Los manuscritos de Qumrán

Costa noroeste del mar Muerto, enero del año 1947. Un pastor llamado Jum’a, persiguiendo una de las cabras extraviadas que pastoreaba junto con sus dos primos, Khalil y Mohammed ed-Dhib, entre las abruptas montañas rocosas de la zona, encontró una cueva que escondía un tesoro en su interior. No era oro, plata ni siquiera una simple figura de…