¿Nos mentía Popeye con sus espinacas?

Muchos de nosotros hemos crecido con las aventuras de Popeye el marino. Sus característicos tatuajes de ancla, su forma de hablar, su pipa, su ojo izquierdo -por cierto, sigue siendo un misterio como perdió el otro-, y sobre todo, la superfuerza que conseguía tras ingerir una lata de espinacas y que le permitía machacar a…