Entre madres, ritos y recién nacidos

En Castrillo de Murcia, un pueblecito de Burgos, en España, se celebra desde hace cuatro siglos, el domingo siguiente al Corpus Christi, una fiesta de lo más curiosa. En ella se colocan unos colchones en el suelo sobre los cuales se tumban a los niños nacidos ese año. Es entonces que hace su aparición El…

Vivaldi, otro genio nacido con “fortuna”

Hace un tiempo publiqué el artículo Prematuro y genial. En él hablé de Newton, Einstein, Darwin, Picasso, todos ellos genios entre los genios, nacidos prematuramente a los que les daban pocos minutos de vida y que la casualidad quiso darles una segunda oportunidad, afortunadamente para la Humanidad. Hoy quisiera acercaros a otro de estos genios,…

La placentofagia y sus “teóricos” beneficios

Pues qué queréis que os diga, si alguien tiene pensado comerse la placenta después del nacimiento de su hijo (o hija) puede hacerlo si tiene hambre, porque después del alumbramiento sus teóricos beneficios no dan para mucho más…

La cesárea, ¿uso o abuso?

Recientemente se celebró en la entrañable ciudad de Oviedo, en el norte de España, el XXXIV Congreso de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología. Entre muchos otros temas se trató uno que preocupa a los profesionales y seguro también a muchos de vosotros, me refiero a la práctica de la cesárea como vía de…

La Medicina en el Arte: Pintura – La Venus del Espejo

  ¡Mirad este cuadro con detenimiento! Seguro que muchos ya lo conoceréis. La Venus del Espejo es una obra maestra de Velázquez (1599-1660) y lo primero que nos llama la atención es el cuerpo de la mujer, de espaldas, con su cara borrosa reflejada en un espejo. Como os podéis imaginar mi intención a la hora…

Una prueba sencillamente genial: el test de APGAR

A lo largo de la historia, durante el parto la atención se ha centrado en su mayor parte en la salud de las madres y no tanto en los recién nacidos. La elevada mortalidad neonatal, asumida como algo difícil de evitar, hacía que la atención al bebé fuera tan básica como retirarle las secreciones, limpiarle…

Edad Media: una etapa muy embarazosa

“Practicar el coito llevando consigo una oreja de mula o excrementos de elefante, pasar sobre la sangre menstrual de otra mujer o untarse con ella, comerse una abeja o un corazón de ciervo”.  Estas eran algunas de las sorprendentes recetas anticonceptivas que recomendaba el médico (y filósofo) Pedro Hispano en su obra el Tesoro de los…

Las parteras aztecas

En anteriores posts hablamos sobre los cuidados que se realizaban durante el embarazo y el parto en el Antiguo Egipto y en Roma.  Hoy descubriremos cómo de avanzada era la civilización azteca en este aspecto ya que practicaban una medicina que nos puede llegar a sorprender incluso en la actualidad. Muestra de ello la encontramos…

Parir en el antiguo Egipto

“El mundo exige resultados. No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niño” (Indira Gandhi). Desde que el hombre es hombre (y la mujer, mujer), de la misma manera que los dolores del parto han estado presentes en cualquier nacimiento, la aceptación o rechazo del recién nacido por parte de la sociedad…

Parirás con dolor

Si hay algo que tienen en común todas las mujeres de cualquier civilización a lo largo de los tiempos es el de parir con dolor. Pero en el último siglo esto ha cambiado paralelamente al avance de la anestesia. En muchos hospitales de cualquier país (por desgracia no en todos) se dispone de la anestesia…

¿Parteros y comadrones..?

A principios del siglo XIX eran muchos los discursos que se difundían entre las mujeres  advirtiéndolas de los peligros y de la inmoralidad de estos hombres dedicados al arte propio de las comadronas. En la Antigüedad, el oficio de comadrón era desconocido pues eran las mujeres las que se dedicaban a ello, solo llamando al médico…

Ser madre en Roma (II)

El parto: Los partos, en el mejor de los casos, los controlaban matronas experimentadas (obstetrix): Vivaz de espíritu, ardorosa en el trabajo, con memoria y mucha sensibilidad, robusta, discreta y, algo muy importante, con dedos largos y uñas bien cortadas y cuidadas, para intervenir en el interior de la vagina de la parturienta.

Ser madre en Roma(I)

La vida de un recién nacido tenía poco valor en Roma a no ser que se esperara el nacimiento para garantizar la descendencia legítima de un rico patricio o como esperanza de mano de obra para una humilde familia. Durante el embarazo imploraban a la diosa Juno Lucina que el recién nacido presentara la cabeza…