Año 146 a. C. Roma llega a lo más alto

Dicen que cuando uno llega a lo más alto, solo puede caer, y en parte, solo en parte, también se puede aplicar a la antigua Roma. Si hay una fecha que representó un antes y un después en su grandeza, un año en que todo cambiaría para siempre, esa es el 146 a. C.