Lapis specularis, el cristal del Imperio

En las domus romanas las ventanas eran muy pequeñas para evitar tanto la incursión de los ladrones como para evitar el ruido de la calle. Sus amplios patios interiores servían a la vez para iluminar y airear las estancias de la casa así como protegerlas de las inclemencias del tiempo. Será en la época de…