El cruel ayuno de Sancho I “el Craso” (el Gordo)

Viendo el cuadro de arriba nada hace sospechar que el rey Sancho I de León representado aquí pesara en realidad 240 kilogramos (de aquí el sobrenombre de “el Craso”). Esto le representó un serio problema para reinar y no le quedó otra opción que ponerse en manos de uno de los médicos más prestigiosos del…