumpleaños…, a la que llego por pelos…. (la lavadora que ha alargado su último programa!!!!) Bueno, pues éso…, que la salud inunde tu vida y la de los tuyos no solo hoy sino todo el año que comienzas, para que la vida nos siga regalando tu erudición y tus ganas de comunicar!!!! Zorionak… (que el vuelo de tus pájaros te sea propicio, amigo!!!!)

    1. Hola José Luis,
      como dijo (o eso dicen que dijo) el filósofo griego Diógenes de Sínope hace más de 2000 años ‘Más vale tarde que nunca’. Te agradezco muy mucho tu felicitación y esperemos que termine ya este maldito año para que empiece un 2022 (me gusta este número) mejor para todos y para el mundo entero. Aquí estaremos si Dios quiere siguiendo publicando con las mismas ganas que antes y espero poder coincidir y verte en algún congreso próximamente.
      Besarkada bat zuretzat ere 😉

  2. Buenas noches, Francisco Javier. Justo, me topaba hoy con una serie de páginas que afirman que el canibalismo medicinal se sucedió en la Europa de la Era Moderna como una práctica común y aceptada por la élite. No he encontrado ninguna tesis al respecto. ¿Qué hay de cierto en ello?

    1. Hola Javier,
      no sé si te refieres a lo mismo pero ya desde los tiempos de Plinio el Viejo se utilizaba el polvo de momia con fines curativos. Especialmente a partir del siglo XIV los cuerpos momificados se molían para obtener el polvo y se distribuían a los boticarios de toda Europa, quienes los diluían en vino y miel o en agua. En Europa su uso estaba tan extendido que incluso el rey Francisco I de Francia viajaba siempre con una provisión de momia por si la necesitaba
      Según palabras de Paracelso «No hay mejor remedio para el cuerpo humano que el propio cuerpo humano reducido a medicamento». Pocos se atrevieron a contradecir esta práctica, puede que uno de los primeros en hacerlo fue el cirujano Ambroise Paré en el siglo XVI.
      Saludos y muchas gracias por animarte a comentar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.