Pío Baroja, un escritor “de mucha miga”

Así le nombraba Rubén Darío, a lo que contestaba don Pío que Darío era escritor “de mucha pluma: se nota que es indio”. Pero la afirmación de Darío no era gratuita porque con ella hacía referencia al pasado de Baroja, un tiempo en el que además de médico ejerció de panadero en Madrid.