El agua del Carmen, esa droga de nuestras abuelas

“Maravilloso elixir y antídoto”, así se describe en los libros antiguos a un remedio muy popular entre nuestras abuelas. Me refiero, claro está, al “agua del Carmen”, pero su curioso nombre no hace referencia ni al agua, ni a ninguna Carmen.

¡Agüita fresca traigo del río, para que tomen todos los días, aguateroooo!

Serenos, afiladores, pregoneros, colchoneros, resineros, campaneros, cenacheros, deshollinadores y aguaderos. Todas profesiones prácticamente olvidadas, muchas extinguidas, y pocas, muy pocas son las que se resisten a desaparecer. Para evitar que esto ocurra pondré mi granito de arena y hablaremos de los últimos, los aguaderos.

El fraude de los fontaneros en la antigua Roma

En un post anterior hablamos de la Cloaca Máxima y de las impresionantes obras de ingeniería  que construyeron los romanos para evacuar las aguas residuales. Hoy me gustaría hacer una mención a los no menos faraónicos sistemas de abastecimiento de agua en las ciudades y de quienes los mantenían, los aquarii  o fontaneros.