Ser madre en Roma(I)

La vida de un recién nacido tenía poco valor en Roma a no ser que se esperara el nacimiento para garantizar la descendencia legítima de un rico patricio o como esperanza de mano de obra para una humilde familia. Durante el embarazo imploraban a la diosa Juno Lucina que el recién nacido presentara la cabeza…