Ara Pacis, el Altar de la Paz de Augusto

“Cuando regresé a Roma de la Galia y de Hispania, bajo el consulado de Tiberio Nerón y Publio Quintilio, felizmente concluidas las empresas en aquellas provincias, el senado decretó que había que consagrar un ara a la paz  augustea en el Campo Marcio (Campo de Marte) y ordenó que en ella los magistrados, los sacerdotes…