Y el décimo premiado (no) es… el mío

Puede que en estas fiestas navideñas fueras el agraciado de alguno de los premios del sorteo de Navidad, si es así, mis más sinceras felicitaciones, y en el caso de que no, siempre podemos alegrarnos por conservar la salud. Loterías y sorteos hay todo el año pero ninguna tan entrañable e ilusionante como la celebrada…