bosque de teutoburgo

¡Varo, devuélveme mis tropas!

En muy pocas ocasiones, por no decir nunca, el emperador Augusto se desesperó tanto como entonces. Su enojo era tal que meses después de la terrible derrota no paraba de darse golpes contra los muros del palacio mientras repetía con desespero Quintili Vare, legiones redde!, es decir, “Quintilio Varo, devuélveme mis legiones”, y así lo…

Druid Sacrifice

Los druidas, esos filósofos sabios.

“Tras haber preparado los sacrificios y los banquetes bajo los árboles traen dos toros blancos (…). En su túnica blanca, un druida sube el árbol para cortar el muérdago con su hoz de oro, otros vestidos de la misma manera lo reciben. Después matan a los animales de sacrificio y rezan para que el dios…

1280px-Ara_Pacis_Rom

Ara Pacis, el Altar de la Paz de Augusto

“Cuando regresé a Roma de la Galia y de Hispania, bajo el consulado de Tiberio Nerón y Publio Quintilio, felizmente concluidas las empresas en aquellas provincias, el senado decretó que había que consagrar un ara a la paz  augustea en el Campo Marcio (Campo de Marte) y ordenó que en ella los magistrados, los sacerdotes…

Tabas_Todas

El juego en la antigua Roma

En la actualidad, los juguetes electrónicos son los grandes dominadores en las preferencias de los niños a la hora de divertirse. Los que somos un poquito “más mayores” durante nuestra infancia y quizás de más mayores, para pasarlo bien, jugueteamos con innumerables juegos que podríamos calificar como “más tradicionales”: la pelota, los dados, la peonza… ¿Alguien…

juno

Ser madre en Roma(I)

La vida de un recién nacido tenía poco valor en Roma a no ser que se esperara el nacimiento para garantizar la descendencia legítima de un rico patricio o como esperanza de mano de obra para una humilde familia. Durante el embarazo imploraban a la diosa Juno Lucina que el recién nacido presentara la cabeza…